Eastwood por 85

CE_85

El pasado domingo 31 de mayo debió ser declarado feriado universal. Fue el cumpleaños número 85 de Clint Eastwood.

Y es que el apellido Eastwood no es un apellido que deba mencionarse en vano.

Nacido en 1930, Eastwood llegó a Hollywood a mediados de los cincuenta, y comenzó a armarse un espacio en el mundo del cine como extra y luego secundario en diversas películas y shows de tv de acción, hasta que a finales de la década fue contratado como parte de la serie western Rawhide. No tardó mucho en convertirse en una figura reconocible por su estampa de tipo duro y de pocas palabras.

Su rigidez, su manera de hablar entre dientes y una mirada fulminante fueron blanco de críticas en un principio, pero a la larga, se convirtieron en su marca de fábrica, que le valieron la década siguiente, convertirse en uno de los rostros fundamentales del spaghetti western, de la mano de Sergio Leone, una de las personalidades que más influyó en su carrera. Eastwood sería el rostro principal de filmes clásicos del género como Joe Kidd, Dos Mulas Para La Hermana Sara (de la mano de otro personaje que sería fundamental en su carrera, Don Siegel), Cuélguenlo Hasta Morir y, sobre todo, la Trilogía del Dólar, protagonizada por su primer gran personaje: El Hombre Sin Nombre (Por Un Puñado de Dólares, Por Unos Dólares Más y la fundamental El Bueno, El Malo y El Feo)

CE_85_01

Durante los ’70 dejaría el viejo oeste y trasladaría su dureza a la ciudad. Tras participar de un par de filmes bélicos como Donde Las Aguilas Se Atreven y Kelly’s Heroes, y clásicos policiales como Play Misty For Me (su debut como director), Eastwood nuevamente golpearía al medio con su interpretación del frío e implacable Harry Callahan, iniciando una de las series más celebradas del cine, con Dirty Harry (nuevamente con Don Siegel como director) personaje que para muchos define gran parte del cine de acción estadounidense de las últimas décadas, que dio origen a cuatro secuelas hasta finales de los ’80 (Magnum 44, Sin Miedo a la Muerte, Impacto Fulminante y Sala de Espera al Infierno).

Otros filmes fundamentales de Eastwood en esta década fueron Thunderbolt and Lightfoot, Licencia Para Matar, El Fugitivo Josey Wales (reencontrando a Eastwood con el western) y Fuga de Alcatraz, además de las dos partes de la comedia de acción Every Wich Way But Loose y Any Wich Way You Can, donde de la mano del orangután Clyde, demostró que además de duro, Clint tenía un gran sentido del humor. Durante esa década vería la luz, además, su productora Malpaso.

La década de 1980 marca el cambio de giro de Eastwood de actor a director, en filmes como Bronco Billy y Honkytonk Man, además de la cuarta película de Harry, Impacto Súblito. La carrera de Clint como director fue, así como su carrera actoral, resistida inicialmente, pero ya a finales de esta década, con filmes como Heartbreak Ridge y Bird, protagonizada por Forrest Whitaker, el mundo estaba a sus pies.

Durante los ’90 vino su consagración como realizador con filmes emblemáticos como Cazador Blanco, Corazón Negro, Los Imperdonables (la historia de un ex fugitivo de la ley llamado a hacer justicia en un pueblo gobernado por la corrupción, que le valió su primer Oscar como director y mejor película a la vez), Un Mundo Perfecto, Los Puentes de Madison (para los que aún dudaban que Clint tenía corazón, aquí tienen su respuesta: lo tiene y no es de piedra), Medianoche en el Jardín del Bien y del Mal, Poder Absoluto, Ejecución Inminente, ritmo que seguiría durante la década siguiente con un título inusual para su filmografía como Space Cowboys, Deuda de Sangre, Río Místico (su notable revisión de la novela de Dennis Lehane) y la cinta que le valió un nuevo Oscar como director, Million Dollar Baby.

CE_85_02

En 2006 presentó el doblete Flags of Our Fathers/ Letters From Iwo Jima, dos visiones contrapuestas acerca de una misma batalla que enfrentó, en las postrimerías de la segunda guerra, a EEUU y Japón. En 2008, se despacha otro doblete con la interesante cinta de suspenso The Changeling, con Angelina Jolie encarnando a una madre avocada a encontrar a su hijo perdido y desenmascarar a una policía negligente y preocupada más de salvar el trasero que de imponer el orden. Y a las pocas semanas estrenó la última de sus obras maestras: Gran Torino, la historia de un malhumorado viudo y como se las debe ver ahora que gran parte de sus vecinos y amigos han partido, y su antiguo barrio se ha llenado de extranjeros a los que desprecia ni bien mira.

Las siguientes películas de Eastwood están marcadas por la irregularidad. Invictus (2010), Más Allá de la Vida (2011), Jersey Boys (2014) y las incomprendidas J. Edgar (2012) y American Sniper: Francotirador (2014) no son en absoluto malas películas (el calificativo “mala película” no existe en el universo eastwoodiano) pero carecen de ese detalle que convierte a la gran mayoría de títulos de este realizador en deberes morales para todo aquel que se precie de cinéfilo.

Curiosamente, la película más cercana a ese espíritu, dentro de su producción reciente, es sólo protagonizada por Clint Eastwood, siendo su última actuación hasta la fecha. Coprotagonizada por Amy Adams, Justin Timberlake y el siempre gran John Goodman, Las Curvas de la Vida guarda mucha relación con la filmografía y temática Eastwood (redención, segundas oportunidades, la posibilidad de deshacer en vida los entuertos y conflictos antes que sea tarde).

Eastwood además es un melómano de tomo y lomo. Fanático del jazz y el blues, toca el piano y compone gran parte de las bandas sonoras de sus películas. Y también ha desarrollado una veta política. Fue alcalde de la pequeña localidad de Camel By The Sea, California, y aunque es un reconocido republicano, se ha manifestado a favor del matrimonio homosexual, al aborto, a la igualdad de género y al control de armas (aprendan, republicanos chilensis!)

Hablar de Clint Eastwood es referirse a palabras mayores. Es hablar de uno de los responsables de una de las carreras cinematográficas más prolíficas, versátiles y respetables de la historia del cine, así como de un nombre fundamental para la cultura universal. Cualquier intento por homenajearlo queda corto, y no alcanza a hacer justicia a su importancia a nivel mundial. Bueno, les consta que lo intenté.

CE_85_03

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s