cuando todo se derrumba

Dejando atrás su vida de lujos y comodidades, Jasmine -o Jeanette- (Cate Blanchett) viaja a San Francisco, para mudarse al pequeño departamento que su hermana Ginger (Sally Hawkins) ocupa junto a sus dos hijos.
Asumiendo un forzado cambio de vida luego de que su esposo Hal (Alec Baldwin) fuera encarcelado por fraude fiscal y que le llevó a perder todos sus bienes, Jasmine, que nunca ha tenido que trabajar o valerse por si misma nunca, deberá intentar afrontar esta nueva realidad, antes que los fantasmas del pasado y el consumo de antidepresivos, terminen de destruir el frágil piso sobre el que se mueve…

bluejasmine02
Se ha dicho mucho los últimos años que la obsesión de Woody Allen por estrenar una película anualmente le ha pasado la cuenta, quitándole la maestría de antes. Tal vez sea verdad, si repasamos la obra alleniana de la última década, que reúne tanto títulos buenos, o al menos satisfactorios (Scoop, Vicky Cristina Barcelona, De Roma con Amor), como otras regulares, incomprensibles o derechamente decepcionantes (El Sueño de Cassandra, Whatever Works, Conocerás al Hombre de Tus Sueños), pero que de cuando en cuando se deja ver con alguna obra digna de ovación y respeto (Matchpoint, Medianoche en París). Su último estreno, Blue Jasmine, se coloca en este último grupo.
Regresando a EEUU tras su periplo europeo de casi diez años, aunque esta vez optando por San Francisco en lugar de su tradicional Nueva York, Allen se desenvuelve con comodidad al relatar a esta historia de una mujer que, de golpe y porrazo debe enfrentar la vida real. No más lujos, no más cuento de hadas, hola trabajo, hola obligaciones y necesidades.
bluejasmine03
Gran parte de la gracia de este filme está en el contraste entre la vida acomodada y sin preocupaciones de Jasmine mientras fue casada con Hal (y como ella, con la vista nublada por las comodidades y despreocupaciones era incapaz de ver al inescrupuloso y descarado hombre que hacía fortuna fregándose al prójimo, mientras engañaba a su mujer con toda aquella falda que se le atravesara) y su nuevo mundo, donde tiene que aprender a vivir de su propio esfuerzo –algo que nunca ha hecho- y apretarse el cinturón, el presupuesto y hasta el espacio físico. Mientras, cual Blanche Dubois, cual Norma Desmond, sigue soñando con el día que un príncipe azul la rescate y la lleve de vuelta a su mundo de fantasía. Allen convierte esta historia, una verdadera tragedia para muchas personas, se convierta en algo no tan aterrorizante, sino más liviano y divertido, sin necesidad de hacer burla ni leña del árbol caído de la situación de Jasmine.
Aunque hay que ser justos. Gran parte de los méritos que hacen de Blue Jasmine uno de los grandes títulos del último tiempo, están en Cate Blanchett, quien nos tiene acostumbrados a las actuaciones notables, pero que en esta tragicomedia se supera a sí misma. Blanchett consigue una de sus mejores interpretaciones dando vida a esta mujer cuyo mundo se vuelve cada vez más frágil, ante la incapacidad de enfrentar un pasado construido a base de superficialidad y falsedad, que encima de todo no deja de perseguirla y que incluso ha llegado a extrañar, se refugia en el alcohol y los medicamentos que, sin embargo, la desquician aún más (sólo así se explica que su viaje a San Francisco haya sido en primera clase y con no pocos bultos de reconocida marca y precio, aunque no tenga qué comer).
bluejasmine01
Ni siquiera sus esfuerzos por reconstruir su relación casi inexistente con su hermana Ginger (otra gran interpretación, a cargo de Sally Hawkins) y tratar de hacerse (y hacerla) parte de su mundo (y viceversa..otra actitud muy ABC1, por cierto) parecen hacer algo más por su vulnerable situación personal, de la cual pretende salir a flote mediante más y más engaños y enredos, especialmente cuando llegado el momento, lo que alguna vez pudo haber sido admiración y respeto de Ginger hacia Jasmine se vuelve repudio y un grito desesperado por respeto y autodeterminación. Cate Blanchett encarna con comodidad y maestría a esta mujer al borde del colapso, y pone su rúbrica en gran parte de los bonos del filme…¿alguien sabe si Blanchett se ha apuntado alguna nominación o premio ya por este trabajo?
Realista como pocas veces lo hace (esta historia bien podría transcurrir en Nueva York, Paris o incluso en Santiago, más exactamente en Sanhattan…aunque aquí más que una comedia dramática sería una verdadera tragedia griega) Allen construye un relato con matices más amargos que dulces, más oscuros que luminosos y donde el final feliz es más bien una utopía. Como diría Marge Simpson “es un final, y punto!”*. Como la vida misma, que nos recuerda que, más allá de las estadísticas y, en cierta forma, de la sobreexposición, Woody Allen es un crack a la hora de crear y contar historias acerca de la vulnerabilidad emocional. Sólo hay que tenerle paciencia. Y con obras como Blue Jasmine, esa paciencia es recompensada, con creces.
bluejasmineposter
****
BLUE JASMINE
Director: Woody Allen
Intérpretes: Cate Blanchett; Sally Hawkins; Alec Baldwin; Bobby Cannavale; Peter Saasgard; Andrew Dice Clay.
Comedia Dramática
2013
*Curioso, al menos en su primera época Los Simpson tenían mucho de Allen tanto en su sentido del humor y contenido, como en la forma: debutaron dentro del show de Tracy Ullman, y la voz de Marge hasta el día de hoy es interpretada por Julie Kavner. Ambas trabajaron con Allen en algún momento durante los 80.
fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s