MIKE NICHOLS 1931-2014

mikenichols__120530205508

Hay carreras cinematográficas que puede que no destaquen por la cantidad de premios o reconocimientos recibidos, pero si por las escenas o momentos memorables que ciertas películas nos han dejado. La de Mike Nichols era de estas últimas.

Como Anne Bancroft tratando de seducir a un joven Dustin Hoffman…o el propio Hoffman impidiendo que la mujer que ama se case obligada, y huyendo luego a bordo de un bus (El Graduado, que le reportó su único Oscar como mejor director, así como el Golden Globe y el Bafta).

Tal vez recordar a Meryl Streep luchando contra los oscuros intereses de los dueños de la planta nuclear en que trabaja, donde los accidentes están a la orden del día (Silkwood).

O una masa de neoyorkinos atravesando la ciudad yendo a sus trabajos (Secretaria Ejecutiva)

Que tal Harrison Ford sufriendo un accidente que lo deja amnésico, lo que lo hace dejar de ser el hombre frío e indolente de antes, para recuperar el amor de su familia (La Fuerza de la Verdad)

En una de esas a Jack Nicholson víctima de una vieja maldición que lo convierte en un licántropo (Lobo)

O Robin Williams y Nathan Lane, una divertida pareja gay haciéndose pasar por conservadores para impresionar a sus futuros consuegros, unos muy cristianos Gene Hackman y Dianne Weist (La Jaula de los Pájaros)

Y una de sus más recientes, Natalie Portman, Julia Roberts, Jude Law y Clive Owen atravesando esa delgada línea que separa amor del deseo (Closer)

La producción de Nichols tal vez no haya sido la más fructífera o la más celebrada, pero vaya que fue rica en momentos dignos de recordar. Y ahora que acaba de pasar a la categoría de inmortal, a veces estos momentos son más fuertes que todos los premios posibles.

QEPD
fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

doce razones para considerar a Flash una serie tan la zorra

FlashTV_01

Vamos ya en el sexto episodio de The Flash, tercer intento de DC Comics y Warner por armar un universo superheroico para televisión, tras las buenas experiencias de Arrow, ya en su tercera temporada, y Gotham. La experiencia, hay que decirlo, funciona, y por lo mismo, aquí van algunas claves y conclusiones relacionadas con este buen desempeño.

1.Porque la idea de DC es armar un universo coherente y ordenado para las series de televisión basadas en sus superhéroes. Y The Flash cumple muy bien con ese objetivo. Es cosa de ver la conexión y complementación que se guarda con Arrow, en cuya segunda temporada se establecieron las bases para este reboot catódico del corredor de rojo. Ya se ha visto incluso interactuar a personajes de ambas series y no falta tanto para el anunciado cross-over entre ellas.

2.-Porque, siguiendo la tendencia inaugurada por el Batman de Christopher Nolan y por Arrow, The Flash plantea como se vería un superhéroe en el mundo actual, y en la vida diaria. Mezcla precisa entre realismo, fantasía y actualidad, que funciona y que no tardó nada en enganchar con el telespectador incluso no militante.

3.-Porque a diferencia de otras versiones anteriores, donde Barry Allen, el alter ego del superhéroe, científico de la policía, que adquiere su supervelocidad tras un accidente con un rayo y parte de su instrumental, era sólo un especialista de laboratorio, aquí va más allá. Si, gran parte de sus escenas tienen lugar en esta sala, pero lo normal es verlo en la escena del crimen, y gracias a sus grandes conocimientos y aguda inteligencia, no tarda mucho en dar con las pistas claves de los hechos.

4.-Porque, si bien es cierto, las circunstancias que llevan a Barry Allen a volverse policía primero y héroe después son dramáticas (madre asesinada, padre encarcelado por el crimen, que no cometió, y el único que conoce la verdad es Barry, y pasará la vida intentando demostrarlo), su actitud frente a la vida es bastante positiva, la que mantiene con y sin su uniforme. Lo que se agradece. Para amargados y bipolares ya tenemos hartas con el otro tipo de traje negro. Ese de Gotham.

5.-Porque eso a su vez marca una distancia respecto de sus series “hermanas”. Donde Gotham es pura novela negra y Arrow, aventuras con un dejo de espionaje, Flash es aventura y divertimento puro. Estamos hablando de un tipo capaz de correr a la velocidad de la luz, mínimo que la cosa sea entretenida.

6.-Porque, en virtud de lo expuesto los últimos tres puntos, la actuación de Grant Gustin está más que de pelos.

FlashTV_04amigos

7.-Porque tiene un puñado de secundarios notables. Partiendo por Jesse Martin, en el rol del detective Joe West, amigo del padre de Barry y quien lo ha criado como a su propio hijo, y que hace las veces de nexo entre Flash y la autoridad. Luego, por Danielle Panabaker, la chica linda e inteligente pero postergada a la friendzone en esa subvalorada comedia de superhéroes llamada Sky High, ahora convertida en Caitlin, la doctora de Star Labs que apoya a Barry durante sus andanzas a gran velocidad, otra chica linda, inteligente, con actitud y que sólo un imbécil mandaría a la friendzone. Por último, Carlos Valdés en el rol de Cisco, el ingeniero especialista de Star que proporciona a Barry accesorios para que haga mejor su pega de héroe, y de poner nombre a sus enemigos. Ese geek que todos hemos tenido de compañero alguna vez y que, más que atosigarnos, les terminamos teniendo buena.

Claro, está Iris West (Candice Patton) pero por tener a Barry en la friendzone y sin embargo alucinar con Flash, mejor pasamos. Para eso tenemos a Lois Lane, que nos cae mucho mejor.

8.-Porque no tenemos que esforzarnos mucho para darnos cuenta que Harrison Wells (Tom Cavanagh), el jefe de Caitlin y Cisco en Star Labs no es el mentor buena onda que nos quiere hacer creer.

9.-Por el abundante fan service a lo largo de la serie. Todo fan de las historias de la DC Comics reconocerá sin mayor problemas las referencias, en cuanto a los personajes, lugares, calles, marcas comerciales y no pocos easter eggs que circulan por Central City.

FlashTV_04bar_oli

10.-Porque a diferencia de otros proyectos que han pagado caro el tirar toda la carne a la parrilla (cofcofBatman ForevercofcofAmazing Spiderman 2cofcof) en Flash, la cosa ha sido a la inversa, ir despacito por las piedras. De a poco se han ido presentando los villanos clásicos del personaje (Plastique, Captain Cold y se ha mencionado a Grodd y a Heatwave) o incluso en algunos episodios se ha prescindido de ellos, optando por personajes no muy conocidos o derechamente nuevos.

11.-Por el guiño a la serie Flash de fines de los 80s, al contar con John Wesley Shipp, el Barry Allen de esa serie, encarnando al encarcelado padre de Barry. Un buen hombre que aceptó echarse la culpa de un crimen que no cometió sólo para proteger a su hijo.

12.-Porque ya apareció una vez Arrow (Stephen Ammell) y se vendrá un nuevo encuentro entre ambos. El momento en que sólo alucinamos con que de la nada aparezca Hal Jordan (Linterna Verde) y tenemos al más entrañable trío de amigos del mundo de los superhéroes.

Y claro, porque ya apareció Felicity Smoak (Emily Bett Rickards) y todos amamos a Felicity. Es inevitable, esa chica es un encanto.

FlashTV_02

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

testosterona a mares

Tras rescatar de prisión a Doctor Death (Wesley Snipes), antiguo compañero de armas, Barney Ross (Sylvester Stallone) y sus mercenarios Christmas (Jason Statham), Jensen (Dolph Lundgren), Road (Randy Couture), Caesar (Terry Crews) y otros, acuden a desbaratar una operación de tráfico de armas y eliminar a sus protagonistas.

Pero cuando Ross reconoce al vendedor, un poderoso traficante de armas conocido como Stonebanks (Mel Gibson) algo le impide reaccionar. Alguna vez se enfrentaron y Ross había dado por muerto a Stonebanks, y verlo con vida lo descoloca, lo que provoca el fracaso de la operación, con uno de sus efectivos malherido.

Presionado por un agente de la CIA, Drummer (Harrison Ford), quien le insta a atrapar a Stonebanks para llevarlo ante la justicia, y temiendo por el bienestar de sus muchachos, Ross decide poner en suspenso a su equipo por algún tiempo, lo cual éstos se resisten a aceptar, y reclutar un nuevo y selecto grupo de efectivos…

expendab3_01

Por temas de agenda y algunas deserciones (Bruce Willis) y anuncios que se fueron desvaneciendo sobre la marcha (Jackie Chan), la tercera película del club de mercenarios categoría senior inaugurado por Stallone en 2010 llegó este año a nuestras pantallas. Y una vez más, no defrauda.

Claro, los catedráticos y los críticos más sesudos dirán “como no, si qué se puede esperar de una película como Los Indestructibles 3?” Bueno, yo espero algo puntual: no aburrirme.

Y no me aburrí. Cierto que quizás no contribuya a revolucionar la historia del cine, pero, como lo he dicho con las dos primeras partes de esta saga, esa es su gracia. No prometer revolucionar nada. Sólo hacer pasar un muy buen rato. Y aunque por momentos raya en lo inverosímil, lo cierto es que los momentos de genuina diversión, acción y muy buenos chistes, se dan en abundancia (ojo con Galgo, el mercenario encarnado por Antonio Banderas).

La saga Expendables se puede resumir en un gran Y QUE?

-El argumento es lo más básico del mundo…Y QUE?

-Está bien que las escenas de acción desafíen las leyes de la física, pero en estas películas se les pasa la mano…Y QUE??

-Es difícil de creer que varios de los personajes (Stallone, Gibson, Lundgren, Schwarzenegger, Banderas, Ford, Snipes, Li y, en su momento, Willis y Norris) que hace rato superaron los 50 años, tengan la energía para enfrentar las situaciones que les toca enfrentar en la película, y a ratos luzcan más que sus compañeros de pantalla de tres décadas menos…Y QUE???

-Que varios de los actores tengan una capacidad histriónica cuestionable…Y QUE????

-Que varios de sus protagonistas ni siquiera son actores…Y QUE?????

Uno lo pasa lo más bien viendo estas películas. Se impacta, se parte de la risa en su momento, disfruta de lo lindo y la hora se le pasa volando. En tal sentido, estos Indestructibles nos entregan más de 100 minutos de divertimento puro, en un trabajo que con todo lo que se le pueda criticar es mucho más honesto y genuino que todos los kilómetros de celuloide que llenan las programaciones de festivales del “verdadero” cine a nivel mundial.

Aunque la lata se vista de seda, lata se queda.

Y para que andamos con cosas, toda esa alta cocina que se ve muy bien en galerías de arte o en Instagram antes que en el estómago, nunca tendrá la grandiosidad de una buena chorrillana acompañada de su buen schop de medio. Aquí pasa exactamente lo mismo.

expendab3_BR

(¿y quien iba a pensar que Mel Gibson se iba a reivindicar de sus pastelazos de los últimos años haciendo del malo de la película? Con ésta, ya van dos)

***

THE EXPENDABLES 3

Director: Patrick Hughes.

Intérpretes: Sylvester Stallone; Mel Gibson; Jason Statham; Dolph Lundgren; Arnold Schwarzenegger; Harrison Ford; Antonio Banderas; Wesley Snipes; Terry Crews; Kellan Lutz; Jet Li; Robert Davi; Ronda Rousey; Randy Couture; Kelsey Grammer

Acción

2014

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata