agradecer de vez en cuando hace bien

aross_dc00

Si algo tenemos que agradecer de la existencia de Unlimited Comics (esa rama del grupo Copesa que se ha especializado en publicar cómics) es lo en serio que se toma su trabajo. Si, la mayoría de sus publicaciones son historias que tienen al menos cuatro o cinco años de antigüedad y con tanto cambio que han sufrido los universos comiqueros en tan poco tiempo no tardan en quedar obsoletas. Pero lo hace, en una relación precio-calidad más que conveniente, al alcance de todos los bolsillos y sin comprometer el nivel del producto.

Piensen no más en las ediciones que llegaban desde Argentina, vía Perfil: errores de impresión evidentes y hasta groseros, malas traducciones, y sin respetar la frecuencia de salida.

El modelo de Unlimited es bien simple: compra los derechos de historias que Marvel o DC tienen en un rincón, y que ya no les prende tanto republicar (ahorrándose los dineros que cuesta adaptar una historia de seis meses o un año atrás). Junta dos o tres de ellas en una colección de seis a doce tomos y los publica en ediciones que no le duelen al editor, ni castigando al comprador.

Gracias a eso, Unlimited se ha ganado un espacio más que respetable en un medio dominado por las ediciones provenientes de Argentina o España, y hasta se ha dado maña para publicar material nacional (Barrabases, Mortis o Mampato). O lujos como la recopilación del trabajo de Alex Ross para DC, principalmente Kingdom Come y una serie de especiales unitarios con algunos personajes estelares de la editorial.

Ross es considerado un artista que, dentro del mundo del cómic, ha marcado un punto difícil de igual por el realismo y detalle plasmado en su obra. Debutó en el medio independiente a principios de los 90, hizo carrera en agencias de publicidad (como la influyente Leo Burnett) y ya en 1994 su estilo llegaba a las grandes ligas cuando se le encomendó la miniserie Marvels para la empresa del mismo nombre, bajo guión de Kurt Busiek. Luego pasó a la DC donde dio imagen a la citada Kingdom Come, escrita por Mark Waid.

La producción de Ross, quien tiene un sistema de trabajo muy diferente al resto de los demás ilustradores (como usar modelos disfrazados en vez del tradicional muñequito o mano de madera con articulaciones) se ha concentrado desde entonces en imágenes promocionales como portadas, pósters o simplemente material coleccionable.

Así es como llegamos al trabajo que Ross realizó para DC tras Kingdom y que están disponibles en quioscos. Junto con Paul Dini, el hombre que fue uno de los grandes responsables de reconstruir el universo DC en el espectro animado) escribió un puñado de historias unitarias donde los personajes estrella de este universo enfrentan situaciones que los exponen a un elemento que no siempre nos muestran: su humanidad.

aross_dc02

En Batman: Guerra al Crimen, nuestro vigilante regalón, siempre en una lucha de nunca acabar contra el crimen y la injusticia, a veces encuentra esos pequeños consuelos, esa pequeña luz de esperanza que le fortalece para seguir su batalla; Superman: Paz En La Tierra¸ donde el Hombre de Acero descubre que hay combates que se necesita más que ser de acero para poder enfrentarlos, y donde la victoria no está garantizada; Wonder Woman: El Espíritu de la Verdad, nos lleva a un relato donde Diana de Temiscira aprende que la verdadera victoria no siempre viene del cielo, sino que a veces hay que mirar desde el cielo; JLA: Libertad y Justicia en la que nuestros héroes descubren su importancia como una señal de esperanza para el mundo, y Shazam: El Poder de la Esperanza en la que Captain Marvel aprende de un grupo de niños donde está el verdadero mérito de sus hazañas como héroe.

En ninguna de estas historias esperen encontrarse con los enemigos tradicionales. No hay un Luthor, ni un Joker ni un Darkseid. Y a decir verdad, no los extrañamos. El enfoque que Dini y Ross dan a estas historias no está en el cliché héroe vs villano, sino que enfrentando a amenazas más triviales, quizás, pero no por eso menos peligrosas. La injusticia, la indiferencia, el egoísmo, la desconfianza, la desesperanza y la pérdida de la inocencia. Enemigos que siempre están ahí, que se nos presentan día a día y que para enfrentarlos, nuestros héroes van descubriendo que se necesita algo más que sus superpoderes o habilidades especiales para derrotarlos.

El guión de Dini es muy inteligente a la hora de armar una historia por un lado atractiva y por otro altamente emotiva, mientras que el arte de Ross es impresionante y por momentos, sobrecogedor. Y si bien es cierto, son historias que escapan de la continuidad normal de estos personaje (aunque si lo pensamos bien, no necesariamente) son trabajos fundamentales e imprescindibles que han sabido envejecer y sobrevivir en un universo DC donde de tanto borrón y cuenta nueva se ha perdido el respeto por las historias.

Lo bueno es que estas historias han sabido sobrevivir, trascender a los cambios de humor de los editores y están aquí, y hay que sacarse el sombrero por el trabajo de Unlimited, por ponerlas tan a nuestro alcance. Publicarlas a un cuarto de su precio en locales especializados no necesariamente implica vulgarizar la obra, por el contrario, les ayuda a llegar a más personas y, de esa forma, reforzar su legado.

aross_dc03

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s