una estrella negra

Se lanzó el nuevo single de David Bowie, Blackstar, adelanto de un nuevo trabajo del maestro que se lanzará durante enero de 2016 y que demuestra que, no porque haya declarado que se retira de los tours y las presentaciones en vivo, significa necesariamente que se vaya a retirar de la música ¿Mis conclusiones?

Mucha gente se ha quejado de que este single, de cerca de diez minutos y pródigo en cambios de ritmo, de tiempo e intensidad, no se parece en nada a lo que Bowie ha hecho antes. Parece que se les olvida que Bowie cimentó su carrera sobre la innovación, el no repetirse a si mismo y a reconstruirse. En ese sentido, no veo porque se extrañan tanto, si este tipo de trabajos son precisamente las cosas que hicieron de Bowie lo que es.

Y en rigor, sí se parece a cosas que Bowie ha hecho antes. Pensemos en los trabajos que hiciera en esos años en que, buscando rehabilitarse de tantos excesos propios de la vida del rockstar, se mudó a Berlín y junto a Brian Eno grabó una trilogía de discos que, aunque en un principio obedecían a fines estrictamente terapéuticos (Low, Heroes y Lodger, entre 1977 y 1979) terminaron por alzarse como piezas fundamentales para la construcción del pop de las décadas siguientes, y que estuvieron totalmente alejados del sonido más mainstream que venía haciendo para acercarse a una música más experimental. Otra etapa de Bowie que inevitablemente se me viene a la mente es 1995, cuando tras escuchar a Nine Inch Nails, descubre el sonido industrial y, una vez más de la mano de Brian Eno, plasma sus impresiones en el disco conceptual Outside del mismo año.

No es primera vez que Bowie juega con lo experimental y coquetea con el prog-rock, como lo hace en este singl, como hemos visto. Nunca abrazó abiertamente el estilo, pero tuvo algunas cosas musicales y extramusicales que lo ayudaron mucho. Su colaboración con Brian Eno, intervenciones con miembros de King Crimson (Robert Fripp, Adrian Bellew) y su declarado fanatismo por Pink Floyd (de que nos dimos cuenta cuando participó en el recordado David Gilmour and Friends, en 2006) son pruebas fehacientes de que a Bowie siempre le picó el bichito por el género progresivo. Así que no nos veamos la suerte entre gitanos, ni nos sorprendamos o escandalicemos de cosas que ya sabemos.

bowie2015
Y antes que me pregunten, sí, me gustó mucho Blackstar y me dejó con ganas de que llegue pronto enero de 2016. fecha en que está anunciado el lanzamiento de este nuevo trabajo del Duque.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s