grandes peces, pequeñas lagunas, vidas extraordinarias

Edward Bloom (Ewan McGregor/Albert Finney) ha tenido una vida extraordinaria.

Desde su infancia y hasta su vejez, Edward ha vivido las más insólitas aventuras, conocido a los personajes más asombrosos y atravesado las hazañas más sorprendentes, lo que lo ha convertido en un héroe para su comunidad y su entorno…excepto para su hijo Will (Billy Crudup) quien ve en las historias que su padre cuenta un intento desesperado por no dejar de ser el centro de atención.

Tras algunos años alejado de su familia, Will, próximo a ser padre, debe volver con prisa al hogar familiar. Edward ha enfermado gravemente, y muy posiblemente no sobreviva. Will ve este reencuentro como la oportunidad perfecta para averiguar, de una vez por todas, la verdad acerca de las historias que Edward ha contado a lo largo de su vida…

GPez02

Para mucha gente, Gran Pez es la última gran película de Tim Burton antes de lanzarse en un torbellino de filmes fallidos, repetitivos y superficiales del que recién viene saliendo ahora. Cierto es que filmes posteriores no tienen la grandeza de toda su obra anterior, pero de ahí a pasar a la categoría de crucificables falta mucho todavía. Aunque una cosa es cierta, Gran Pez es una obra superior por donde se le mire, y es por lejos uno de los puntos más elevados de la obra de este autor.

Gran Pez, basada en una novela de Daniel Wallace, retoma un tema recurrente en su filmografía: la relación padre-hijo. Es cosa de revisar gran parte del trabajo burtoniano para darse cuenta que el tema de la paternidad está presente, en mayor o menor medida. El cine de Burton es pródigo en padres ausentes (Batman, El Joven Manos de Tijera), distantes (Charlie y la Fábrica de Chocolates), sustitutos (Ed Wood) y recién en Gran Pez nos encontramos con una relación padre-hijo relativamente estable, aunque lejos de ser perfecta. De hecho, si hay una distancia entre ellos, pero no es el padre el causante de ella, sino el hijo. No es el padre el que se distancia, sino al revés, el hijo es el que se aleja aún cuando su padre sólo quiera hacer mejor las cosas.

Y es que, a diferencia de lo que Will cree, su padre no ha hecho del contar historias un estilos de vida porque sea un mentiroso compulsivo, oculte una doble vida o simplemente le guste ser el centro de mesa. Nada más lejos que eso. Edward sólo busca, a través de la exageración, dar a su hijo una vida extraordinaria, un mundo donde cada día sea una experiencia nueva y más increíble que la del día anterior.

GPez03

Will parece no entender (o no querer entender) esta posición, y por eso se propone descubrir la verdad tras las historias de Edward Bloom, aunque ni el mismo tenga claro que pretende con eso. ¿Salir de la duda?¿Revancha?¿Decir “te lo dije”?¿Hacer las paces con su padre y, de paso, con su pasado? ¿Perdonarlo? ¿Entenderlo? Nada de eso, o un poco de cada cosa, pero bien en el fondo lo que pretende es aceptarlo. Porque en poco tiempo Will será padre también. Y algo muy dentro suyo le avisa que heredará de su progenitor ese aspecto. No es casualidad que Will sea periodista, profesión encaminada precisamente a contar historias. Y es el mismo Edward quien le hace ver que son más parecidos de lo que Will voluntariamente esté dispuesto a asumir.

Y es que más allá de aceptar o no el estilo de vida de su antepasado, el gran objetivo de Will al buscar confirmar las historias de su padre, por bobas o irrisorias que le parezcan, es confirmar que estas sean reales, y así seguir recordando a Edward como el ser extraordinario que conoció. Y con lo que alcanza a averiguar le resulta más que suficiente.

Y es que no es fácil la relación padre-hijo. El vínculo entre madre e hijo se da natural e instintivamente, no así el vínculo con el padre. Y cada hombre en el mundo debe poner de su parte para crearlo. Edward optó por el suyo..y cuando vemos las últimas escenas del filme, nos damos cuenta que lo logró. Que fue feliz en su vida, que dio a su familia un increíble entorno donde desarrollarse y que forjó un lazo irrompible con su hijo, por mucho que los egos los hayan distanciado física y temporalmente. Y ese ciclo lo repetirá Will con su hijo, y así sucesivamente.

GPez05

Y es que ser un gran pez en el pequeño lago que es tu mundo, es mejor que ser uno más en el océano donde nada es especial, todo es igual y nada resulta realmente trascendente.

Después de esta película, al menos para mi, que Tim Burton haga lo que quiera. Con Edward Scissorhands, Ed Wood y Gran Pez ya se ganó un lugar en mi top 5 personal de directores y da lo mismo lo que haga, de ahí no se va a bajar.

****

BIG FISH

Director: Tim Burton

Intérpretes: Ewan McGregor; Albert Finney; Billy Crudup; Jessica Lange; Marion Cotillard; Allison Lohman; Danny De Vitto; Steve Buscemi.

Fantasía

2003

GpezBR

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s