dejando atrás la infancia

Esta es la vida de Mason Evans Jr. (Ellar Coltrane). Mason vive junto a su hermana Samantha (Lorelei Linklater) y su madre, Olivia (Patricia Arquette) y ocasionalmente es visitado por su padre, Mason Sr.(Ethan Hawke), en Texas.

La vida de Mason no difiere mucho de de cualquier otro. Durante los próximos doce años, Mason y su familia atravesarán por toda clase de situaciones y vivencias, algunas alegres, otras difíciles y una que otra muy dolorosa, que irán formando el carácter del muchacho, en su paso de la infancia a la adultez…

boyhood02

Hay carreras cinematográficas que se agradecen y la de Richard Linklater.

Es cierto que no pesqué mucho sus filmes semianimados Waking Life y A Scanner Darkly, pero no por eso los vamos a desmerecer. Es más, Linklater es uno de los pocos realizadores que pueden decir que su carrera no presenta puntos bajos: Slackers, Dazed and Confused, la Trilogía Antes De (Amanecer/Atardecer/Medianoche), Fast Food Nation, entre otras. Hasta puede entrar al mainstream, imponer sus reglas y salir no sólo bien parado sino que además, convirtiendo un título que pudo haberse ido a la basura en un clásico instantáneo (la imprescindible School of Rock).

Lo que más me gusta de Linklater es que, sabiendo que tiene un público cautivo fuera del manistream, no se cree el cuento. No es un Wes Anderson que piense “ahí están mis fieles fans hipsters, que me van a celebrar cualquier porquería que haga mientras siga al pie de la letra sus cánones”. No digo que Anderson filme porquerías (no lo ha hecho nunca), pero creo que ya captaron la idea.

Linklater no hace eso. Simplemente se concentra en filmar, en crear un cine que conecte legítimamente con el público más allá de ciertos estándares y modas, y hacernos sentir mejores personas.

boyhood04

Su más reciente trabajo, Boyhood, mantiene esa constante, lo que queda acreditado con el segundo Oso de Plata obtenido en el último Festival de Cine de Berlín que logra y con la celebración, prácticamente unánime, recibida por parte de la crítica y el público.

Mucho se ha hablado del proceso de producción de Boyhood: filmar durante doce años al mismo personaje. Imagínense que en vez de ocho temporadas, Los 80 hubiera durado sólo dos horas y media y se hubiese filmado a los Herrera dos veces cada año.

Pero creo que eso es quedarse en lo formal. Claro, no es un desafío menor armar una historia filmando una escena al año y después armar todo eso de manera que cuaje se entienda. Y desde luego, logrando que las señales del paso del tiempo en sus actores (las arrugas de Arquette y Hawke son totalmente creíbles, asi como la adaptación de sus personajes a las modas y tendencias de turno) contribuyan a la credibilidad de la realización.

Aquí lo importante no es sólo como se arma la historia, sino que la historia misma. Pues de nada sirve toda esa cuidada producción si la historia es floja. Y, respirad aliviados, no lo es.

Películas que hablan del paso de la niñez a la madurez hay por cientos. Todos los años salen unas buenas cuantas. La gracia de Boyhood radica en la credibilidad que inspira y en la cercanía que transmite con el público. El hecho de contar con actores no profesionales en los roles principales (Mason y su hermana Samantha, así como sus amigos más cercanos) ayuda mucho en ese sentido. Lo mismo el innegable talento de Linklater como narrador, que sabe darle una estructura a esta historia, evitando los tiempos muertos (que tanto le encantan a los fanáticos del “verdadero cine”) y con la capacidad suficiente como para armar este álbum de fotos sin que se le escape de las manos. Es cierto, filmar una vez al año un par de secuencias podrían armar un todo sin mucha conexión, un puñado de elementos aislados que el buen Richard es capaz de armar con precisión para que estos momentos no se vean aislados o inconexos, y sean funcionales a la historia en lo global.

Es cierto, su duración puede espantar a cualquiera (2 h 40 min), pero el desarrollo de la historia hace que no se note tanto. Linklater es capaz de armar una historia atractiva y con credibilidad. Como he dicho antes, las actuaciones principales aportan mucho de su parte en este sentido, sobre todo la familia principal, y Ellar Coltrane, incluso a temprana edad, es capaz de echarse al hombro la mayor parte de la historia no exenta de momentos duros(y a estas alturas, Ethan Hawke es a Richard Linklater lo que De Niro a Scorsese).

Por cierto, que manera de parecerse Coltrane, a los dieciocho, a Hawke. Otro punto para Boyhood.

Querían realidad? ¿Querían honestidad? Entonces no vean realitys. Vean Boyhood. Está mejor hecha, y te deja con mejores sensaciones y perspectivas frente a la vida.

Que Dios de larga vida a Richard Linklater.

boyhoodBR

***3/4

BOYHOOD

Director: Richard Linklater

Intérpretes: Ellan Coltrane; Lorelei Linklater; Ethan Hawke; Patricia Arquette

Drama

2014

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s