una odisea espacial

La primera misión de Ryan Stone (Sandra Bullock) en el espacio parecía de rutina. Con menos de seis meses de entrenamiento, y acompañada por un veterano astronauta, Matt Kowalski (George Clooney), se encuentra en órbita reparando un satélite del telescopio Hubble, enfrentan una reacción en cadena y una lluvia de desechos espaciales causados por una explosión de misiles dirigidos a un satélite inactivo, que mata al resto de la tripulación de su nave, quedando ésta en muy malas condiciones, dejando al equipo a la deriva.

Sin oxígeno suficiente, incomunicados, y abandonados en medio de la nada, Stone y Kowalski intentan regresar a una sonda Soyuz detenida no muy lejos, y tienen apenas 90 minutos para lograrlo, antes que, según calcula Kowalski, una segunda oleada proveniente de la explosión, termine por destruir lo que quede.

gravity_03

Sucede que de vez en cuando aparece una obra que, sin mucha parafernalia, deja en vergüenza a las grandes franquicias y superproducciones. Sucedió en 1999, cuando Matrix y Sexto Sentido hicieron ver muy mal a Star Wars Episodio I. En 2009, Sector 9 causó mucho más impacto que unas cuantas producciones con mucho más auspicio, y este año, la última película de Alfonso Cuarón, Gravedad, la que saca la cara por las producciones pequeñas frente a los grandes blockbuster de la temporada, y sale harto más que bien parada.

Cuarón es un tipo que sabe construir grandes obras. Tiene a su haber una de las mejores películas mexicanas del último tiempo (Y tu mamá también), la mejor película de la saga de Harry Potter (la tercera, el Prisionero de Azkaban) y esa extraña pero notable-pero-incomprendida obra de ciencia ficción llamada Children of Men. Y con Gravedad, nos demuestra como una idea así de simple puede llegar a crecer rápida y exponencialmente mientras se le aprecia.

Con un casting pequeño (dos actores y unas pocas voces de acompañamiento) pero convincente, Cuarón logra transmitir en el espectador la sensación no de terror, porque aquí no hay monstruos ni enemigos que pongan en vilo la existencia de los protagonistas, sino que derechamente de angustia. Aquella frase acuñada para promocionar Alien en su momento decía “en el espacio, nadie puede oír tus gritos” nunca fue más cierta que en esta película.

Cuarón, que contó con la asesoría de su hijo Jonás en la escritura del guión y su fotógrafo habitual, Emmanuel Lubezki, construye el entorno de Gravedad de manera no sólo verosímil, sino además escalofriante, lo que ayudado por la impresionante actuación de Sandra Bullock, que soporta gran parte del peso dramático de la cinta (y confirmando de paso que su talento va más allá de las comedias bobas que suele protagonizar) que al mismo tiempo que intimida al espectador (la sensación de soledad y abandono de Stone aumenta considerablemente dentro de la oscuridad y amplitud de la sala de cine), lo atrapa.

gravity_02

Si, es una sensación agobiante, no recomendable para quienes padezcan de…eh…si algún psicólogo entre el público ¿Cómo se llamaría esta fobia a los espacios abiertos y oscuros?…pero por agobiante que sea queremos que esta se solucione. Y para hacerlo más agobiante aún, nuestros protagonistas no tienen transporte, comunicaciones, ni siquiera un aliado cerca.

Totalmente solos y dependientes de sí mismos en la inmensidad del cosmos. Ya no se ve tan bonito como Carl Sagan profetizaba o como la Nasa, en sus programas de reclutamiento, lo hace ver…¿verdad?

Con apenas 90 minutos de duración, en los que la historia se narra con agilidad, precisión y sin redundancias ni monólogos que  no vienen al caso, Gravedad se basta a sí misma para convertirse en otra anotación positiva en la hoja de vida de su autor, sino que en una nueva demostración, y un nuevo integrante de ese selecto grupo de filmes que demuestran que la sci-fi va más allá de las space-opera (Star Wars, Star Trek) sino que, bien ejecutada puede dar lugar a obras serias, inteligentes y altamente respetables. Gravedad se incluye en este grupo que además cuenta con miembros como Blade Runner, 2001, la primera Matrix, Sector 9 o Elysium (ver nota aparte), entre otras. Y ciertamente, tiene méritos y cualidades más que suficientes para ponerse en mi top 5 anual. En que lugar exactamente, habrá que verlo, pero más debajo de eso, sería una falta de respeto que no se merece.

****

gravity_poster

GRAVITY

Director: Alfonso Cuarón

Intérpretes. Sandra Bullock; George Clooney; Ed Harris (voz en off)

Ciencia Ficción

2013

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Un comentario en “una odisea espacial”

  1. Concuerdo con su comentario estimado Lobocinepata. Yo casi no la veo por confiar en el criterio de mis compañeros de pega, casi todos los que fueron a verla antes de mi no les gustó, pero una vez más desconfié de ellos y me encontré con una buena película; no sé cómo se llamará el miedo o fobia al espacio, pero yo sufrí de acrofobia (miedo a las alturas) a pesar de verla solo en pantalla normal; otra cosa buena relacionada con la película es el corto que muestra el otro lado de la conversación que tiene la protagonista con Aningaaq, un pescador inuit en Groenlandia, a través de la onda corta, bueno.

    copio el link http://www.cinepremiere.com.mx/33239-aningaaq-el-cortospinoff-de-gravity-por-jonas-cuaron.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s