cincuenta sombras bastante pálidas

Una fría mañana, en el centro de la ciudad de Seattle, la estudiante de literatura Anastasia Steele (Dakota Johnson), haciendo un favor a una amiga, concurre a la oficina principal de la empresa Grey House, Christian Grey (Jamie Dorman). Y aunque la entrevista concurre sin mayores sobresaltos, ninguno de los dos será el mismo desde ese día.

Tanto Anastasia como Christian quedan obsesionados el uno del otro, y poco a poco la inocente universitaria se verá involucrada en el extraño mundo privado en el que el joven y exitoso empresario se desenvuelve…

50sombras02

Y llegó, finalmente, a las salas, 50 Sombras De Grey, la adaptación cinematográfica de la novela erótica –o al menos eso me dijeron- de la estadounidense E.L. James, pese a que tenía todo en contra: se estrenaba con mucho desfase respecto de su época de boom, las dificultades para definir el casting de la cinta (se llegó a hablar de Emma Watson, Matt Bomer o Charlie Hunmann), las desaveniencias entre la autora y la directora Sam Taylor-Wood (que antes ya había dirigido la aceptable Nowhere Boy: Mi Nombre es John Lennon), y la nula química entre Jamie Dorman y Dakota Johnson.

Valió la pena? Hay que preguntarle a las fans del libro. Yo no lo he leído, así que mis expectativas, que no eran la gran cosa tampoco, no sufrieron daño alguno. No me movió un pelo, pero tampoco es para quemarla con un lanzallamas. Y tiene sus detalles, pero por sobre todo, sus fallas.

La principal es que no consigue explicar por qué 50 Sombras se convirtió en el fenómeno masivo que fue. Como esta versión subida de tono de la historia de la Carmela de San Rosendo llegando a la ciudad, y mientras la conoce, especialmente su lado oscuro, encuentra a su…”príncipe azul”…se convirtió en tema obligado de conversación luego de su publicación en 2011. Cómo este fanfic de Twilight (saga con mucho menos piel al aire pero que por alguna razón me pareció que tuvo un desarrollo un poco mejor) devenido en novela pseudoerótica para señoras de más de 40 revolucionó el mercado editorial y las vidas de tant@s. Se me ocurre que deben haber tenido vidas íntimas muy aburridas.

50sombras03

(O aún no tienen muy clara su situación en la vida. Durante la función me tocó compartir la sala con un grupo de señoras de más de cuatro décadas, que entraron chillando como fans de One Direction, vestidas como universitarias en carrete, y tomándose selfies con flash…en plena proyección. No sé si sea bueno o malo, pero lo encontré un poquitín patético y chocante. Al final, por lolas que se crean, siguen caminando y hablando como viejas).

Eso nos lleva a otra duda sin responder: ¿qué entienden por erotismo algunas personas? Pese a los abundantes desnudos totales de sus protagonistas, la inexistente química entre Dorman y Johnson hace que el espectador entienda lo que sintió el Titanic al chocar con el iceberg: un frío absoluto, lo que le baja aún más los bonos a la película.

¿Erotismo? ¿Les suena 9 Semanas y Media? ¿Bajos Instintos? ¿Emanuelle? ¿Han oído hablar de Milo Manara? Todos esos son hitos dentro del erotismo y a las famosas cincuenta sombras les falta harto para ponerse recién a la ídem de estas, y está más cerca de esas películas softcore que pasaba Chilevisión a comienzos de los dos mil (no tenía internet en ese momento, ok?) sólo que con más presupuesto, mejor prensa, pero ciertamente mucho menos entretenidas.

Cuesta tomar en serio el slogan de la película, “Perderás el control” cuando eso es lo que menos ocurre.

Un detalle no menor es que uno se ríe mucho durante la función. Lo que termina siendo un arma de doble filo porque si bien el humor nunca es mal recibido, cuando tu película se vende como drama, romance, en fin y provoca más risas que suspiros, es porque algo no hiciste bien.

Todo lo que se diga no impedirá a estas alturas que 50 Sombras de Grey se convierta en un éxito de taquilla y muy probablemente en uno o dos años más tengamos la adaptación del resto de la saga. Esperemos que esta secuela gatille algo más que risas y chillidos de cuarentonas con regresión y tenga más sustancia que ésta. Pero considerando la floja base a partir de la cual se construye, mejor no escupir al cielo.

**

(la segunda estrella fue sólo porque me reí mucho, y por su soundtrack. Quitémosle música y chistes y la cosa no resistiría mayor análisis)

50sombras01

FIFTY SHADES OF GREY

Director: Sam Taylor-Johnson

Intérpretes: Dakota Johnson; Jamie Dorman; Jennifer Ehle; Marcia Gay Hayden; Eloise Mumford; Luke Grimes

Romance/Erotismo

(o eso me dijeron al menos).

2015.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s