900…y por que siempre volvemos a Star Wars??

900 columnas…y yo que pensaba al principio que con seis meses me alcanzaba para decir todo lo que tenía que decir.

C900_SW_BR1

En fin, veía hace unos días por HBO parte del maratón de Star Wars, así como una serie de reportajes alusivos, y fui dándome cuenta de algo: que por mucho que maldigamos las precuelas y los subproductos derivados de la franquicia durante su etapa bajo el yugo de George Lucas, al final siempre terminamos regresando a ella.

¿Cómo pasa esto? ¿Por qué?

Es lo que intentaremos explicar a continuación. Esta vez, eso sí evitando caer en el lugar común de decir que Star Wars devolvió el cine a las masas, cambió la manera de producir películas y cosas asi. No, esta vez, las razones por las que uno termina apreciando Star Wars no van a ir por ese lado, sino más bien, por el lado de cómo a través de Star Wars nos enamoramos del cine.

Estas serían mis razones:

-Porque a la larga, Star Wars no es sino el gran clásico que llegó a ser por cuanto es la mezcla perfecta entre los géneros narrativos que históricamente han resultado los más atractivos. Tiene aventuras, romance, intrigas políticas, suspenso, comedia, heroísmo, policial, pasiones, héroes admirables, malos muy malos…todo en el marco de un milenario conflicto entre castas. Ni El Padrino ni la Biblia reúnen tantos géneros en una sola obra. Star Wars no se queda sólo en la influencia, sino que por momentos constituye sentidos homenajes a estos géneros.

-Porque, aunque para la cinefilia más catedrática y erudita el caos comenzó con el estreno de Star Wars, lo cierto es que se ha convertido en objeto de estudio más allá del marco de la cultura popular. Sus implicancias con temas históricos, políticos, religiosos, literarios, hasta estéticos han sido materia de estudio por diversas prestigiosas universidades europeas y estadounidenses, que cuentan incluso con cursos especiales para analizar esta relación. Vean el documental Star Wars Legacy, que también han estado pasando por HBO y me entenderán.

-Porque, aunque lo que se vende es una historia sobre una sociedad en conflicto, en el fondo es la historia de un hombre, Anakin Skywalker. Sobre como partió siendo un esclavo, creció convertido en un guerrero, se alzó como un despótico líder militar y político, y finalmente logró la redención. Sea como el pequeño corredor de vainas de Tattooine, el joven que se convierte en hombre, el macabro y destructivo ser que cogobernó con puño de hierro o el espíritu que finalmente puso paz en su vida, Anakin Skywalker/Darth Vader es la espina dorsal sobre la que se construye el universo SW.

c900_SW_02

-Porque, a su vez, Luke Skywalker encarna al prototipo del héroe clásico: aquel que de la nada se ve enfrentado a circunstancias que nunca esperó, que lo superan, y es capaz de pararse, defenderse, salvar un mundo, y hasta de redimir a su enemigo. Arturo Pendragon, Frodo Baggins y otros son sus parientes más cercanos, y todos celebramos que así sea.

-Por Han Solo, el rufián devenido en héroe. El contrapunto perfecto para el modelo de virtud que representa Luke. Movido por la ambición, el egoísmo y los intereses personales, las circunstancias que le toca enfrentar le provocan ese crack!, ese click! que lo motiva a volverse mejor persona.

-Por Leia Organa y Padme Amidala. Hasta Star Wars ninguna otra obra había hecho tanto por la igualdad de género. Leia primero y su madre después (curiosamente) demostraron que las mujeres no sólo podían ser meros adornos o damas en desgracia, sino que resultaron ser mejores estrategas que sus similares masculinos, sino que además resultaron ser osadas guerreras…sin perder un pelo de femineidad ni convertirse en camiones.

C900_SW_03

-Porque Star Wars tuvo en su casting a Alec Guiness, Peter Cushing, Liam Neeson, Christopher Lee y ahora se viene Max Von Sydow. Puros maestros (Max Von Sydow ya había sido Ming, el Despiadado, en la versión ochentera de Flash Gordon, otra historia de la que Star Wars bebe mucho).

-Por Yoda. El tamaño no importa, sólo la voluntad. Con medio metro desde el suelo y casi un milenio de edad, este pequeñito se alzó como el símbolo de la sabiduría para toda una generación.

-Porque nunca entendimos bien por qué nos caía tan bien Boba Fett hasta que conocimos a Jango Fett.

-Porque luego del Obi Wan Kenobi de Ewan McGregor y el Mace Windu de Samuel L. Jackson uno no puede sino reconciliarse con las precuelas. Que buen Kenobi fue McGregor, a ratos superior al original.

-Por Chewbacca, C-3PO y R2-D2, los mejores personajes de apoyo, principalmente humorístico, de las últimas décadas.

-Por Natalie Portman…¿debo decir algo más?

-Por Hayden Christensen. Nadie daba un peso por él, y en Episodio III nos dimos cuenta que el ES Anakin/Vader. Nació para serlo.

-Porque nos hizo testigos de batallas tremendas (la destrucción de la primera Estrella de la Muerte, la batalla en Hoth contra los mastines imperiales, la destrucción de la segunda Estrella, las batallas entre clones y droides) y duelos a espada láser que nunca olvidaremos.

C900_SW_04

-Porque Clone Wars, la serie animada de Genndy Tartakovski, emitida por Cartoon Network como nexo entre los episodios II y III fue una de las grandes series animadas de la década. Lástima que después Lucas haya retomado la historia en una película y serie que no prendió mucho sino hasta bien cerquita de terminar.

-Porque cuando la original falla, siempre nos quedan las parodias. Las no pocas referencias a Star Wars en Los Simpsons, las parodias de Robot Chicken, Family Guy, Angry Birds y Phineas y Ferb (aunque ésta última sea más que una parodia un sentido y respetuoso homenaje), y claro, los no pocos chistes sobre la saga que hizo Kevin Smith durante la etapa Askewverse. Pensemos que esta etapa se cierra con un filme llamado Jay y Silent Bob Contraatacan, y tiene a Mark Hamill y Carrie Fischer en el casting. Y claro, no nos olvidemos que ha sido referida en al menos un par de películas de Pixar (Zurg, de Toy Story, está claramente inspirado en Darth Vader, la “voz” de Wall-E estuvo a cargo de Ben Burtt, el mismo responsable de R2-D2, y ojo con la secuencia de créditos finales de Up).

C900_SW_06

-Porque vimos Fanboys e hicimos las paces con Episodio I (excepto contigo, Jar Jar Binks, no agarres papa!!)

-Porque estamos todos mordiéndonos las manos esperando el Episodio VII. Vemos Star Wars Rebels y decimos “Está bien, pero queremos más!!”.

-Porque cada vez que escuchamos el tema principal compuesto por John Williams, se nos ponen los pelos de punta.

-Porque cuando tienes 30, 35, 40 y vuelves a ver la saga, quieres verla junto a tus hijos, sobrinos, ahijados, en fin, y esperas nervioso para saber si ellos la disfrutaron tanto como tú. Y cuando te dicen que les encantó, les gustó, o quedaron metidos con la historia, tu te echas para atrás y sonríes. El círculo se ha cerrado. Y el mundo por ese minuto simplemente es…perfecto.

C900_SW_01

Gracias por aguantarme durante 900 columnas…y prepárense, que aún tengo algunas cuantas cosas que decir.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s