el hombre del mañana…ahora

manofsteel03
El planeta Kryptón está en sus últimos días.

El brillante científico, e influyente ciudadano, Jor-El (Russell Crowe) ha determinado que la inestabilidad del núcleo del planeta se ha agravado y la destrucción es inminente. Sin embargo, el gobierno supremo de Kryptón no presta atención a las propuestas de Jor-El, especialmente cuando el renegado general Zod (Michael Shannon) encabeza un inoportuno golpe de estado.

Viendo como única salvación para la subsistencia kryptoniana la evacuación del planeta, Jor-El envía a su recién nacido hijo Kal al planeta que mejores condiciones reúne para su supervivencia, la Tierra, mientras el golpe de Zod es frustrado y condenado junto a su ejercito a la llamada Zona Fantasma.

Más de treinta años después, Clark Kent (Henry Cavill), consciente de que se encuentra en un mundo que recorre sabiendo que no pertenece a él, busca su lugar, ayudando al prójimo y salvando la vida de quien lo necesite. Ello lo lleva de pueblo en pueblo, buscando la verdad acerca de sí mismo, hasta que en el ártico, se emplea como ayudante en una expedición arqueológica que encontró los restos de una milenaria construcción…que pareciera no pertenecer a este planeta.

manofsteel07

Finalmente, y después de largo tiempo, vuelvo a poner ojo en una película de 2013. Fue en Viña del Mar, junto a @Alexa_Wolf

Y finalmente, el Hombre de Acero ha vuelto a la pantalla. La espera fue larga, angustiante, dolorosa incluso, y su reaparición hace siete años en Superman Regresa no fue precisamente el mejor paliativo para esta desesperación. Si bien estuvo apenas por encima de las infumables tercera y cuarta parte de la saga protagonizada por Christopher Reeve entre 1978 y 1989, lo cierto es que estuvo muy lejos de lo que un personaje como Superman se merece.

Y si bien nadie discute el valor de las dos primeras películas de Reeve para la historia del cine, y su calidad de clásico, hay que decir también que desde 1978 hasta hoy ha corrido mucha agua bajo el puente, y nada en el mundo, ni siquiera Superman, es el mismo desde entonces.

Es cosa de ver los cómics del personaje, especialmente los publicados de 2011 en adelante, en el marco del concepto New 52. Si bien la esencia del personaje se mantiene (hacer el bien sin mirar a quien) esta esencia no parece asumida así como así, y el drama de fondo de este Superman modelo siglo XXI se funda en el hecho de no saber a donde pertenece: si a un mundo muerto donde él hubiese sido uno más de tantos, o en un mundo que no es el suyo y donde está llamado a ser un líder, un modelo, un símbolo.

manofsteel05
Ahí es donde apunta Superman: El Hombre de Acero, y si alguien espera una parte 6 de la saga de Christopher Reeve o un tibio remake de la misma, mejor váyase por donde vino. Este filme, de Zack Snyder (producido con marca personal por Christopher Nolan) rompe con todo esto y bebe más de este Superman post New 52 que el incansable luchador por la verdad, la justicia y el estilo de vida americano que fue durante gran parte de su carrera.

La apuesta de Warner Bros con este filme es tremendamente ambiciosa. Por un lado, intentar emular con Superman los tremendos resultados de crítica y taquilla obtenidos por la trilogía de Batman, y por otro, con dicha trilogía ya cerrada (y con la poco satisfactoria Linterna Verde enterrada en un bunker a varios kilómetros bajo tierra en el desierto de Arizona, en el cajón de “esto nunca pasó”) iniciar desde cero el arribo del universo de DC Comics a la pantalla grande, intentando emular lo que logra Marvel con sus adaptaciones al cine ¿Funciona la apuesta?

Si, funciona.

Y era una apuesta arriesgada. El grito en el cielo fue mayúsculo y masivo cuando hace un par de años DC anunció a Zack Snyder para hacerse cargo del proyecto. Snyder ya venía de dirigir las correctas adaptaciones de 300 y Watchmen (otros cómics tan influyentes como los del Hombre de Acero) y de hacer el loco con la ni-para-fallida-le-alcanzó Sucker Punch. Era poner a conducir un Fórmula 1 a alguien que recién aprendió a andar en bicicleta sin rueditas laterales. Pero a medida que se fue confirmando el casting y a Christopher Nolan como productor del filme, las expectativas fueron en alza. Y el resultado final, cumple más que satisfactoriamente con las mismas.

Por un lado, porque Snyder evita caer en esas cámaras lentas y esos juegos visuales que han aparecido…o más bien infestado…toda su filmografía. Por el contrario, evita caer en esos excesos y en algunos momentos logra imágenes de un preciosismo poco usual en los filmes de superhéroes. Por otro, evitando todas esas perogrulladas, las dos horas cuarenta minutos que dura se hacen cortas.

manofsteel04
Las escenas de acción están tremendamente logradas (otro punto a favor en cuanto a la reconversión fílmica del personaje, ya que donde Batman es espionaje, desarrollo, investigación, Superman es esencialmente acción) y uno las compra completamente. y si bien muchas veces en el cine de acción sucede que los diálogos quedan muy en segundo plano, resultando o muy rebuscados o muy idiotas, en Hombre de Acero, no sucede tal cosa. Providencialmente, las conversaciones entre personajes resultan amenas, claras y permiten entender sin mayor complejidad lo que está pasando en pantalla.

Y hasta uno puede emocionarse legítimamente con algunas secuencias, sin sentirse culpable o avergonzado.

El nivel de las actuaciones añade unos cuantos puntos más a la evaluación. Uno ve a Henry Cavill con el traje de Superman y lo cree completamente. su personificación de Kal-El/Clark Kent y Superman convence totalmente, y no sólo en su parecido físico con el personaje, sino en cuanto encarna a un ser que debe representar la esperanza para un mundo, pero atormentando por no tener uno propio. Amy Adams (suspiros) demuestra por qué es una de las actrices más talentosas de la actualidad, dándole a su Lois Lane una personalidad única. El resto del elenco, es decir Diane Lane, Lawrence Fishbourne y Kevin Costner cumple lo que promete.

Pero son Russell Crowe y Michael Shannon los que se llevan las palmas, el primero en una actuación que hace rato estaba debiendo. Crowe es de aquellos buenos actores con mal ojo, escogiendo proyectos que no están a la altura del potencial que puede imprimir. Con la difícil misión de ocupar los mismos zapatos que Marlon Brando llevara en 1978, Crowe no sólo sale bien parado del desafío sino que reconstruye totalmente a Jor-El, como nunca, ni en el cómic, se le vio. Por su parte, Shannon imprime a su General Zod toda la presencia, poder y maldad que un Terence Stamp vestido a lo rockero glam no logró del todo en las primeras películas del tipo de azul.
No sé todavía si Man Of Steel sea la gran película del 2013 o la punta de lanza del cine de superhéroes, pero si estará entre las más importantes del año, del género, y marcará pautas en lo relativo a la construcción de estos personajes en la gran pantalla. Insisto, quizás no sea la mejor, pero una imprescindible, claro que si, que duda cabe.

****

MAN OF STEEL

Director: Zack Snyder

Intérpretes: Henry Cavill; Amy Adams; Russell Crowe; Michael Shannon; Kevin Costner; Diane Lane; Lawrence Fishbourne; Ayelet Zurer; Antje Tarue

Superhéroes/Acción

2013
manofsteel01

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s