el podio no era tan grande para los dos

Durante los ’70, la Fórmula 1 se convirtió en la especialidad más popular del automovilismo. Y para su popularidad, contribuyó mucho el permanente conflicto que durante esos años protagonizaron dos de las grandes estrellas del sector: el inglés James Hunt (Chris Hemsworth) y el austríaco Niki Lauda (Daniel Bruhl).

El conflicto entre ambos va más allá de la mera competencia. Hijo del rigor, disciplinado y estricto consigo mismo, el estilo de Lauda choca fuertemente con la vida más relajada y algo desenfrenada de Hunt. Y aunque cada uno tiene motivos diferentes, ninguno quiere dar un centímetro de ventaja al otro en busca del campeonato mundial…

rush01
Lo bueno de Ron Howard, además de ser un director muy versátil, es que por cada Una Mente Brillante, por cada Cinderella Man, se despacha cosas como Frost/Nixon, Apollo 13 o la más reciente Rush: Pasión y Gloria, película basada en hechos reales, género que le encanta, que se disfruta de principio a fin y que, como no podía ser de otro modo en una película de autos, no se siente lo rápido y ágil que corre la historia.

Incluso para los que no sean fanáticos de la Fórmula 1.

Howard aprovecha la excusa de la mítica rivalidad entre Niki Lauda y James Hunt para meterse en el entorno de la F1, la categoría más importante de los deportes tuerca, con todo lo bueno, lo malo y lo feo que conlleva. Howard maneja la narración con el suficiente talento para que los conocedores y seguidores de los motores queden más que satisfechos y, plenamente consciente que el cine no es sólo para los fans de tal o cual cosa, quienes no hayan tomado ni el volante del autito a pedales cuando chicos queden metidos con la historia. Howard cuenta el trasfondo de la fórmula 1 con rigor, sin caer eso sí en el documental, en la denuncia o en la lágrima fácil, este último un lugar común en las películas de deportes. Nada de eso sucede y por eso es que la película termina gustando tanto.

Otro punto a favor de Rush, corre por cuenta de la evidente química entre Daniel Bruhl y Chris Hemsworth, encarnando a dos personajes que de tan opuestos que eran terminaron siendo muy amigos una vez alejados de las pistas. El austríaco, de pocas palabras y poco sentido del humor; el británico, relajado, playboy y preocupado de vivir el momento. Lauda y Hunt fueron tan diferentes que en la pista luchaban a muerte si era necesario, fuera de ella no se hablaban, pero una vez retirados tuvieron mucho que compartir, hasta la muerte del inglés en 1993. Bruhl y Hemsworth se hacen cargo de ellos de manera sólida, más allá de lo meramente convincente, conscientes de que lo medular de esta historia corre por cuenta de ellos. Y entre los dos sostienen lo más bien el grueso de la película.
Bastante recomendable esta Pasión y Gloria, especialmente para los “sesudos” que no tienen nada mejor que hacer que encontrar malas las películas de deportes y condenarlas de frentón como cine hecho por y para descerebrados. Aquí tienen un tapabocas muy eficaz y del que no les será fácil recuperarse (esperemos que por un buen rato).

*** ½

rushBR

RUSH

Director: Ron Howard
Intérpretes: Daniel Bruhl; Chris Hemsworth; Olivia Wilde; Alexandra Maria Lara.
Drama
2013

próxima columna: Batman 75: Parte II

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s