valores familiares

Llegué tarde, pero alcancé a llegar. No puedo decir lo mismo de otras series como Breaking Bad, así que es un alivio haber alcanzado a descubrir Modern Family, por lejos una de las más divertidas e inteligentes comedias del último tiempo, actualmente en su quinta temporada.

modernf_02

Con la estructura de un docurreality o mockumental (algo similar a lo que hizo antes The Office, tanto la original como su remake estadounidense) y alejada estructural y estilísiticamente del sitcom tradicional (si bien hay pocos personajes y pocos escenarios, no hay risas grabadas y los chistes no se plantean de manera tan evidente), Modern Family sigue las aventuras de tres familias estadounidenses, ligadas por vivir en el mismo barrio, por los lazos de sangre, y por cómo enfrentan los problemas de la vida diaria: el hogar, la vida en pareja, la crianza de los hijos, el trabajo, el estudio, los ingresos, etc. Ellos son los Pritchett-Delgado, los Dunphy-Pritchett y los Pritchett-Tucker.

El patriarca de la familia es Jay Pritchett (Ed O’Neill), uno hombre de más de 60 casado en segundas nupcias con Gloria Delgado (Sofía Vergara) una extrovertida y llamativa colombiana que vino a EEUU junto a su ex esposo y su hijo Manny (Rico Rodríguez) un chico inteligente y aplicado, pero demasiado maduro para su edad y algo torpe en lo que a relaciones sociales se refiere. Jay es un pequeño empresario que ya viene de vuelta, tiene cierto éxito en lo económico que le permite vivir relajadamente junto a los suyos y que no tiene más pretensiones que disfrutar la vida. Gloria llegó a Estados Unidos buscando un mejor futuro para su hijo tras dejar el violento pueblo donde vivían en Colombia, donde el que no estaba ligado al narcotráfico era turista o estaba muerto. Muchos chistes en la serie se basan en la diferencia de edad entre Jay y Gloria, y por las diferencias culturales entre ellos, además de las aventuras de Manny y sus intentos por enganchar con otros de su edad.

Jay tiene dos hijos. La mayor es Claire (Julie Bowen). Ex ejecutiva hotelera que dejó un brillante futuro en el área para dedicarse a ser madre a tiempo completo. Dueña de casa devota, Claire vive en pos del bienestar de su familia, aunque a veces raya en la sobreprotección y ronda cerca del trastorno obsesivo-compulsivo. Es casada con Phil Dunphy (Ty Burrell) corredor de propiedades fanático del deporte, de la tecnología (babea con cada chiche nuevo que sale al mercado) y con una obsesión por agradarle a sus hijos haciendo bromas que normalmente no lo dejan muy bien parado, y con la idea fija de que no le agrada a Jay, por lo que trata a toda costa de simpatizarle. Tienen tres hijos: Hayley (Sarah Hyland), una frívola adolescente más preocupada del look, de la vida social y de su novio que de la responsabilidad; Alex (Ariel Winter), un poco menor que Hayley, y su total opuesto: insoportablemente aplicada, de escasa vida social y con un sentido del sarcasmo altamente desarrollado, siempre con alguna pesadez a flor de labio (especialmente hacia Hayley, quien no suele ser muy inteligente fuera de su elemento). El menor es Luke (Nolan Gould), un chico que, al estilo de Bart Simpson, la poca inteligencia que le funciona es la que le permite idear travesuras o, derechamente, estupideces. Sin embargo, de vez en cuando tiene algunos intervalos de lucidez de los que él mismo no suele darse cuenta.

modernf_01

La tercera familia involucrada es la de Mitchell (Jesse Tyler Ferguson) hijo menor de Jay. Mitchell es abogado y gay, y vive con su pareja, Cameron Tucker (Eric Stonestreet), cantante y profesor de música convertido en dueño de casa. Aunque son muy unidos, especialmente en lo que a defender su condición sexual se refiere (de hecho, a Jay le ha costado mucho aceptar ésta, aunque en el fondo le tiene mucho respeto y cariño a Mitchell y un gran aprecio a Cam), normalmente sus personalidades chocan. Donde Jay es más reservado, Cam suele ser más extrovertido. Donde Jay suele ser más cauto y pensar dos veces las cosas antes de hacerlas, Cam es menos complicado y simplemente cruza el río y le da a su novio el empujón necesario para hacerlo. Son padres adoptivos de Lily, una niña vietnamita a quien educan intentando enseñarle a vivir sin complejos ni prejuicios.

Modern Family, creada por Christopher Lloyd y Steven Levitan merece celebrarse, no sólo por la divertida comedia que es. He dicho antes que a veces el humor es la más eficaz manera de plantear ciertos temas. Y Modern Family cumple cabalmente lo que estoy diciendo. Como les explicaba, más allá del humor de la serie, inteligente, ingenioso y muy ágil, evitando caer en lo obvio, en el lugar común y en la moraleja. Modern Family parte de tópicos presentes en la vida familiar de todos, vivan en Nueva York, Tokio o Santiago, por lo que puede funcionar perfectamente en cualquier ciudad o estrato social.

Pero además constituye un gran aporte en lo social, inculcando que la familia es un concepto que va mucho más allá de lo estrictamente sanguíneo. Siendo la serie protagonizada por tres tipos de hogares muy diferentes entre sí: familia standart, familia homoparental con hija adoptiva de otra raza y una tercera donde marido, mujer e hijastro tienen una diferencia de edad y cultural considerables, pero por sobre todo eso, y por sobre las diferencias personales que pudiera haber entre sí (tanto Mitchell como Phil buscan de manera casi obsesiva la aprobación de su padre/suegro; Claire al principio desconfiaba de Gloria, a quien veía como una cazafortunas) al final todos están unidos, se quieren, se respetan y se apoyan.

Al final, la familia no la decide la sangre ni la genética, sino los lazos que se crean.

Modern Family ha sido nominada y ganadora de diversos premios Emmy, Globos de Oro y similares, tanto en categorías individuales como por elenco y staff, pero también ha sido celebrada por el enorme aporte que hace a la integración. Por un lado, plantea como válida y legítima la opción de formar una familia fuera del concepto tradicional, y por otro funciona mejor para inculcar el concepto de igualdad y no discriminación que un sinfín de desfiles y protestas (siendo la relación entre Mitchell y Cam la mejor prueba de ello, reconocidos dentro de los mejores padres televisivos y demostrando que la homosexualidad no es obstáculo para formar un buen hogar).

Modern Family se encuentra en su quinta temporada y está confirmada ya una sexta. Y como las personas y las familias van evolucionando, la serie tiene materia para rato, así que muy probablemente se prolongue un par de temporadas más. Y, como no suele suceder, manteniendo la chispa, la gracia y la inteligencia de sus argumentos. De ser así, bienvenida sea. Después de todo, familia que hace reír unida, permanece unida.

modernf_BR

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

PD: La próxima semana comenzamos con…BATMAN 75

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s