si esto es amor, como será el odio

Creyendo que se trata de comercio sexual barato, un trío de adolescentes termina siendo capturado por el grupo religioso ultraconservador Five Points, encabezado por el carismático pastor Abin Cooper (Michael Parks).

Five Points está acusado de cometer una serie de asesinatos de índole homofóbica: sus víctimas, mayoritariamente hombres homosexuales, aparecen no sólo muertas a balazos, sino que con claros signos de tortura. Convencidos que no están haciendo otra cosa que castigar a estos individuos por atentar contra la obra de Dios y por facilitar la autodestrucción de América, Cooper y sus seguidores viven armados hasta los dientes en las afueras de la ciudad, ejerciendo el suficiente chantaje como para no ser acosados por la justicia.

Sin embargo, temiendo que en cualquier minuto la cosa se vaya de las manos, el sheriff de la ciudad contacta a un conocido suyo, el agente especial Joseph Keenan (John Goodman) quien reúne a un pelotón de la ATF (brigada a cargo del control de armas y explosivos en manos de civiles) para que incursione en la granja de Cooper…

redstate03

Kevin Smith lleva un buen rato buscando zafar del humor sobre ñoñerías, marihuana y chistes de camarín que marcó su entrañable saga Askewverse. Y hasta ahora sus resultados han sido dispares: es cierto, Jersey Girl y Zack and Miri Makes a Porno fueron comedias realmente agradables, pero el policial CopOut fue una bazofia intragable. Con este filme de 2011, Red State (nombre que hace alusión al mote con que se conoce a los estados conservadores, republicanos y religiosos hasta la demencia en Estados Unidos), se saca los balazos y limpia su buen nombre tras este último tropiezo.

Red State se estrenó en un período en que el cine independiente estadounidense se había encariñado con los grupos más radicales del cristianismo americano. Tanto Red State como los documentales Jesus Camp y Religiolous se refieren a estos grupos que, con métodos más propios del Tercer Reich o del fundamentalismo islámico, pretenden imponer su particular manera de entender la palabra del Señor al resto de los mortales (tampoco dejemos de lado las no pocas bromas que Trey Parker y Matt Stone hacen acerca de los mormones, evangélicos, católicos y otros en South Park o en sus demás creaciones).

Grupos generalmente encabezados por individuos carismáticos, respaldados por personas de mente débil y fácilmente influenciables (¿se han fijado que los seguidores de estos grupos son generalmente individuos ubicados en lo más bajo del escalafón social, escasamente educados e incapaces de discernir? ¿se han fijado que los grupos más nacionalistas y racistas de los estados juntos están integrados por la misma clase de basura blanca?) principalmente de los estados del sur (casi dos siglos han pasado desde la guerra de Secesión y éstos siguen igual, la América Profunda que le dicen…) que no dudan en recurrir al lavado cerebral, a la tortura e incluso al terrorismo para imponer su manera de celebrar el amor por las obras de Dios (¡!).

Grupos que han presionado de tal forma que han llevado a incluir el creacionismo en los planes de estudio de las escuelas públicas estadounidenses..escuelas de orientación LAICA…y que les faltó poco para el suicido masivo ritual cuando Barack Obama ascendió a la presidencia.

redstate04

No se alegren tanto. Aquí también tenemos a este tipo de maníacos. Se llaman Opus Dei. También viven la caridad cristiana (porque si no, ¿a quién le darían esa ropa que pasó de moda, les quedó chica o se les rompió y no tiene arreglo? ¿A dónde mandan al hijo zorrón a hacer “trabajos” voluntarios para sacárselos de encima en verano?) y el amor por las creaciones del Señor, pero pregúntenles por un homosexual (ojalá los maten a todos esos degenerados!), por un extranjero, por una madre soltera o incluso alguien que simplemente piensa distinto (acuérdense de esa tuitera que le escribió a Camila Vallejo “ojalá se te muera en la guata el monstruo que estás engendrando!”) amor de Dios mis polainas!

Por eso, y tal como ocurrió en su oportunidad con Dogma, de 1999 (otra película con la que Smith se reía de las religiones) hubo protestas por ciertos grupos conservadores hacia la película, que incidieron en su distribución y causando que Red State tuviese ingresos menores a sus costos (pero que se recuperó con las ventas del bluray, el dvd y las descargas, prácticamente el nicho de Smith dentro de gran parte de EEUU y fuera de ellos).

En cuanto al filme en sí, como dije antes se saca los balazos, literalmente, del desastre que fue CopOut. Y Smith aprovecha de recordarnos que la cancha en que juega con la comodidad del local es la suya y no la de las multinacionales del cine, jugando con sus reglas. Pese a lo peludo de su tema, Red State es un filme que se disfruta y se pasa volando, sacando además muy buen rendimiento de sus actores (uno termina por odiar en serio a Michael Parks, a su hija y brazo derecho encarnada por Melissa Leo –a estas alturas el rostro oficial para el cine de la mujer White trash, republicana y conservadora- y para qué nos vamos a poner a discutir quien es John Goodman).

Le valió el premio a la mejor película ese año en Sitges. Mal no le fue después de todo.

Es cierto que uno como espectador puede pensar que Smith exagera al construir a sus personajes. Sería incluso lo lógico y normal. Pero lo terrorífico es que estos personajes, conservadores y con un complejo de superioridad moral a la médula, existen, y están ahí. Y no en otro país, sino que cerquita, en el nuestro. Red State no sólo es una muy buena cinta de acción, sino además un buen recordatorio de que tenemos que tener ojo con nuestro entorno. El enemigo está más cerca de lo que aparenta.

***

redstate01

RED STATE

Dir: Kevin Smith

Intérpretes: Michael Parks; Melissa Leo; John Goodman; Michael Angarano; Kevin Pollack Comedia/Acción 2011

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s