las distancias nunca fueron más cortas

Tras un año de ausencia forzada, volvimos este año 2013 a visitar la Feria Internacional del Libro de Santiago, FILSA, para encontrarnos con Movimiento Social Media, de Nicolás Copano.

Todo un self-made man, en 250 páginas aproximadamente, Copano analiza la influencia de internet, de las redes sociales, los blogs y las nuevas tecnologías de información en la vida de las personas y de las sociedades. De como estas tecnologías han facilitado el acceso de las personas a los grandes estamentos sociales y de cómo éstos, tras largos años de ningunear reiteradamente estos nuevos mecanismos, han terminado por quedar atrás en los avances y cambios sociales.

Copano habla desde su propia experiencia. Tras años de colaborar delante y detrás de la pantalla en diversos medios tradicionales, el autor es prácticamente un pionero, y aunque parezca exagerado un profeta en lo que a tecnologías de información se refiere. Desde su productora, MQLTV, Copano lleva varios años explotando las plataformas virtuales como los medios de comunicación del futuro que son. Sin censura, y por el contrario, con posibilidad de llegar a más personas que los medios standart, su show Demasiado Tarde marcó un antes y un después en la relación entre los medios virales y los tradicionales.

De todo eso nos habla Copano en su libro. Cierto es que no deja de lado las desventajas de tanta información…o sobreinformación. Nadie va a negar que tanta inmediatez ha dejado algunos estragos en gran parte de la comunidad, haciendo individuos menos pacientes, menos avezados y en algunos casos, más estúpidos. De qué sirve que los niños vayan al colegio a escuchar una clase determinada, si desde sus smartphones basta que consulten a Wikipedia y con eso ya se ahorraron escuchar una hora de cátedra (y en algunos casos, hasta contradiciendo al profesor, algo impensado para los que nacimos y nos formamos en un mundo offline).

Pero como la tarea de encontrarle lo malo a las cosas es pega de los medios tradicionales, Copano se va a las ventajas del sistema. Y la principal ventaja es acercar a gobernado a sus gobernantes. Acercar al súbdito a sus autoridades. Al vigilante convertirlo en vigilado. Y de cómo el gobernado, el súbdito, le está dando cancha, tiro y lado a su autoridad, que se ha quedado muy atrás en lo que a interacción con sus dirigidos se refiere, situaciones que explica con ejemplos muy claros. Pensemos en las no pocas frases fuera de contexto de nuestro Presidente o de sus asesores. Pensemos en como un tuiteo poco  afortunado puede costar un puesto. Que lo diga la señora del sueldo reguleque de tres millones de pesos, no más.

Bajo el influjo de las redes sociales, nunca fue más corta la relación entre el poder y el súbdito. Nunca fue más cierto es que cantaba John Lennon: Power to the People. Porque las noticias se saben cada vez más rápido, llegan a cada vez más lugares y las informaciones extraoficiales, las que no siempre aparecen en los medios establecidos se vuelven cada vez más masivas. Y basta apretar un “me gusta”, o publicar un tuit para que se arme un movimiento social. Y las decisiones políticas cambien.

Y así como los gobernados han logrado acortar las distancias para con sus gobernantes, los poderes, oficiales y de facto, han intentado seguir este juego, fracasando en el intento (y es que las nuevas tecnologías…y por consiguiente, las nuevas corrientes de pensamiento no van de la mano con las viejas concepciones de la relación autoridad-súbdito) y tratando de alejarse cada vez más de las masas, procurando mantener el status quo, desconociendo y menospreciando a un movimiento que crece, y se acerca cada vez más rápido. Y cada vez más fuerte.

Es cosa de ver los movimientos de indignados, que florecieron prácticamente en todo el mundo, prácticamente todos a la vez.

Así, podemos decir que el gran mérito de Movimiento Social Media es introducirnos en este nuevo y viralizado orden mundial. Tratar de entender como un personaje con un mensaje claro, un computador y una banda ancha relativamente rápida puede resultar más influyente que el candidato a la presidencia mejor auspiciado. Entender que el mundo y los medios que conocimos están quedando atrás y como los líderes mundiales están chuteando un cada vez más inevitable relevo en lo que a liderazgos se refiere.

Hasta el consumismo dejó de ser lo que solía ser.

En un mundo donde las comunicaciones, las informaciones llegan cada vez a más puntos y a una velocidad cada vez mayor, las sociedades se han fortalecido. Y los gigantes son cada vez más pequeños, por su propia culpa. Por haber menospreciado algo que en su oportunidad no supieron procesar.

No sólo de los 100 líderes que cada año selecciona El Mercurio viven las sociedades. Quién sabe cuantos más y mejores líderes hay perdiéndose por falta de canales. Los medios están ahí. Los recursos están al alcance de la mano. Es cosa de ponerse las pilas. Los canales no faltan. Las ganas, esperemos, tampoco.

MOVIMIENTO SOCIAL MEDIA

Nicolás Copano.

Planeta, 2013.

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata