siempre tendremos los clásicos

1941. El mundo atraviesa por un nuevo conflicto bélico a gran escala.

Muchos franceses, luego de que la Alemania del Tercer Reich invadiese Francia, abandonan su país, y con el objeto de emigrar a América, cruzan el Mediterráneo, se instalan en la ciudad de Casablanca, en la entonces colonia francesa de Marruecos, y esperan ese salvoconducto que les permita llegar a Lisboa, Portugal, y desde ahí, embarcarse a los EEUU. Los que consiguen embarcarse y cruzar el Atlántico, ciertamente son los menos. El resto, simplemente espera.

Mientras esperan, intentan llevar una vida lo más normal posible, de lo que se aprovechan comerciantes como Rick Blanes (Humphrey Bogart) cuyo local, el Rick’s American Coffee, bar, restaurant y casino clandestino, es sitio de reunión de toda clase de visitantes. A sus manos van a parar dos salvoconductos en blanco, robados a dos “correos” alemanes, recientemente asesinados.

Esa misma noche llega a su bar Victor Laszlo (Paul Heinreid), un reconocido líder de la resistencia contra el Reich, a quien habían sido ofrecidos estos documentos para poder partir a Lisboa. Rick no da mayor importancia al hecho, hasta festina con ello, hasta que descubre que Laszlo es acompañado por su esposa, una mujer llamada Ilsa (Ingrid Bergman).

cblanca_04

Esta es una de las partes más difíciles de la vida del cinéfilo: hablar sobre un clásico sin repetir las cosas que se han dicho ya, especialmente cuando ese clásico tiene un cúmulo de virtudes que lo convirtieron en tal. Casablanca, dirigida por Michael Curtiz, es una de ellas.

Estrenada en 1942, en una movida que resultó ser decisiva (por esa misma época los aliados entraban en el norte de África, comenzando su enfrentamiento con el Reich): por el desarrollo de la historia, caló hondo en las almas de los habitantes de los países ocupados, en el orgullo de ellos, y resultó un plus tremendo para convertir Casablanca en un fenómeno, en su momento.

Pero claro, esta era una cuestión circunstancial que en su oportunidad ayudó a hacer de Casablanca un suceso, no garantizaba la trascendencia que tuvo. Tampoco el hecho de aportar algunas de las frases más célebres del cine. Aquí es donde entra en juego, entonces, los factores cinematográficos inherentes a la cinta. Virtudes que tiene desde todo punto de vista.

Tengamos presente que Casablanca viene de una época en que no se filmaban las películas como se filman ahora. Que venga de una época en que el director no era otra cosa que un funcionario más de los estudios. Y tampoco coincidió, cronológicamente, a la gran época de oro de las superproducciones hollywoodenses. Por eso, puede que en una primera vista nos resulte tan precario su montaje, pero bueno, era lo que había y, considerando que es una adaptación de una obra de teatro que nunca se estrenó, cuadra.

cblanca_05

¿Cómo podemos describir Casablanca?

Es primero que nada un drama (y cómo no: tiempo de guerra, ciudad de paso para refugiados), con una gota de romance (no correspondido, quizás, pero sin ser el elemento central de la historia resulta que atraviesa toda ella y se convierte en su motivo principal), un poco de intriga, algo de suspenso y unas dosis de humor que, bien aplicadas, funcionan.

Todos estos elementos sirven para contar la historia, que va más allá del mero reencuentro entre amantes en el marco de la persecución política. Casablanca se trata de hacer lo correcto.

Rick Blaine, el protagonista de la historia, interpretado de manera sublime por Humphrey Bogart, se ha vuelto un tipo amargado, descreído, desconfiado hasta de su propia sombra. Un tipo que ha hecho de todo en la vida, que ha llegado donde está por tener seso para los negocios y buenos contactos. Pero Rick está muy lejos de sentirse realizado, y no por el hecho de haber ido de un lado a otro sin establecerse, sino por ser dueño de un corazón…roto? Desintegrado! Hasta que Ilsa, la mujer tras sus desgracias, reaparece en su vida de la mano de un personaje al que Rick, sin conocerlo y sin admitirlo abiertamente, admira, hasta respeta, y necesita su ayuda. Y he aquí la real encrucijada del filme ¿ayudo a quien me abandonó?¿me hago el desentendido y que sufra lo que yo sufrí?

Rick llega a afirmar que después de años de ayudar a otros sin recibir nada a cambio, sólo se ayuda a sí mismo y confía en nadie más que él. Pero finalmente es lo bastante capaz de apreciar la magnitud del desafío, que de su decisión se producirán consecuencias que están muy por encima suyo, y que, simplemente, tiene que hacer lo que un hombre tiene que hacer. Aunque le cueste caro.

cblanca_01

Por lo menos le ha servido para hacer las paces con su vida, con el pasado y consigo mismo (“Siempre tendremos París” que otra cosa significa entonces?).

Como decíamos, Casablanca proviene de una época en que el director era un mero funcionario, y no tenía la relevancia que ganaron posteriormente (Hawks, Hitchcok, Ford, Wilder y toda la nouvelle vague y el neorrealismo mediante). En ese sentido, Michael Curtis cumplió más que dignamente su función, manejando la historia en forma ágil y emotiva cuando tiene que serlo. Procurando que la historia sea disfrutada por cualquier público y combinando en su justa medida todos sus ingredientes, sin que uno se ponga sobre el resto. La justa combinación entre drama, intriga y romance, que hace de Casablanca, un filme que cual más cual menos, termina por capturar al espectador.

Y reiterando, Humphrey Bogart se despacha una actuación sublime, lejos de la imagen del antihéroe del film noir que se había construido los años anteriores, rearmándose totalmente. Ingrid Bergman conquistó al mundo tras varios papeles menores o intrascendentes y la química que existió entre ella y Bogart terminó por ser fundamental a la hora de convertir Casablanca en un imprescindible.

Imprescindible que nunca es tarde para descubrir. Y si ya la ha visto nunca está de más repetírsela.

****1/2

cblanca_BR

CASABLANCA

Director: Michael Curtis

Intérpretes: Humphrey Bogart; Ingrid Bergman; Paul Heinreid; Claude Rains; Peter Lorre; Conrad Veidt; Dooley Wilson

Drama/Suspenso/Romance

1942

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s