perritos contra perrazos

Dos chicos californianos, Ben(Aaron Taylor Johnson) y Chon (Taylor Kistch) no sólo se encuentran unidos por una vieja amistad y por una relación bastante extraña con Ofelia, u O(Blake Lively), suerte de novia de ambos, un pequeño negocio de tráfico de marihuana que Chon trajo desde Afganistán cuando sirvió al ejército en ese país.

Cierto día, Chon recibe un mensaje con un video en que aparece una serie de cuerpo mutilados y decapitados, y junto a ellos, aparece Lado(Benicio Del Toro) el duro lugarteniente del cartel mexicano encabezado por la Madrina, Elena (Salma Hayek), insinuando una oferta bien simple a los muchachos: o se asocian al cartel, o mueren.

Tras reunirse con parte del cartel, Chon y Ben acuden a Dennis(John Travolta) un corrupto agente de la DEA quien les sugiere unirse al cartel, a lo cual los muchachos insisten en negarse. Pero cuando O es secuestrada por el cartel, su opinión necesariamente deberá cambiar…

sav02

Ha sido un año de rehabilitaciones. Primero fue Tim Burton, luego los Hermanos Farrelly y ahora es el turno de Oliver Stone, director que si bien se las había arreglado para mantener una producción constante, ésta dejaba bastante que desear. Filmes como Alexander(2004) y World Trade Center(2006) me resultaron unas excelentes pastillas para dormir. W (2008) pretendió ser un retrato descarnado acerca de la vida del ex presidente George W. Bush, pero terminó siendo una mala cruza entre comedia de enredos y humor negro. Y Wall Street 2 (2010) sólo pudo sostenerse en la muy buena actuación de Michael Douglas, pero era como usar los más finos ingredientes para condimentar una sopaipilla de paradero de micro.

Parece que lo único que Stone estaba haciendo bien eran sus documentales para blanquearles la imagen a sus amigos Chávez y Morales.

Pero sucedió finalmente lo que debía suceder. Oliver Stone, el personaje que fue capaz de remover las consciencias de su país y del mundo con filmes como Pelotón, Wall Street, Nacido el 4 de Julio, The Doors o JFK recupera la genialidad perdida con Salvajes¸ una interesante mirada al submundo del narcotráfico mexicano en EEUU.

El narcotráfico azteca, principalmente el que controla áreas fronterizas como Juárez, Sonora, Tijuana, lleva sus años ganando influencia al otro lado de la frontera y son conocidos por la extrema violencia en sus operaciones. Mientras los carteles colombianos han ido cediendo en más de un aspecto con sus autoridades, los mexicanos hacen gala de una violencia y desprecio por la vida sin igual. Un cartel colombiano simplemente mata a balazos a sus enemigos. Un cartel mexicano puede torturarlos, secuestrarlos y hasta dejar repartidos los miembros mutilados de sus enemigos en plena calle, sólo como advertencia.

sav01

Este es el entorno en el que Stone ha metido esta vez sus narices y lo retrata sin tapujos, con su extrema violencia, a todo nivel o imaginería relativa a la Santa Muerte, aquella imagen reverenciada por el hampa azteca como su patrona. Y el tremendo choque que es para un grupo de chicos blancos, bonitos y aburridos que entraron en el mundo narco como una manera fácil de ganar dinero, encontrarse con unos tipos que no tienen problema alguno en amputar una mano si falta un centavo en una transacción. Y claro, sin dejar afuera la influencia que estos carteles ejercen en las autoridades.

Todo eso es retratado por Stone de manera fiel a la realidad, por lo que hay que reconocer que el tipo es jugado a la hora de tratar temas complicados (no me extrañaría que algún narco se sintiera ofendido con la visión de Stone acerca de su gremio y pusiera un precio por su cabeza…algo que ya había hecho tanto la CIA como el FBI y vaya uno a saber quien más), necesario para contar un relato que en ninguno de los 140 minutos que dura el filme pierde intensidad ni la capacidad de estremecer. En ese sentido, podemos decir que Stone ha vuelto a ser el de antes. El muy buen director, capaz de crear historias que nos pongan los pelos de punta precisamente por su realidad y proximidad. El que nunca debió dejar de ser.

sav03

El nivel de las actuaciones responde a las exigencias de la historia. Cierto que el trío de chicos lindos y arios que protagoniza la historia (Kistch, Taylor-Johnson y Lively) está lejos de constituir una lumbrera, pero se las arregla para tener un desempeño correcto. Por otra parte, John Travolta logra uno de esos papeles que nos confirman que es un buenísimo actor, sólo que mal asesorado…aunque esta vez si fue bien asesorado. Pero son Benicio Del Toro y Salma Hayek quienes se roban los mejores momentos del filme, especialmente el primero, quien realmente intimida y se apodera de todas las miradas posibles.

Una gran forma de reverdecer laureles encontró Oliver Stone: recurriendo a un tema complejo de tratar, sacudiéndole el asiento a más de uno y dejando al borde del asiento al espectador. Impactante. Estremecedor. Sólido.

Como nunca debió dejar de serlo.

***1/2

SAVAGES

Director: Oliver Stone

Intérpretes: Benicio del Toro; Salma Hayek; John Travolta; Blake Lively; Taylor Kitsch; Aaron Taylor-Johnson.

Suspenso

2012

savbr

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s