vivir en una burbuja

En un pequeño pueblo de la costa, mantienen su residencia un grupo de sacerdotes (Alfredo Castro, Alejandro Goic, Jaime Vadell, Alejandro Sieveking) separados de la Iglesia por conductas ajenas a lo que la vida pastoral les exige. Alcoholismo, pedofilia, complicidad en crímenes políticos y hasta robo de bebés para darlos en adopciones fraudulentas, han dejado a estos religiosos lejos de la vida eclesiástica, sin más compañía que la hermana Mónica (Antonia Zegers), una religiosa designada a su cuidado.

Cuando otro religioso (José Soza) se suicida a poco de llegar al lugar, gatilla la intervención del arzobispado mayor, quienes envían al Padre García (Marcelo Alonso) a intervenir el refugio, causando la incomodidad de sus residentes…

elclub_02

Hora de pagar algunas deudas pendientes.

Pablo Larraín es el director más exitoso del cine chileno (o lo era, hasta Bear Story). A punto de haber tocado el cielo con No (2012), su nuevo filme era esperado con las expectativas por las nubes. Por eso, la carga para El Club, desde antes de su estreno, resultaba difícil de sobrellevar.

Pero las cosas se le fueron dando con relativa comodidad. Ganadora del Oso de Oro en el pasado festival de Berlín, tuvo un buen pasar en diversos festivales, y estuvo cerca de la nominación tanto al Golden Globe como al Oscar.

Al respecto, puedo decir algunas cosas.

Primero, me gustó. Quizás no tiene la grandeza, lo épico que tenía No. Por lo mismo, puede que muchos la encuentren no tan buena, y quizás sea cierto, pero eso en ningún caso debe predisponer a encontrar mala El Club porque, ciertamente, mala no es, y está muy lejos de serlo.

Lo que nos revela el gusto de Larraín por las historias difíciles de contar..y de tragar.

Pongámonos en la situación de estos personajes: cuatro religiosos dados de baja por su institución, por las más diversas y graves faltas, para que reflexionen en torno al por qué están en esta situación. Uno esperaría que se arrepintieran, se pusieran en los zapatos del otro. Pero no es así. Ninguno de los cuatro huéspedes de este club se arrepiente de sus actos, por el contrario, se sienten poco menos que orgullosos de eso y que han sido injustamente acusados o incomprendidos por una iglesia mal enfocada.

elclub_01

Eso es lo que hace difícil esta historia, la nula empatía de estos personajillos con su entorno. Ni siquiera la muerte de uno de sus colegas, o la aparición de un extraño individuo por los alrededores (Sandokán, otro gran trabajo de Roberto Farías) parece sacarlos de esa burbuja donde creen que ellos son los buenos y el resto los malos que los acosan. Y como se angustian cuando un personaje ajeno a su elemento, el cura enviado por la Iglesia para intervenir el refugio, alterando su burbuja. Eso es lo que estremece.

Cuando uno ve El Club y se acuerda de la manera como la Iglesia aborda casos como el de Karadima o Joannon, enviados a casas de retiro a “reflexionar” en vez de estar preso (un discurso parecido tiene García, el cura llamado a intervenir esta casa) más rabia, más descolocado se siente.

Queda claro que a Pablo Larraín le acomodan los temas difíciles, según demuestra El Club. Pero una cosa es que tengas un tema difícil de tratar y lo trates con sobriedad, en vez de recurrir al panfleto de turno. Larraín bien pudo haber aprovechado para lanzar algún tipo de consigna, pero si no lo hizo en un entorno mucho más político que éste, no veo de qué forma le servía hacer eso mismo ahora. Más bien, con muy buen gusto, ambientando la historia en un entorno sombrío que ayuda mucho al desarrollo de la historia, y con una sobriedad que se agradece, emplea la cámara para introducirse en las vidas de estos ex religiosos y deja que sean ellos mismos quienes expongan lo peor de sí mismos, la clase de basura humana que son.

El Club es una película de temática difícil de seguir, pero que está tan bien contada por Larraín y sin caer en excesos que no valen la pena (lo que son las cosas, poco antes se había estrenado EL Bosque de Karadima, película en que el morbo terminó salpicando tanto la historia que no aportó nada más que vergüenza ajena) que se convierte en una de esas películas, da lo mismo de donde provengan, que hay que ver.

***1/2

elclub_03

EL CLUB

Director: Pablo Larraín

Intérpretes: Alfredo Castro; Antonia Zegers; Marcelo Alonso; Alejandro Sieveking; Alejandro Goic; Jaime Vadell; Francisco Reyes

Drama

2015

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s