el Peladito que conquistó Hollywood

Estamos en el Hollywood de mediados de los ’50. Mientras los grandes estudios anuncian sus grandes estrenos para la temporada, el productor independiente Michael Todd (Michael Imperioli) anuncia el rodaje de la adaptación de la novela de Julio Verne, La Vuelta al Mundo en 80 Días, para lo cual anuncia un elenco multinacional, que incluye al mexicano Mario Moreno “Cantinflas” (Oscar Jaenada) dentro de sus protagonistas.

Cantinflas es el actor de cine más popular y querido de su país, pero no fue fácil convertirse en una figura influyente. Dos décadas antes, en 1931, tras fracasar como boxeador y como torero, Moreno prueba suerte en una pequeña compañía de teatro, donde su divertida manera de hablar y sus curiosos movimientos sobre el escenario lo convierten rápidamente en un fenómeno…

cantinflas03

Lo que son las cosas. La misma semana que Chespirito dejaba este mundo, para muchos el segundo gran comediante azteca tras aquel a quien nos referiremos en estas líneas, llegaba a mis manos Cantinflas, esta reciente coproducción mexicana y estadounidense, que nos presenta los primeros años y el ascenso de Mario Moreno Reyes como comediante, figura angular del cine y la cultura hispanoamericana, líder sindical, y un referente obligado al momento de pensar en Latinoamérica.

El filme fue un fenómeno de taquilla en su país de origen y muchos ya aseguran una nominación al Oscar como mejor película de idioma no inglés.

¿Da para tanto? Si y no.

Si, porque es una película correcta. De rápido trámite y que pretende cubrir los puntos más altos de la carrera del célebre comediante. Nos cuenta con fidelidad sus primeros años y nos revela a un personaje que era totalmente distinto fuera del set.

Si en pantalla, Cantinflas era un personaje simpático, querible y que transmitía una bondad innegable, fuera de ella Moreno era un realizador estricto, disciplinado y bravo a la hora de defender el trabajo suyo y el de sus colegas. Tanto, que llegó a rechazar en algún minuto a Hollywood, viendo la clase de papeles que le ofrecían (puros estereotipos), todo ello en un marco de una cuidada producción y convincente adaptación.

No, porque Cantinflas está filmada de tal forma que parece más una respetable biopic televisiva antes que una película de cine. Como biografía resulta, pero de ahí a subirle los bonos y convertirla en un acierto cinematográfico…algo le hizo falta. Como un guión menos superficial que se limita en mostrarnos pinceladas de lo que Moreno fue en vida, en pantalla y fuera de ella.

cantinflasposter

Por eso uno encuentra que esta película, que funciona bien en televisión, puede que no resista de la misma forma su permanencia en salas, no obstante el buen desempeño que tuvo en taquilla, jugando de local y nacionalismo mediante.

Eso por un lado, y lo planas de las actuaciones. Cierto que Imperioli cumple bien su papel de joven y ambicioso productor, y que la actuación de Jaenada raya la perfección (salvo las obvias diferencias físicas, la compenetración entre representante y representado es absoluta, y uno cree que efectivamente Jaenada se convirtió en Cantinflas) pero el resto deja mucho que desear. Sobre todo teniendo que compartir escenas con la sublime interpretación protagónica.

Leí alguna vez a un colega decir que Cantinflas es más grande que sus películas. Lo decía seguramente respecto de aquellos filmes que rodó a fines de los ’60 en adelante, cuando claramente ya no era el mismo. Uno los veía por ver a Cantinflas aunque ye tuviera las debilidades propias del cambio de edad. Y aunque Jaenada no haya envejecido un segundo entre el principio y el fin, su actuación nos hace pensar lo mismo: que sin él, esta película no hubiese sido nada.

**1/2

CANTINFLAS

Director: Sebastian Del Amo

Intérpretes: Oscar Jaenada; Michael Imperioli; Ilse Salas;

Drama biográfico

2014

cantinflas01

*Igual tiene sus partes buenas…ojo con el remake de la secuencia de baile de El Bolero de Raquel al término de la película.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata