el mundo según Stephen

Es el año 1963, y en la universidad de Cambridge se conocen los estudiantes de literatura Jane Wilde (Felicity Jones) y de astrofísica, Stephen Hawking iniciando, al poco tiempo, una relación.

No pasa mucho tiempo antes que Stephen comienza a llamar la atención de académicos y estudiantes con sus brillantes teorías acerca del origen del universo, al mismo tiempo que comienza a desarrollar un extraño mal, que afecta todas y cada una de las funciones motoras de su cuerpo, desde caminar hasta hablar, enfermedad que avanza progresivamente, al punto de que el médico le vaticina vivir no más de dos años.

Durante las décadas siguientes, las secuelas de esta enfermedad no serán obstáculo para que Stephen continúe con sus investigaciones, al punto de convertirse en el científico más influyente del siglo XX…con Jane de su lado durante gran parte de este período…

teoriatodo_04

Aquí tenemos todos los elementos para tener una gran película: una buena base (la biografía de una influyente figura del acontecer mundial, y proveniente de muy buena fuente) un buen director, excelentes actuaciones y cada pieza funcionando en su lugar, y la duración precisa, incluso.

Sólo le faltaba la nacionalidad correcta y teníamos la que, fácilmente se pudo haber convertido en la gran ganadora de los últimos premios Oscar (bueno, eso y ser un poquito más venenosa con el personaje en cuestión…parece que a la Academia le gustan más las biografías que hacen pebre la imagen del personaje en cuestión que aquellas que la ensalzan).

Pero no, la Academia prefirió una vez más ser conservadora y premiar con comodidad a una cinta de la casa, con mucha buena publicidad de su lado (sin ser mala, sigo creyendo que Birdman triunfó más por la buena campaña electoral que por sus méritos cinematográficos, que los tiene aunque nuuunca tanto), que por una proveniente del otro lado del Atlántico como La Teoría del Todo, la lograda adaptación de las memorias de Jane Hawking Travelling To Infinity; My Life With Stephen Hawking.

El trabajo del inglés James Marsh es eficaz para narrar en dos horas y algo los cuarenta años de relación entre Hawking y Wilde, y como esta última presenció en primera fila el progresivo avance de su ex marido en el campo de la física a la par de su deterioro físico a consecuencia de la enfermedad neuromotora que lo aqueja desde joven. Y a diferencia de lo que suelen ser las biopics, Marsh evita caer tanto en la demonización (esas biografías que buscan contarnos el peor lado del homenajeado) ni en la canonización. Si, se habla de la lucha de Hawking por sobreponerse a sus dificultades, y la intención de celebrarlo es evidente, pero no lo principal. Como tampoco analizar su labor científica (para eso hay documentales).

teoriatodo_03

Aquí el motivo principal es mostrar la dimensión humana de Stephen Hawking, como un individuo que tiene aciertos y errores, como todos. Y se agradece.

(Lo agradece el mismo Hawking, conocido por su amabilidad, cercanía y buena onda. Hablamos de un personaje que no ha tenido problemas en reírse de si mismo varias veces en Los Simpsons o The Big Bang Theory…si a él le parece bien, por qué debiéramos negarlo nosotros?)

El trabajo de caracterización, diseño y arte es notable, y uno se convence completamente, sobre todo si uno observa a la pareja principal, siendo interpretados por los mismos actores desde que Stephen y Jane son menos que veinteañeros hasta su edad madura. Y aquí tenemos una de las mayores fortalezas del filme.

Decía yo antes de los Oscar de este año que Eddie Redmayne iba fijo como mejor actor por la debilidad de la Academia por las biografías. No estaba del todo equivocado, pero más allá del prejuicio, el desempeño de Redmayne le permitió correr la carrera con una ventaja inalcanzable. Prácticamente corría solo. Y es que se transforma de tal manera en Hawking que uno, cuando ha visto al verdadero en documentales u otros eventos, realmente cree que el que está en pantalla es él.

Y esto va más allá del mero maquillaje o de sentarse en tal o cual posición. Redmayne se transforma en Hawking logrando una compenetración con el personaje que resulta conmovedora. Sobrecogedora. Intimidante incluso.

Lo mismo podemos decir de su coestrella, Felicity Jones. Su desempeño y la conexión que logra con Redmayne, incluso cuando el matrimonio Hawking se rompe, suben enormemente los bonos de un filme.

Y a diferencia de otras películas nominadas a algo este año, La Teoría…no padece el mal de “sacas al actor/actriz principal y la película se va al carajo”. Es cierto, Redmayne y Jones contribuyen a aumentar los bonos de un filme que ya los tiene bien en alto. Pero si los sacamos de la ecuación, ésta no se desequilibra, sino que tiene los méritos suficientes para subsistir por si misma.

Ahh, si esta película hubiese sido gringa y no inglesa, otro gallo le habría cantado. Bueno, Hawking se ha equivocado no lo va a hacer la Academia…

teoriatodo_01

****

THE THEORY OF EVERYTHING

Director: James Marsh

Intérpretes: Eddie Redmayne; Felicity Jones; Charlie Cox; David Thewlis; Emily Watson; Maxine Peake

Drama Biográfico

2014

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s