ganarle a la vida

Pese a haber logrado defender del título peso ligero, el exitoso boxeador Billy Hope (Jake Gyllenhaal) ha quedado tan golpeado que su mujer, Maureen (Rachel McAdams) le sugiere retirarse del box ahora que está en la cresta de la ola, haciendo caso omiso de las provocaciones de Miguel “Magic” Escobar (Miguel Gómez) retador número 1 al título. Poco después, una discusión entre Billy y Escobar concluye cuando un allegado de este último empieza a disparar al azar, matando a Maureen.

No pasa mucho tiempo antes que la carrera, y la vida de Billy se empiece a ir al vacío. Se descontrola durante el combate con Escobar, golpeando al árbitro, intenta vengar la muerte de Maureen, se hace adicto a las drogas, pierde su fortuna y su hija Leila (Oona Laurence) es puesta bajo el cuidado del departamento de estado.

Tocando fondo, un amigo cercano de Billy le consigue trabajo en el gimnasio de un boxeador retirado Titus “Ticky” Willis (Forest Whitaker), y es desde aquí que Billy intentará recuperar la dignidad perdida y poner las cosas en orden…

southpaw1

Es interesante lo que sucede con el box. Como deporte está permanentemente rodeado de un halo de oscuridad, por su esencia misma como deporte (golpear al prójimo hasta dejarlo inconsciente) como por su entorno (ese turbio ambiente en que deambulan promotores, entrenadores, managers, organizadores, en fin) que por muchos millones que genere y gane quien gane, son sus ejecutantes los que pagan el pato, a veces muy mal. “La antesala del manicomio” como dijo una vez el Profesor Jirafales.

Y sin embargo, ha sido tema central de grandes películas a lo largo de la historia. Toro Salvaje; Rocky; The Hurricane; Million Dollar Baby; The Fighter. Todas o la mayoría de ellas unidas por un factor común: la analogía que se hace entre el subirse al ring, resistir los ataques del rival y salir airoso, y la capacidad de enfrentar los golpes que da la vida, vencer a la adversidad y ser capaz de mirar atrás y decir “lo logré!”.

Revancha, la última película del irregular Antoine Fuqua (responsable de películas notables como Asesinos Sustitutos, Día de Entrenamiento u Olympus Has Fallen, pero a la vez de malgasto de minutos como King Arthur o Lágrimas del Sol) sigue la misma línea y guarda más de un parentesco con la citada The Hurricane, cinta de 1999 que Denzel Washington, en cuanto se trata de un púgil en el mejor momento de su carrera, enfrentado a una tragedia personal que le cambia todo el escenario, aunque también a ratos nos recuerda a El Campeón, ese filme de 1979, protagonizado por Jon Voight.

Fuqua cuenta la historia con oficio y precisión, evitando irse en recovecos, conflictos existenciales o introspecciones que no vienen al caso. Fuqua va al grano a la hora de contar esta historia de ascenso, caída y redención, donde nuestro héroe escaló a la gloria, enfrentó el fracaso prácticamente en soledad (después de tocar fondo no conserva más de uno que otro conocido de los muchos lamebotas y aduladores que le rodeaban en su época de fortuna) y aprende a recomponerse antes de llegar al punto sin retorno, relato que expone en forma amena y consiguiendo la empatía entre protagonista y espectador.

southpaw2

Tanto, que nos hace creer que su título en español (Revancha) como pocas veces ha estado bien puesto.

Pero, y esto es una característica habitual en la filmografía de Fuqua, quienes mejor sostienen la película son sus protagonistas. Así como Denzel Washington fue el pilar fundamental en la celebrada Día de Entrenamiento, esa función recae esta vez en Jake Gyllenhaal, a estas alturas un actor imprescindible. Intérprete competente en diversos géneros, pero que en estos personajes “al borde de” (por lo general al borde del colapso) donde se luce mejor. Desde sus comienzos (Donnie Darko) y aunque no le hace asco al mainstream, ha sido desde Zodíaco (el sobresaliente thriller basado en hechos reales dirigido por David Fincher) que sus bonos no hacen más que aumentar en cada película (piensen en Prisoners, hace dos años, o Nightcrawler, la injustamente menospreciada cinta de fines del 2014).

Su encarnación del auge, caída, redención de su personaje (para la cual se preparó con entrenadores profesionales de box y haciendo un régimen estricto para alcanzar la estructura física necesaria para hacer más convincente su personaje) logra niveles estremecedores y sube enormemente los bonos de la cinta…prácticamente se sostiene sobre él. En su breve aparición Rachel McAdams nos deja claro, y de manera convincente, por qué la desaparición de su personaje (Maureen) desestabiliza tanto el teóricamente firme mundo de Billy. Y qué cosa no sabemos del talento de Forest Whitaker en el rol de un estricto y amargado entrenador que ve en la redención que nuestro protagonista anda buscando la posibilidad de hacer las paces consigo mismo.

Son estos factores, la correcta dirección de Fuqua más las notables actuaciones protagónicas bien complementadas (vean el nexo que se forma entre Billy y su nuevo empleador/entrenador) hacen de Revancha una de las…quizás no las mejores…pero si una de las películas más entrañables y dignas del 2015. Filme que nadie que se jacte de ser un fanático de las buenas historias debe dejar afuera de su ranking anual.

****

southpaw3

SOUTHPAW

Director: Antoine Fuqua

Intérpretes: Jake Gyllenhaal; Rachel McAdamds; Forest Whitaker; Naomie Harris; Curtis 50 Cent Jackson; Miguel Gómez

Drama

2015

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s