se matan brujas a domicilio…tratar aqui

Desde que, siendo muy niños, asesinaron a una bruja que estuvo a punto de cocinarlos, los hermanos Hansel (Jeremy Renner) y Gretel (Gemma Aterton) han dedicado su vida a cazar brujas, monstruos, gigantes, troles y otros seres semejantes.

Convertidos en cazarrecompensas, no sólo se dedican a cazar brujas, sino también a evitar que gente acusada de brujería muera en la hoguera injustamente. Contratados por el alcalde de un pequeño pueblo, salvan de la ejecución a una mujer a quien el sheriff del lugar, desconfiado del desempeño de estos dos hermanos, acusa de la desaparición de la mayoría de niños del pueblo.

hansel_gretel_01

Ha sido una tendencia este año. Sin lograr grandes maravillas, el cine de Hollywood se las ha arreglado para lanzar abundantes estrenos que, si bien difícilmente tengan trascendencia por sus méritos artísticos, al menos han sido bastante entretenidos. Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas es uno de ellos.

Siguiendo la línea de modernización de los cuentos de hadas, iniciada con las fallidas Blanca Nieves y el Cazador y Espejito, Espejito, así como con series como Once Upon a Time, aunque más que una enchulada de la historia original, más bien nos plantea que fue de esta pareja de hermanos luego de abandonar la casa con paredes de dulce en que se ocultaba una malvada bruja, según el cuento que nos contaron de chicos. Este posible futuro, que los dos hermanos hayan descubierto luego del incidente que tenían dedos para el piano de la cacería y lo vieran como una rentable y noble forma de ganarse la vida, resulta una premisa muy atractiva.

Premisa atractiva que, en muchos casos, naufraga rápido, pero que en este caso permite llevar la narración a buen puerto, sin sobresaltos, haciéndola ver incluso más corta de lo que es (85 minutos, contando los créditos). Ello, gracias a entretenidas secuencias de acción, humor abundante, personajes y un argumento simple (pero no por eso idiota) de entender.

Lo he dicho antes y lo diré siempre: a veces, menos es más. Y sin grandes pretensiones ni argumentos rebuscados, alcanza para hacer un filme que cumple con lo que promete: dejar pegado al espectador de principio a fin. De vez en cuando, con eso es suficiente.

hansel_gretelBR

***

HANSEL & GRETEL: WITCH HUNTERS

Director: Tommy Wirkola

Intérpretes: Jeremy Renner; Gemma Aterton; Famke Janssen; Thomas Mann; Peter Stormare

Fantasía

2013

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

una manzana para dominar el mundo

Es 2001, y Steve Jobs (Ashton Kutcher), se encuentra presentando el más reciente producto de Apple Corporation, el iPod, dispositivo portátil para escuchar música.

Jobs no llegó a encabezar este gigante de la informática de un día para otro, y recuerda cuando a poco de haber dejado la universidad, a mediados de los 70, junto a su amigo Steve Wozniak (Josh Gad) comenzó, en el garaje de sus padres, a armar computadores a pequeña escala, llamando la atención de comerciantes e inversionistas locales. Y si bien, el avance de su negocio es acelerado, Jobs parece siempre querer ir más lejos…

Jobs-Movie-gallery

No soy usuario de Apple. Sé que tienen excelentes software de gráficos y diseño, y reconozco que estéticamente son aparatos más atractivos que un pc o notebook, pero nunca me han llamado la atención realmente. Por lo mismo, desde la distancia me cuesta entender esa visión casi de Mesías que tienen los usuarios de esta marca hacia su fundador, Steve Jobs.

Por eso, en cuanto pude vi Jobs, filme autobiográfico cuya producción comenzó no mucho tiempo después del deceso de este empresario de la tecnología. Suponía que me iba a ayudar a entender mejor ese hálito de “santidad” que rodea la figura de Jobs, que para sus fans es prácticamente un líder espiritual (devoción que se ha prestado para todo tipo de humoradas, sólo recuerden lo que pasa cuando los Simpson visitan una tienda Apple y los clientes escuchan el nombre de Jobs).

Y si bien la película cumple en varios aspectos, al ser un filme ameno, atractivo y fácil de comprender incluso si usted nunca ha tenido un computador en las manos, falla en lo principal de toda biopic: ayudarnos a entender porque un personaje determinado ha logrado el reconocimiento de que goza. Y es difícil construirnos un perfil acerca de lo que Jobs significa para la cultura occidental cuando la película nos muestra una misma persona en estados totalmente distintos.

A lo largo del filme conocemos a un Steve Jobs (buena aunque no espectacular actuación de Kutcher) emprendedor, idealista, trabajólico, ambicioso, egoísta, obsesivo, buen padre de familia, histérico, explotador, en fin…¿Cómo definir cual de ellos es el verdadero Jobs y como se convierte en el santo patrono que algunos han adorado desde que descubrieron quien estaba detrás de sus Macs?

130816_MOVJobsMovie.jpg.CROP.rectangle3-large

Jobs acierta en cuanto es un filme interesante y que se deja ver y hasta disfrutar sin grandes complejidades (o sea, al lado de Cosmopolis, ese bodrio que significa un segundo paso en falso seguido de Cronenberg tras la olvidable Un Método Peligroso, claro que lo es) pero que pierde los bonos acumulados por la indecisión de su director respecto de cual Jobs es el que quiere mostrarnos: si el joven entusiasta e idealista que empezó armando aparatos casi como un hobbie, o el cabrón que siempre quiere tener la última palabra, o el ave fénix que tras años en el borde vuelve en gloria y majestad.

Pero bueno, al menos no es Mark Zuckerberg.

** ½

JOBS:

Director: Joshua Michael Stern

Intérpretes: Ashton Kutcher; Josh Gad; Dermont Mulroey; Matthew Modine; Lukas Haas; J.K.Simmons; Lesley Ann Warren

Biográfica

2013

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

no fue demasiado castigo?

daredev

Como en todos los géneros cinematográficos, el de los superhéroes tiene sus obras maestras: los Batman de Tim Burton y sobre todo los de Christopher Nolan; los Superman I y II de Christopher Reeve y el Man of Steel de Snyder y Nolan; los dos primeros Spiderman de Raimi, así como el Amazing Spiderman de Webb; los dos X Men de Bryan Singer y la First Class de Matthew Vaughn; la primera IronMan; la primera Kick-Ass, también de Vaughn; Avengers, de Joss Wheddon y Los Increíbles, de Pixar, los únicos del lote que no son adaptación de nada (y de todo a la vez), Mirageman, que de tan mala uno termina encontrándola buena. Pero no hablaremos de ellos en esta oportunidad.

Del mismo modo, están las reverendas porquerías: los Batman de Joel Schumacher; Superman III y IV, más Superman Regresa; Elektra; Catwoman; los dos Ghost Rider; Spawn; The Spirit; el Hulk de Ang Lee y el de Louis Leterrier; la intrascendente Jonah Hex; la colorinche y recargada Dick Tracy, dirigida y protagonizada por Warren Beatty sólo para su autosatisfacción…pero tampoco hablaremos de ellas hoy.

De las películas buenas y de las malas se habla siempre.

Por eso, esta vez, destinaremos nuestros esfuerzos a un puñado de filmes de superhéroes que, sin ser extraordinarios, tampoco son tan malos como algunos los quisieron ver. No serán las grandes maravillas, pero no por eso son dignos de un castigo tan severo como el que les han propinado críticos, fans y demases. Títulos como…

DAREDEVIL, 2003

Es quizás el más emblemático de estos casos. La llegada al cine del abogado ciego Matt Murdock y su alter-ego, el justiciero conocido como Daredevil (Ben Affleck) fue en su momento bastante repudiada, principalmente por el hecho de tener a Affleck en su rol protagónico, así como la versión que Colin Farrell encarnara de su némesis Bullseye. Lo cierto es que mala mala no es, entretiene bastante, hay abundante fan service y cameos (entre ellos Stan Lee, en su habitual cameo en los filmes de Marvel, así como Frank Miller y Kevin Smith, guionistas de los momentos más memorables del personaje) y si uno ha tenido la suerte de ver su versión director’s cut se dará cuenta que en realidad necesitaba darle una segunda pasada.

LA LIGA EXTRAORDINARIA, 2003

Adaptación de la serie escrita por Alan Moore, The League of Extraordinary Gentlemen, pero que el propio Moore despreció en su momento (algo normal, como se verá más adelante). Tomando un puñado de personajes clásicos de ficción (Allan Quatermain, de Las Minas del Rey Salomón; Nemo, de 20000 Leguas de Viaje en Submarino; Mina Harker, de Drácula; Tom Sawyer, de la serie del mismo nombre; Dorian Gray, de El Retrato de Dorian Gray y el Dr. Jeckyll y Mr.Hyde entre otros) es presentado como el que pudo haber sido el primer grupo de superhéroes de la historia. Ni la presencia de Sean Connery, poco antes de retirarse del cine, evitó que las opiniones se ensañaran con este filme. Cierto que cuesta meter un universo tan grande (para ser un cómic publicado hace menos de 20 años) en poco más de dos horas y al final eso terminó pasándole la cuenta a un filme que, en todo caso, no es tan terrible.

CONSTANTINE, 2004

Fumador compulsivo y gran conocedor de lo sobrenatural, John Constantine es un personaje fundamental del espectro fantástico de la DC Comics. Protagonista de la serie Hellblazer, creado por Alan Moore, Stephen Bissette y John Tobleten, Constantine llegó al cine de la mano del director Francis Lawrence, la película terminó siendo un fracaso principalmente por la cantidad de modificaciones introducidas en la historia. Partiendo por las superficiales (Moore y los suyos concibieron a Constantine pensando en hacerlo parecido a Sting, y Keanu Reeves claramente no es Sting) y otras más de fondo: Constantine es más descarado, cínico y menos maníacodepresivo ni autodestructivo de lo que se mostró en la película.

LOS CUATRO FANTASTICOS, 2005 y 2007

Quizás porque nunca he sido tan fan de los 4F que no encontré que las películas de este grupo fueran tan desastrosas. Cierto es que tienen sus falencias, como un casting pobremente armado (sólo se salva Chris Evans, principalmente por la batería de chistes de que se hace cargo…el único que resalta en un elenco más bien frío y plano) u las caracterizaciones no sean del todo logradas, pero la película salva con una historia simple, divertida y rápida de entender.

xmen3a

X MEN: LA ULTIMA BATALLA, 2006/ SPIDERMAN 3, 2007.

El cierre de la primera trilogía X resultaba muy interesante si hubiera sido un filme aislado, pero como cierre de una serie precedida por un buen primer capítulo y un excelente segundo episodio. Lamentablemente, el cambio de director de Bryan Singer a Bret Rattner, éste último un realizador que privilegia la acción por el contenido, afectó severamente a una película que si bien llega a buen puerto, no consigue cerrar la trilogía con la dignidad del caso. Algo similar ocurre con el último Spiderman dirigido por Sam Raimi, en cuanto fue precedida de dos sobresalientes antecesoras, aunque en su caso, su gran error fue tratar de meter en una sola película todo lo que no iba a alcanzar a poner dado que la serie terminaba aquí. Por eso es que tenemos un par de villanos que no aportan realmente a la historia, escenas de baile, humor y vueltas de tuerca que no hicieron mucho por darle a la serie el cierre que hubiésemos querido.

V DE VENGANZA, 2006

Para muchos fans de Alan Moore, el trabajo del director James McTiegue, con el patrocinio de los hermanos Wachowski, simplemente no estuvo a la altura de la novela gráfica en la que se basa. Que el propio Moore haya desacreditado la adaptación, tampoco le favorece mucho. V de Venganza es otro buen ejemplo de como el fanboyismo sepulta de plano cualquier trabajo por bien intencionado que sea, ya que cuando se le pregunta a cualquier moorelover porque odia tanto V, las respuestas siempre son evasivas.

X MEN ORIGENES: WOLVERINE, 2009

Si bien tiene momentos notables, la primera película protagonizada por el más popular de los personajes del universo X sufrió algo parecido a lo del tercer Spiderman: su director Gavin Hood trató de meter lo que más pudo en la película. Eso que no le salió del todo bien a un experimentado como Sam Raimi, menos le iba a resultar a un completo inexperto en el tema superheroico como Hood. Y somos los espectadores y fans los que pagamos el pato.

WATCHMEN, 2009

Y es que hiciera quien hiciera esta adaptación, siempre habría quien la ninguneara. Nuevamente una obra de Alan Moore desconocida por su propio autor, obra que goza de una relevancia jamás igualada para el cómic y para la narrativa en general. Da lo mismo que académicamente haya sido celebrada (que tampoco lo fue del todo, aunque la recepción crítica fue en general positiva), siempre habrá una o más voces que le cuestionen desde asuntos de fondo (que no revelaremos aquí, para no dar spoilers) hasta tonterías que debió haber durado un minuto más para que quedara todo claro.

THOR/LINTERNA VERDE 2011.

Son de compañías distintas pero las críticas fueron más o menos parecidas. Ambos personajes son protagonistas de un universo dentro de sus universos superheroicos, abundantes en mística, metafísica y magia que no se vieron reflejados en pantalla, que se limitó a mostrar de manera superficial el tremendo entorno de cada personaje, Asgar y el Green Lantern Corps. Supongo que no saco nada con decir que, no hay que olvidar que estas son películas basadas en cómics de superhéroes filmadas para llevar gente a las salas, que no necesariamente ha tomado una revista de Thor o Linterna Verde en su vida, y que si la película fuera hecha sólo a medida de los fans, no habría entrado ni la mitad de gente. La única diferencia entre ambos es que Thor fue un fenómeno de taquilla y ayudó a construir el arribo del universo Marvel a la pantalla, mientras que Linterna Verde…ni lo uno ni lo otro.

reivindica09

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

espero que J.K Rowling no lea esta columna

…o si la lee, que pague derechos xDD

Junto a @Alexa_Wolf se nos vino a la mente todo esto tras la noticia de que J.K. Rowling y la Warner Bros contrataron la realización de nuevas películas basadas en el universo de Harry Potter. Nuestra primera reacción fue un “NOOOOOOOOOOOOOO!!”, pues todavía tenemos fresco en la cabeza que es lo que pasó la última vez que alguien tuvo la idea de expandir su universo pese a haber cerrado ya el círculo (cofcofStarwarscofcof).

Pero luego la pensamos mejor y nos dimos cuenta que en realidad, hay harto paño que cortar sin recurrir a la historia central…es decir, el conflicto entre Potter y Voldemort. Y si se hace bien, no se correría el riesgo de sufrir una georgelucasada de proporciones (ya saben, contemos cualquier cosa, lo importante es vender más juguetes). Así que, y en la esperanza que ni J.K. ni la WB estén leyendo este blog, compartimos los frutos de nuestro brainstorming ultrapotteriano…que si de nosotros dependiese, ya no le llamaríamos Harry Potter sino simplemente “The Hogwarts Chronichles”.

hogwartschronicle01

-Los Años Perdidos de Albus Dumbledore.

El director de Hogwarts no llegó a serlo, ni a convertirse en uno de los magos más poderosos del mundo de un día para otro. Esta historia, que se le ocurrió a Alexa Wolf, abordaría su infancia, juventud y su ingreso a Hogwarts. Como fue escalando dentro del mundo de la magia hasta encabezar la más importante escuela de su universo, pasando por un par de tragos amargos: el distanciamiento con su familia, especialmente sus hermanos Aberforth y Ariana, y el día que reclutó para la escuela a quien encarnaría la caída de su universo, Tom Riddle.

-Charlie Weasley, Aventurero.

Es el único de los Weasley del que sabemos poco. Casi nada, aparte que entrena dragones en Egipto. Por eso, no vendría mal conocer sus aventuras, convirtiéndolo en una suerte de Indiana Jones mágico, dedicado a la búsqueda de tesoros que ayuden a conocer la historia de su clase. Y enfrentarse a enemigos que, si bien no serían nazis, si pueden ser Slytherins y magos renegados y ambiciosos.

-Los Merodeadores

hogwartschronicle02

Otro aporte de Alexa Wolf. Las aventuras de James Potter, Remus Lupin, Sirius Black y Peter Pettigrew en sus años estudiantiles. En formato de aventuras, conocemos a esta pandilla, sus locuras y aventuras, así como sus relaciones con Lily (y el momento en que ella y James se enamoran) con Severus Snape, Lucius Malfoy, y terminando con el momento en que, ya adultos, junto a otros magos forman la Orden de Fénix.

-Hogwarts: La Resistencia

Sabemos lo que pasa con Harry, Ron y Hermione durante el séptimo libro pero…qué pasa en Hogwarts? Sólo que Snape es el director y los Mortífagos tienen intervenida la escuela. Es en las crisis en que surgen los líderes, los próceres, y Neville Longbottom es el indicado para ello, encabezando un valiente movimiento mancomunado entre alumnos de las distintas casas para preservar el legado de Hogwarts hasta el momento del enfrentamiento final. Seamus Finnegan, Ginny Weasley, Lee Evans, Lavender Brown entre otros, asumen roles fundamentales en este “ejército”, apoyado en secreto por profesores como Minerva McGonaghall.

Incluso, por su historia personal (“huérfano” luego de que Bellatrix Lestrange hechizara a sus padres hasta enloquecerlos, criado por una abuela, ex pelmazo del curso) el propio Neville da para una historia entera.

hogwartschronicle04

-Los Viajes de Hagrid

Rubeus Hagrid no sólo es el guardabosques, jardinero y guardián de Hogwarts. Además es el hombre de confianza de Dumbledore para ciertas diligencias. Seguro que en más de alguna de ellas habrá tenido emociones fuertes. Y seguro que alguna de ellas da para un filme de hora y media.

-El auge de Lord Voldemort

El Misterio del Príncipe nos revela los primeros antecedentes conocidos de Tom Marvolo Riddle: su infancia, su llegada a Hogwarts y su descubrimiento de los llamados horrocruxes. Y sólo volvemos a saber de él cuando asesina a los Potter y su posterior desaparición luego de que el bebé Harry lo haya resistido. Tom no llegó a ser Voldemort de un día para otro, y resulta interesante conocer este proceso. Como se convirtió en el más malvado de todos los magos, en líder de un importante ejército de renegados y, sobre todo, como perdió la nariz  (xD esto último es broma xDD). Créditos para Alexa Wolf nuevamente.

-Severus Snape: Un Hombre Dividido

Personaje fundamental dentro de la saga, los datos que sabemos de él son más bien aislados: mestizo, hijo de muggle y mago, despreciado cuando chico, pero que encontró una amistad con la futura madre de Harry, que derivó en la obsesión. Cuando Lily se enamora de James Potter, es el momento en que Severus pasa al lado oscuro, uniéndose a la causa de Voldemort. Sin embargo, esta unión con el bando enemigo se debe más a despecho que a otra cosa, y con la ayuda de Dumbledore Snape luchará por reivindicarse. Pues bien, todo eso da pie para una tremenda historia que nos permita entender algo mejor a “uno de los más grandes directores de Hogwarts” como lo definió el propio Harry.

-La infancia que no tuve, por Hermione Granger

Conocemos, o deducimos, la infancia de Harry, y tenemos más que suficientes datos para deducir la de Ron, pero casi nada sabemos de la infancia del tercer miembro del trío principal: Hermione. Sabemos que es hija de una pareja de muggles que se ganan la vida como dentistas y que, contrario a lo que pueda suceder, siempre se sintieron orgullosos de su hija hechicera. ¿Más que eso? Suponemos que debió ser una infancia solitaria: Hermione enfrascada en estudiar y aprender sobre su condición, incluso a costa de resignar los años que, según nos recuerda la publicidad, son los más felices en la vida de las personas.

-De vacaciones con los Weasley.

Esto da para una comedia. Que los Weasley sean una familia muy unida y bien constituida no quiere decir que esté exenta de problemas o enredos. Tomemos cualquier verano que pase junta la familia y tenemos asegurada diversión segura, especialmente por cortesía de Fred, George y Ron, la extraña fascinación del Sr. Weasley por el mundo muggle y de la Sra. Weasley por mantener el orden y la compostura. Todo terminando con un final épico que nos recuerde que, por sobre todo, son una familia.

hogwartschronicle05

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata