que necesidad había?

Tras la desaparición de Jason Bourne unos meses atrás, diversas fuentes han revelado información comprometedora para el desarrollo de estrategias de inteligencia ultrasecretas denominadas Treadstone y Black Briar, que involucraban a este personaje. De esta forma, los órganos involucrados han optado por eliminar todo indicio de su participación en dichos programas. Uno de sus objetivos, es Aaron Cross(Jeremy Renner) actualmente en entrenamiento en Alaska.

Hasta ese lugar son enviados agentes de la CIA para eliminar a Cross, el cual, sin embargo, está más que capacitado no sólo para resistir a sus perseguidores, sino para volver a EEUU y hacer a quien corresponda ciertas preguntas que nadie quiere que haga…

Bleg_01

Si, el año 2012 fue un buen año para los blockbusters. Se estrenó harto, en su mayoría oportunamente y de muy buen nivel. el problema es que las decepciones que hubo (que las hubo) dolieron bastante. Pasó con Taken 2 y pasó lo mismo con Bourne: El Legado.

Retomando la saga escrita por Robert Ludlum, protagonizada por Matt Damon y que reinventó el cine de espionaje (hasta el tradicional James Bond tuvo que pegarse un update para no quedar en el olvido luego del fenómeno que fue The Bourne Identity en 2002), esta cuarta entrega parte de la premisa que Bourne no fue el único superagente entrenado por una facción muy secreta dentro de la CIA. La idea es buena, pero el flojo desarrollo del director Tony Gilroy termina por convencer que con una hora menos (toda la primera parte del filme, que bien se pudo haber resumido en quince minutos) la película hubiese tenido el carácter de pasable.

¿Cuál era la idea aquí? Otra cuestión que no queda clara. Si es una secuela, entonces cabe preguntarse por qué se eliminó a tantos personajes (Pamela Landy, interpretada por Joan Allen, por ejemplo, fundamental en las películas previas, apenas se le menciona; lo mismo Noah Vosen-David Strathain- y Albert Hirsch-Albert Finney…y otros como Nicky-Julia Stiles- que parecía ser un eslabón fundamental para entender la saga simplemente ni se le nombra). Si es un reboot, porque trazar tantos cabos entre este filme y los previos, aunque sin explicarse como se relacionan (incluso el uso de Extreme Ways, de Moby, para musicalizar el final de la película). En suma, ¿qué necesidad había de hacer esta secuela?

Son esos dos puntos, la duda antes referida y la duración excesiva de una primera parte que pudo haber durado menos las que sirven para mandar una historia que a la mitad comienza a prenderse, pero que no lo logra porque a estas alturas la cosa ya se le fue de las manos a su director. Y el tener en su casting a buenos actores como Edward Norton, Rachel Weisz y el cada vez más en alza Jeremy Renner, no le alcanza para levantar una historia que desde un principio no es capaz de responder los altísimos bonos con los que llegaba, bajándoselos en menos de dos tiempos. Por lejos, una de las grandes decepciones del 2012.

**

Bleg_BR

THE BOURNE LEGACY

Dir: Tony Gilroy

Intérpretes: Jeremy Renner, Rachel Weisz; Edward Norton; Stacy Keach; Scott Glenn; Joan Allen; Albert Finney

Espionaje

2012

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s