olvidar no es fácil

Es el año 2077 y la vida en la Tierra es tan sólo un recuerdo lejano.

Los últimos sesenta años, tras enfrentar a una despiadada raza alienígena, la vida terrestre ha sido casi exterminada, luego de que se haya empleado arsenal nuclear para enfrentar a estos invasores, y la gran mayoría de sobrevivientes se ha mudado a Titan, una de las lunas de Saturno, cuyo ambiente es el más viable para la subsistencia humana.

Dentro de los escasos supervivientes que aún permanecen en Tierra, está Jack Harper (Tom Cruise), quien pasa sus días supervisando y reparando las instalaciones y mecanismos de seguridad, como los llamados “drones”, dejados en el planeta a fin de prevenir nuevas invasiones.

Sin embargo, Jack tiene reiteradamente sueños y visiones de otras realidades, pero que resultan tan vividas que duda seriamente si son solo alucinaciones…y de que realmente tiene sentido lo que está haciendo en el desolado planeta…
oblivion01
Si algún problema ha tenido la ciencia ficción los últimos años es que es un género que lucha incesantemente por ser tomado en serio, y demostrar que es más que las fantasías de descubrimiento, como Star Trek o la épica casi de ópera de Star Wars. Por reivindicar el género como una expresión cinematográfica válida ha habido muchos, desde las obras fundamentales (Blade Runner, 2001, Inteligencia Artificial, Encuentros Cercanos) hasta las basuras más repudiables, pasando por las obras más o menos logradas (Prometeo, Moon, Minotiry Report). Oblivion¸de este año, si bien está lejos de las obras fundamentales y fundacionales, lo cierto es que tiene los argumentos para estar en el segundo grupo, el de las obras logradas.

Oblivion parte de una base interesante y que ha alimentado toda clase de filmes. El argumento de planeta inhabitable por descuido del hombre ha sido utilizado repetidamente, y hay que reconocer que el trabajo del director Jospeh Kosinski es acertado, al mezclar esa realidad con las alucinaciones de Harper (Tom Cruise recordándonos que por sobre el máximo relacionador público de la cientología, es un buen actor) que llevan a este último a intuir que las cosas no son como le han hecho creer, otra constante en la ciencia ficción.

El problema es justamente lo que hablaba al principio: la necesidad imperiosa de pasar por cine serio. Esa desesperación le juega en contra a Oblivion y termina por quitarle intensidad a una historia que parece ir bien encaminada. A que me refiero? A algunas escenas que terminan haciéndose más largas de lo aconsejable y que hacen que rápidamente dejen de parecer todo lo interesantes (y entendibles) que estaban resultando.
oblivion02

Situaciones alargadas más o menos, con todo Oblivion está lejos de ser un paso en falso para la sci-fi. Con logradas secuencias de acción, las buenas actuaciones de Cruise, Morgan Freeman y Melissa Leo como secundarios de importancia, Oblivion destaca.No es un paso gigantesco, pero sirve al género para avanzar algunos metros y reafirmar su dignidad.

OBLIVION

Director: Joseph Kosinski

Intérpretes: Tom Cruise; Morgan Freeman; Olga Kurylenko; Melissa Leo

CienciaFicción

2013

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

descifrando el truco…

Estamos en el Londres de fines del siglo XIX, y dentro del mundo del espectáculo local, los magos e ilusionistas son quienes llevan la mayor popularidad. Y los mayores conflictos.

Una noche cualquiera, Robert Angier (Hugh Jackman), conocido como El Gran Danton, muere ahogado en un estanque tras un fallido truco. Y el único sospechoso es su colega Alfred Borden, El Profesor (Christian Bale), quien se había infiltrado en el escenario tratando de revelar sus trucos.

En prisión, Borden recibe un diario escrito por Angier con los años, y repasa los últimos años de sus vidas. Y como pasaron de ser colaboradores de un viejo mago a enfrentarse cada vez más salvajemente para arruinar al otro…
prestige04

Quizás porque no tuvo el aparataje mediático y viral de la trilogía de Batman o Inception, ni tampoco ese aire a filme de culto de Memento, Insomnia o Following, ni provocó un impacto de taquilla o recepción levemente parecido al de otros filmes, y hasta narrativamente es distinta del resto de la obra de su autor. Lo cierto es que The Prestige (El Gran Truco) es una especie de rareza dentro de la filmografía de Christopher Nolan.

Basada en la novela del mismo nombre de Christopher Priest, Nolan, como podría definirlo Cutter, el viejo ingeniero que colabora con Angier en sus espectáculos, impecablemente interpretado por Michael Caine (a estas alturas el actor fetiche/cábala de Nolan) recoge un relato que podría haber terminado como un relato convencional de época, en una historia original, nada de estándar y con abundantes vueltas de tuerca. Muy en su estilo. Está en el espectador la función de descifrar el truco. Cierto, eso descolocó a algunos cuantos y llevó a que calificaran mal esta película…lo que es una reacción muy infantil a algo más simple que eso: no aceptar que no descifraron el gran truco al que alude el título.

A la larga, este no es sino el relato de una obsesión compartida. La obsesión de dos profesionales por superar al otro…o al menos hundirlo. Aunque con estilos muy diferentes, tanto Angier como Borden persiguen ser el mejor en lo que hacen, cueste lo que cueste, especialmente si el costo mayor es para el rival, y sin importar encima de quien tengan que pasar. Otro factor común con los personajes de Nolan: la obsesión. Presente en un tipo desmemoriado y sediento de venganza, en un detective con problemas de sueño, en un huérfano hambriento de justicia, en un tipo capaz de interferir en los subconscientes de otros.
prestige01

Así las cosas, las actuaciones principales de Jackman y Bale funcionan a la perfección dentro del armatoste creado por Nolan, y ambos consiguen, juntos y por separado, interpretaciones memorables (será porque ya saben lo que es interpretar personajes obsesivos? Wolverine por un lado y Patrick Bateman y Bruce Wayne por el otro). Michael Caine y David Bowie, en el rol del legendario ingeniero eléctrico Nikola Tesla, aportan también lo suyo, pero es en el bando femenino donde se aprecian algunas flaquezas. Cierto, Scarlett Johansson, Rebecca Hall aportan lo que se les pide, y Piper Pearabo cumple un rol fundamental para la historia pero, en un cine como el de Nolan, abundante en personajes femeninos fuertes (Carrie Ann Moss en Memento, Hillary Swank en Insomnia, Maggie Gyllenhaal en The Dark Knight o Marion Cotillard en Inception), no alcanzan lo necesario para encajar.

Con todo, no se puede decir que The Prestige sea un punto bajo dentro de la carrera de Nolan, acaso uno de los cineastas más interesantes hoy por hoy. Si, es un filme distinto, es un registro distinto, pero en el fondo, sigue siendo parte de la familia.

***1/2
prestigebr
THE PRESTIGE

Director: Christopher Nolan

Intérpretes: Hugh Jackman; Christian Bale; Scarlett Johansson; Michael Caine; David Bowie; Andy Serkis; Piper Pearabo; Rebecca Hall

Suspenso

2006

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata