juventud…divino tesoro?

Rebecca (Katie Chang), Marc (Israel Broussard), Nicki (Emma Watson), Chloe (Claire Julien) y Sam (Taissa Farmiga), todos residentes de un acomodado barrio de Los Angeles, no tienen más preocupación en la vida que divertirse y tratar de hacerse famosos. Y cuando no están en los bares, en las playas o en las piscinas de sus amigos, están robando lo que encuentren de autos estacionados fuera de los locales que visitan.

Cierta noche, Rebecca y Marc aprovechan que Paris Hilton, la socialité a la que veneran como un modelo a seguir, no se encuentra en la ciudad, por lo que deciden irrumpir en su casa, y llevarse todo lo que puedan: ropa, accesorios, dinero en efectivo, hasta drogas. Cuando comentan la situación con el resto del grupo, y publican en redes sociales su gracia, todos deciden participar en alguna próxima incursión…

TBR_02

Hace casi 20 años, la directora Amy Heckering estrenó una comedia adolescente llamada Ni Idea, que pese a su nombre, de tonta no tenía nada, y retrataba el estilo de vida sin obligaciones, preocupaciones y complicaciones de una pandilla de estudiantes de un acomodado barrio de Los Angeles. Este año, la directora Sofia Coppola ha estrenado este filme, que aquí se conocerá como Adoro La Fama, donde los que bien podrían ser hijos o hermanos chicos de la generación que Alicia Silverstone encarnó en 1995, han resultado ser menos inocentes que sus antecesores.

¿En qué minuto una generación pasó de ser superficial, y claramente descerebrada, pero inofensiva, a todo eso y además, ambiciosa?

Ciertamente esto tiene que ver con el auge de los reality shows, de la farándula y de verdaderos donnadie que de un dia para otro se convirtieron en estrellas por tener una cámara siguiéndolas todo el día, con su conversión en personajes ricos y famosos posteriormente. Las Paris, las Lohan, las Kardashian, las Snooki. Lo que nuestros Chispas, Fieras, Junior o Vale Roth quieren llegar a ser. Toda esta manga de pelmazos que, por obra y gracia de E! Entertainment o Mtv se han convertido en ejemplos dignos de imitar. O al menos lo fueron para esta pandilla, que protagonizó un reportaje de la revista Vanity Fair, sobre una pandilla de jóvenes de estos barrios acomodados entraban a robar pertenencias a las casas de los famosos, sólo por diversión y popularidad.

Coppola pretende explicar este fenómeno (que no es exclusivo de EEUU, en Chile si bien aún no tenemos casos de alguien que se haya metido a la casa de Luli a robarle los calzones, si se ha sabido casos de lolos ABC1 que se roban sándwiches, chocolates o completos de los automarket sólo porque es divertido), y si bien traza algunas líneas generales (jóvenes de clase acomodada pero sin ninguna preocupación por su futuro, provenientes de hogares donde la comunicación se ha vuelto un bien escaso, generalmente hijos de padres ausentes…o que están presentes pero no pesan nada, donde el goce inmediato es más importante que el bienestar futuro), y sin que esta sea una mala película, su análisis de este estilo de vida donde el delinquir, más allá de lo bueno o de lo malo, valóricamente hablando, es bien visto en una comunidad determinada.

TBR_01

Sabemos a qué se dedican los protagonistas pero desconocemos sus motivaciones. ¿Qué los lleva a robar cosas ajenas cuando tienen los recursos para tener las propias?. Ese es el análisis en que la película se queda corta. No estamos pidiendo un reportaje denuncia tipo Michael Moore, tipo “sabe que hacen sus hijos a esta hora?”, pero para ello ya existen muchos canales de tv religiosos. Se hubiera agradecido un par de minutos en que los personajes intenten explicar este hobbie.

Así, donde la directora falla en lo medular de la historia acierta si en su ambientación y fotografía. Y en el casting, donde siendo Emma Watson el gran gancho para ver este filme, en nada opaca al resto del elenco, muy compenetrado en esta labor de convertirse en esta manga de desobligados buenos para nada cuya única neurona que les funciona es la de la frivolidad. De paso, nos demuestra porque es una de las actrices más talentosas de su generación. Porque claro, el paso de la educada hechicera inglesa Hermione Granger a una, literalmente, zorra californiana entregada a la banalidad es fuerte. Y uno lo cree completamente.

Interesante experiencia, pero por el poco ánimo de Soffia Coppola en ir más allá de la superficie, tal como ha sucedido con casi toda su filmografía, nos vuelve a quedar la sensación: Coppola es una buenísima fotógrafa, diseñadora, lo que quieras, pero le sigue faltando ese  algo que la convierta en la narradora que puede llegar a ser.

**1/2

TBR_BR

THE BLING RING

Director: Soffia Coppola

Intérpretes: Emma Watson; Katie Chang; Israel Broussard; Taissa Farmiga; Claire Julien; Leslie Mann; Gavin Rossdale

Drama

2013

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s