la gran paradoja

Una noche de tantas en Central City, suponemos. Con ayuda de la Liga de la Justicia, Flash ha detenido a su antítesis, el Profesor Zoom, alias Reverse-Flash, quien ha encabezado un plan que reúne a varios de sus enemigos tradicionales. Sin embargo, Zoom le advierte que esto es sólo una parte de su plan, y Flash corre a gran velocidad buscando evitar su concreción.

Acto seguido, Barry Allen, científico policial, y alter-ego de Flash, despierta en su escritorio, y nadie parece saber nada de ninguna situación con héroes y villanos. Salvo la inminente guerra entre Temiscira, con Wonder Woman como líder, y las fuerzas de Atlantis comandadas por Aquaman. Y mientras sale de su oficina, Barry tropieza tratando de tomar velocidad, que no tiene, para luego encontrarse con su madre (a la que vio morir cuando niño) y a su novia Iris…casada y con un hijo.

Buscando respuestas a esta inédita situación, Barry llega hasta la mansión Wayne, la que se encuentra en muy mala conservación, y baja hasta la cueva, donde es sorprendido por Batman…pero un Batman muy distinto del que conoce.

jlflashp_01

Jamás he ocultado mi desdén por el concepto New 52, ese concepto que rige actualmente la línea editorial de DC Comics desde hace dos años, que se inició con la publicación de la macrosaga Flashpoint y que redundó en el reinicio de todo el universo de personajes de esta editorial desde cero.

No soy enemigo de hacer ajustes con las historias que se publican. Después de todo, han transcurrido tres cuartos de siglo desde la aparición de Superman y el tiempo no pasa en vano ni siquiera para los personajes de ficción. Mi desdén va por el lado ¿era necesario empezar tooodooo de nuevooo? ¿No bastaba pegar una actualización de mayores o menores proporciones y ya?

Como fuera, lo que mejor hace actualmente la DC con sus personajes, son las adaptaciones, y su rama DC Animated hace rato que se viene mandando un acierto tras otro. Y a menos de tres días de su gran anuncio en la materia, el estreno en live-action de Superman/Batman World’s Finest en 2015, su más reciente estreno, Justice League: The Flashpoint Paradox recoge gran parte del argumento de la citada saga de 2011.

Y es que precisamente ahí viene la gran paradoja: muchas de las historias narradas a partir de los New 52 son bastante buenas, que hacen justicia a sus personajes y han reivindicado otros cuantos, para un amplio sector pierden toda validez al momento de mirar en perspectiva y pensar que obedecen a un principio que lleva a pasarse por allá abajo toda una vida de narraciones anteriores.

jlflashp_02

(Bueno, cuando supe que todo esto del New 52 implicaba borrar de un plumazo lo sucedido en joyas como Batman Año Uno, La Broma Asesina o El Largo Halloween, o que implica retomar el concepto del multiverso que llevó a la misma DC Comics al caos algunas décadas atrás…me pegó, y me dolió, ¿Qué quieren que sienta?)

En fin, la hipótesis que plantea The Flashpoint Paradox es tan antigua como los mismos superhéroes: ¿Qué pasaría si…? Y que fue la que llevó al colapso al DC Universe durante décadas. Pero no por repetida, una idea necesariamente tiene que ser mala, y en este caso, el trabajo encabezado por Jay Oliva (The Dark Knight Returns parte 1 y 2) hace de una historia que corría el riesgo de resultar demasiado complicada para el espectador no lector de cómics, evitando alargar la historia más allá de lo necesario, haciéndola lo más compacta y precisa posible. Después de todo, hablamos de una saga de más de cinco episodios y que tuvo extensiones y efectos a todo un universo de personajes, y cualquiera que no haya tomado un cómic en su vida, no tiene la culpa de ahogarse en semejante océano (con el riesgo que tanto ahogado haga de la cinta un fracaso desde todo sentido).

Lo que son las cosas, mientras más se esfuerza DC en ordenar su universo en el papel (entre 1985 y 2011 ha publicado cinco sagas intentando ordenar su cronología, dejando siempre lagunas que terminan afectando al resto) en su división animada, a lo largo de películas y series como la más que rescatable Young Justice ha sabido armar un entorno digno, ordenado y de resultados más que satisfactorios. The Flashpoint Paradox no es sino otro ejemplo de que la DC hace rato está haciendo mejor sus funciones secundarias (animaciones) que la principal (los cómics).

Debe ser por eso que ahora la razón social es DC Entertainment y no Comics.

jlflashp_03

***1/2

JUSTICE LEAGUE: THE FLASHPOINT PARADOX

Director: Jay Oliva

Animación

2013.

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s