saluda, Frankestaine!

Tras enterrar a su creador, el Dr. Victor Frankenstein, la criatura que éste creó a partir de cadáveres (Aron Eckhart) es atacada por un grupo de demonios, y aunque consigue resistir por algún rato, finalmente es salvada por un grupo de gárgolas, ángeles caídos del cielo encargados de combatir la presencia del mal en la tierra, encabezados por su reina, Leonore (Miranda Otto).

Sorprendida por la existencia de esta criatura sin alma, a la que decide llamar Adam, Leonore le invita a ser parte de su ejército, propuesta que resisten sus propias huestes, así como Adam, quien parte al exilio.

Pero dos siglos después, el príncipe Naberius (Billy Nighy) no ha dejado de buscar a Adam, pues la criatura es la clave que necesita para formar un ejército de muertos vivos. Esta persecución lleva a Adam a abandonar su exilio y volver a Londres…

yo_frank01

Hace poco pensé en armar una sección llamada ‘A donde que eran tan malas?’, para aquellos filmes que la crítica ha hecho pedazos inmisericordemente pero que, mirados en perspectivas, no son tan terribles. Me pasó con Carrie -2013-, con Robocop -2014- y ahora con Yo, Frankenstein, me pasó lo mismo.

Porque sin ser una gran película, y con más reparos que hacerle que aciertos, lo concreto es que este filme que sigue la tendencia de rediseñar algunos personajes clásicos (Abraham Lincoln Cazador de Vampiros, Hansel y Gretel Cazadores de Brujas, etc) sacándolos de su entorno habitual y poniéndolos en otros como, en este caso, el género de la acción y aventura, a partir de la novela gráfica de Kevin Grevioux, que sitúa a la criatura creada en la era victoriana a partir de cadáveres, tornillos y choques eléctricos en una estética más cercana a películas como Underworld que a Boris Karloff (siendo producida por, precisamente, los mismos realizadores de la saga de vampiros y licántropos protagonizada por Kate Beckinsale).

Película corta como casi ya ni se ve (en lo narrativo sólo toma una hora y veintitrés minutos) la historia parte de una premisa interesante: un ser que no es humano, sin alma y con mucho odio en su fuero interno, en medio de una milenaria batalla entre las fuerzas del bien y del mal. Esto, más las buenas actuaciones de Eckhart, Otto y Nighy, sostienen una historia que, aún con algunas convincentes escenas de combate y un par de chistes aislados, no levanta ni arriesga mucho, sobre todo por la floja mano de su director Stuart Beattie, quien se limita a ser cumplidor, lo que hace que, en esta virtud, su breve duración resulte ser un punto muy a su favor.

Alargarla mucho hubiese sido fatal. Y es que a veces las cosas funcionan cuando se hacen en la dosis justa. Yo, Frakenstein es una de ellas y, sin ser la gran cosa, cumple.

**3/4

yo_frankBR

I, FRANKENSTEIN

Director:Stuart Beattie

Intérpretes: Aron Eckhart; Miranda Otto; Billy Nighy; Yvonne Strahovski

Aventuras/Fantasía

2014

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

(P.D.: Si no entendió el título de esta columna, es porque nunca vio ese sketch del Jappening con Ja en que Fernando Alarcón encarnaba a un ventrílocuo argentino, con un horrible muñeco de Frankenstein)

Anuncios

3 Respuestas a “saluda, Frankestaine!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s