no basta con ser simpático

Como Spiderman, Peter Parker (Andrew Garfield) goza de la popularidad y vive las aventuras que nunca tuvo. Pero en su vida diaria las cosas no son iguales. A sus tradicionales problemas para coordinar estudios y trabajo, las constantes estrecheces financieras y el costo que la promesa hecha al capitán de policía George Stacy (Dennis Leary) en su lecho de muerte: evitar que las consecuencias de su vida como Spiderman afecte a su hija Gwen (Emma Stone). Esta última, harta de sentirse sobreprotegida por Peter, decide romper la relación el mismo día en que acaban de graduarse.

Pero ese será el menor de los problemas para Peter. Pronto deberá enfrentar una nueva amenaza cuando Max Dillon (Jamie Foxx) un opaco e intrascendente empleado de Oscorp sobreviva a un accidente con electricidad, y Harry Osborne (Dane DeHaan) antiguo compañero de colegio de Peter, regrese a Nueva York para despedir a su padre, el industrial Norman Osborne (Chris Cooper), moribundo de la misma enfermedad degenerativa que a él también le afecta, y que ve en Spiderman la cura para su mal…

AM_SPID2_03

Es cierto. El Sorprendente Hombre Araña 2 tiene algunas lagunas argumentales garrafales. Se nota que quisieron meter la mayor cantidad posible de personajes en el filme y que el desempeño de Marc Webb como director dista mucho de su respetable cometido en la primera parte de la franquicia, estrenada hace dos años. Pero de ahí a calificarla como el equivalente marveliano al Batman de Joel Schumacher y ocupar su lugar como la peor película de superhéroes de la historia, hay un largo trecho.

No es la peor. Tampoco está a la altura de los Batman de Christopher Nolan, de un X-Men First Class o de la primera película de Avengers hace dos años. Pero hacer esas comparaciones –y del mismo modo poner a ASM2 al nivel de los filmes de Schumacher- es injusto, no en vano se trata de filmes de superhéroes de cómic cercanos a la perfección. Y tampoco creo que sea esa su pretensión. ASM2 tiene aseguradas sus tres estrellas. Pero ahí se va a quedar.

Sabemos que hay una historia angular: las dificultades que Spiderman y Peter Parker tienen para hacer compatibles sus vidas como estudiante, trabajador y héroe, y las sensaciones de culpa que le produce esta doble vida en su relación con Gwen Stacy, su novia al principio de la historia y la promesa hecha al padre de ésta, que no lo deja en paz. No vamos a descubrir la pólvora, Andrew Garfield y Emma Stone se tienen una tremenda química cuando se convierten en Peter/Spidey y Gwen. De hecho, varios de los momentos buenos del filme –que los tiene- corren por su cuenta. Además, si algo caracteriza a Spiderman es su sentido del humor, y aquí hay en abundancia.

AM_SPID2_04

Sabemos que hay un villano principal, que al principio encaja a la perfección, pero que se va diluyendo con el correr del metraje. Plantearlo como un individuo algo pelmazo, incapaz de darse a respetar y que aprovecha su nueva condición para procurarse el respeto que antes nunca tuvo es una buena idea. Pero, insisto, la relevancia del personaje en la historia es oscilante y nunca queda claro por qué es el villano principal de la historia, tanto como para ser nombrado en el título de la misma. Cuando el personaje estuvo en manos de Sam Raimi, tanto Williem Dafoe, como el Duende Verde, y Alfred Molina como Doctor Octopuss dejaron una marca. Cosa que no ocurrirá con Jamie Foxx, uno de los grandes actores de nuestra época, lo que sólo lo hace aún más penoso.

Este es el primero de los problemas de Spiderman. El segundo está un poco relacionado…para qué tratar de meter personajes a la fuerza? Lo digo por la aparición del Duende Verde, que además de inexacta (originalmente este fue encarnado por Norman Osborn y no por su hijo, quien heredaría una identidad semejante mucho tiempo después, cosa que en su momento, y con todo lo que se le criticó SI respetó Sam Raimi) nos lleva a pensar si era realmente necesario que tuviera presencia en pantalla ahora. Qué decir de Rhyno, a cargo de otro actor talentosísimo como Paul Giamatti, despilfarrado en un personaje que no estuvo a la altura de su importancia en el universo de Spiderman.

AM_SPID2_02

Lo mismo se puede decir de la historia contada. Tanta cosa que se mezcla en este filme termina por pasar la cuenta y ninguna de ellas consigue cuajar del todo bien.

Que decir de la maldita manía de Webb de convertir en videoclip todo lo que filma. Está bien, hiciste tu carrera filmando videoclips, y tu película más celebrada es un largo videoclip (500 days of summer) pero en este caso, no correspondía. ¿Sabía, Sr. Webb que eso fue lo que más le criticaron a Sam Raimi en la vilipendiada Spiderman 3?

Es una lástima. Spiderman fue mi superhéroe favorito de chico y le sigo teniendo cariño hasta hoy, y por lo mismo que muchos lo quieren tanto: por su cercanía con la gente. Pero a veces con el carisma, la simpatía, no es suficiente si no hay una perspectiva clara. En este caso, el carisma apenas te alcanza para salvar el pellejo, porque para triunfar, hace falta un poco más.

**1/4

THE AMAZING SPIDERMAN 2: RISE OF ELECTRO

AM_SPID2br

Director: Marc Webb

Intérpretes: Andrew Garfield; Emma Stone; Jamie Foxx; Dane DeHann; Paul Giamatti; Chris Cooper; Sally Field; Dennis Leary

Superhéroes

2014

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s