Especial Star Wars 3: La Caída del Caballero

(esta columna fue publicada hace un tiempo atrás, pero con ocasión de este especial, se republica, con algunas modificaciones)

En la instancia más difícil de la guerra de los clones, el Supremo Canciller Palpatine (Ian McDiarmind) ha sido secuestrado por el maléfico general Grevious.
Dos caballeros jedi, ObiWan Kenobi (Ewan McGregor) y Anakin Skywalker (Hayden Christensen) han sido enviados en su rescate, misión que resulta exitosa aunque no sin contratiempos.

Al regresar a Coruscant, Anakin se entera que su mujer Padmé (Natalie Portman), con quien mantiene un matrimonio a espaldas del consejo Jedi, se encuentra embarazada…desde entonces sufre continuas pesadillas sobre su destino, lo que lo lleva a consultar a su amigo, el canciller Palpatine, el cual pronto convence a Anakin que los jedis tienen intenciones que le han mantenido ocultas, que en realidad lo envidian por el gran poder que tieney le han ocultado un complot destinado a apoderarse de la Republica.

Esto llevará a la galaxia a una espiral sin rumbo y a Anakin a su autodestruccion…

SW03_04

Valió la pena tragarse el horroroso episodio I y la apenas satisfactoria Episodio II?

Convengamos que sí.

Como espectadores y fans del universo Star Wars, lo único que teníamos claro antes del inicio de estas precuelas, era que estas no tendrían un final feliz. Asumiendo que esta trilogía concluirían con el surgimiento de Darth Vader, el señor sith en que se convertiría Anakin Skywalker al volverse al lado oscuro, y con la caída de la república galáctica antes de convertirse en el Imperio, no nos hacía mucha gracia que en Episodio I nos presentaran un niño de primero básico bueno para armar cosas y un tipejo de grandes orejas que, supuestamente, debía hacernos reír.

Para el segundo episodio, en 2002, las cosas parecían componerse. Las intrigas políticas se iban haciendo cada vez más importantes en la trama y Anakin ya no era un niñito simpático, sino un joven camino a la adultez luchando contra sus propios demonios, lucha que definirá su ruta hacía su caída final, que es la que presenciamos en este tercer episodio.

Ese es uno de los primeros aspectos que resaltan de Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith . Anakin Skywalker, pese a que se ha convertido en un poderoso jedi, un gran piloto y ha encontrado cierta estabilidad en su mujer, Padme, lo cierto es que está muy lejos de encontrarse en un momento equilibrado de su vida. Por el contrario, los fantasmas del pasado y los fantasmas de lo que vendrá nublan su juicio, lo convierte en un sujeto óptimo para caer en las malas influencias, y de paso, condenar a toda una galaxia.

Fiel a los principios que lo inspiraron para crear su saga original, es decir, una actualización-homenaje a todos los grandes géneros de la ficción, creando el gran cuento épico del siglo XX, George Lucas introduce diversos elementos y líneas argumentales en una misma cinta. Con una curiosidad.

En los episodios anteriores de esta precuela, sobre todo el I, George Lucas presentó, por un lado, un relato argumental sin muchas bifurcaciones, cosa que se pueda contar una historia principal, sin muchas variantes y sin muchas complicaciones, procurando, por otra parte, que la historia enganche lo más posible con el público infantil, cosa que logró pero traicionando mucho de su esencia. Muchos pensaron que tras dos décadas sin dirigir, a Lucas se le había perdido la capacidad de hacerlo.

SW03_03

Por su parte, Episodio III tiene un cuento mucho más complejo que narrar, el relato tiene muchas más ramificaciones y su final es claramente opuesto al happy end de La Amenaza Fantasma, y sin embargo su desempeño es mucho mejor.

Como llamar a este fenómeno, donde un director presenta un cuento de hadas y caballeros andantes para leer antes de ir a dormir y no le resulta, mientras que un episodio posterior, más oscuro, más complejo de narrar (las subtramas en Episodio III abundan, mientras que en el primero apenas se notaban y resolvían en segundos) termina por estimarse mucho más logrado. Ignoro como se ha de llamar ese fenómeno, pero lo agradecemos.

Y es que parece que Lucas alcanzó a darse cuenta para donde esperaba el fan que fuera la historia, que camino debía que tomar. Si al principio de A New Hope nos dicen que estamos en estado de guerra, entre una pequeña resistencia y un Imperio tiránico y dictatorial, tenemos que saber como se llegó a eso, y que claramente la orientación infantil/juvenil que le estaba dando a los primeros episodios estaba llevando la historia en sentido contrario. Sin ser un tremendo director, se las arregla para enmendar el camino y en una historia oscura, mala onda, con un final desmoralizador, logra mejores resultados que en una historia colorida y vivaz (lo que emparenta mucho a Episodio III con El Imperio Contraataca: las historias más mala onda de Star Wars, donde el mal es el que vence y los buenos quedan más hechos pedazos, son para muchos los momentos más logrados de la serie).

Lucas tiene el tino, en todo caso, de no olvidar que por pesimista que sea el contexto y conclusión de esta historia, no se olvida que su orientación es, ante todo, un filme de aventuras. Y por eso es que las escenas de acción (combate, persecución, batallas interestelares, y por supuesto, los duelos, uno de los cuales me parece el segundo mejor de toda la saga, hasta la fecha) están convincentemente logradas.

SW03_05

Recayendo la mayor parte del peso dramático del filme en Hayden Christensen, encarnando al atormentado Anakin Skywalker, personaje maldito como pocos, cumple con su cometido, y por momentos estamos viendo realmente a un malnacido, un fulano a quien en un principio terminamos acompañando por las que le ha tocado vivir, para luego odiarlo para ver el camino que ha decidido tomar y resignarnos a aceptar el destino que le tocó.

Ewan McGregor se desenvuelve con comodidad en el personaje de Obi Wan Kenobi, nos convencemos de que era un personaje creado a su medida y no tiene problemas en ponerse en los zapatos de su antecesor, el inmortal Alec Guiness, y Natalie Portman, sólida como de costumbre en una Padme Amidala que, al mismo tiempo que su cónyuge va cayendo en un pozo sin fondo, ella misma va perdiendo la fuerza interior que exudaba a chorros en las anteriores entregas, y destruyéndose ante la impotencia de no haber podido evitar su caída en desgracia.

Y como terminamos odiando a Ian McDiarmind.

Para el estreno de La Venganza… a diferencia de lo ocurrido en la época en que la primera Star Wars vio la luz, no era utópico encontrarse con macrosagas y adaptaciones. El Señor de los Anillos ya había cumplido su ciclo cinematográfico, Harry Potter tenía su cuento a medio contar, y películas como Batman (de Burton y Schumacher) los X Men de Bryan Singer y los Spiderman de Sam Raimi nos anticipaban la invasión de superhéroes que vendría luego (sin ir más lejos, Batman Inicia llegó a las salas apenas unas semanas después de Ep.III)…así era el escenario en que Star Wars cerraba sus páginas…pero las cerraba a lo grande, y sabiendo que si esta historia no hubiese sido contada, difícilmente habríamos sabido de personajes con superpoderes, elfos, magos, hobbits, aprendices de magos…

****1/2
STAR WARS: REVENGE OF THE SITH

Director: George Lucas

SW03_01
Intérpretes: Hayden Christensen; Ewan McGregor; Natalie Portman; Ian McDiarmind; Samuel L. Jackson; Jimmy Smiths; Christopher Lee; Temuera Morrison; Frank Oz; Anthony Daniels; Peter Mayhew; James Earl Jones.

Ciencia Ficción

2005
fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s