deportes en familia

Comienza la temporada de fichajes en el béisbol estadounidense y los cazatalentos comienzan a buscar entre las ligas amateur y escolares a las nuevas figuras del deporte.

Uno de ellos es Gus Lobel (Clint Eastwood), uno de los mejores cazatalentos, del viejo estilo, viajando de ciudad en ciudad y viendo cada partido de cada liga menor buscando a los mejores. Sin embargo, la edad le está pasando la cuenta y, sabiendo que muy probablemente lo jubilarán dentro de poco, se empeña en seguir a un promisorio bateador pretendido por importantes equipos nacionales, aún cuando su vista ha empeorado considerablemente y deba operarse lo antes posible para no quedarse ciego.

Preocupado por la salud de Gus, su colega y amigo Pete(John Goodman) llama a Mickey(Amy Adams), hija de Gus, para que trate de convencerlo de tomarse un descanso. El problema es que Mickey, abogado y próxima a firmar para un prestigioso bufete de Atlanta, mantiene una tensa y cada vez más distante relación con su padre…

curvas_vida03

Curioso. La más a-lo-Clint-Eastwood de las películas que ha hecho Clint Eastwood los últimos años no es de Clint Eastwood.

Me explico. Las películas que Eastwood ha dirigido últimamente (después de la sublime Gran Torino, quiero decir), esto es, Invictus, Hereafter y J. Edgar no han sido para nada malas películas, pero les falta ese toque que sólo el bueno de Clint sabe darles. Por eso es que no están a la altura de la citada Gran Torino, o Million Dollar Baby o Los Imperdonables, filmes en que, sigo creyendo lo mismo, son protagonizados por personajes en los que Eastwood se siente muy cómodo: viejos entrando a la parte final de sus vidas con la que están peleados, así como peleados con el entorno, con sus familias y consigo mismos, que en algún minuto se les aparece la última oportunidad de lograr la redención.

El Gus Lobel de Las Curvas de la Vida tiene mucho de eso, y se emparenta bastante con tales personajes, especialmente con el Walt Kowalski, de Gran Torino, aunque con sutiles diferencias. Por ejemplo, mientras Walt no se hablaba con sus hijos porque éste los odiaba y aquellos lo único que estaban esperando era mandarlo a un asilo para escaparse con sus bienes, Gus tampoco se habla con su hija, pero porque nunca ha sabido como hacerlo.

curvas_vida02

Pues bien, así es como Las Curvas… sin ser dirigida por Eastwood (sólo protagoniza y produce) sino que por Robert Lorenz, por años director asistente del propio Clint, resulta más fácil de identificar con su protagonista que la obra reciente del ex Pistolero Sin Nombre. El hecho que Lorenz haya sido colaborador de Eastwood ayuda mucho para contar la historia como el propio Eastwood hubiese querido, es decir, de aquellos filmes una historia que, sin cursilerías, genera en el espectador una emoción genuina. Ello consigue, además, que sea el mejor filme asociado al nombre de C.E. en años (no el mejor de su carrera, por cierto, pero si un progreso respecto de sus últimos tres filmes).

Delegando totalmente funciones de dirección en otro, Eastwood vuelve, después de cuatro años, a ponerse frente a las cámaras, para que uno vea que su talento se mantiene intacto, físicamente se encuentra en plena forma y que está muy lejos de retirarse. Y junto a su hija en pantalla, Amy Adams (un agrado como siempre, verla actuar…que diga, un agrado como siempre, verla) logra una química increíble. Lo mismo con el personaje de Justin Timberlake, un ex beisbolista al que Gus descubrió y promovió, hasta que una temprana lesión lo obligó a retirarse. Timberlake repite lo que hizo Mark Whalberg hace algo más de una década atrás: quien iba a pensar que un integrante de una boy band sin mucho futuro iba a terminar siendo un nombre respetable dentro del cine actual. Cierra el cuadro el gran John Goodman, en un papel pequeño pero importante, ratificando el muy buen actor que es.

Las Curvas de la Vida no sólo ha servido para reencontrar a Clint Eastwood con el tipo de historias en las que se desenvuelve mejor y más cómodo, sino que es otro título más para una cartelera 2012 que, como hace mucho no pasaba, ha tenido más sabores agradables que amargos.

***

THE TROUBLE WITH THE CURVE

Director: Robert Lorenz

Intérpretes: Clint Eastwood; Amy Adams; Justin Timberlake; John Goodman; Robert Patrick; Matthew Lillard

Drama

2012

curvasBR

Preparando…Lo que nos deja el 2012 en cine, tv, música y libros; el top 10 del 2012 y lo que vendrá el 2013…esté atento.

fretamalt@hotmail.com    @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s