de golpes y porrazos

Desde su más tierna infancia, Moe (Chris Diamantopolous), Larry (Sean Hayes) y Curly (Will Sasso), han sido un imán para los accidentes. Es por eso, que a más de 30 años de haber llegado a un orfanato en las afueras de Atlanta, aún no hayan sido adoptados por nadie, y sigan siendo un dolor de cabeza para las monjas del lugar, especialmente para la estricta hermana Mary Mengele(Larry David).

Sin embargo, cuando el obispo de la diócesis llega para informar que el hogar cerrará sus puertas si no paga en un mes una cuantiosa suma de dinero adeudada, el trío decide salir, por primera vez, del orfanato y reunir los dineros para salvar su orfanato, aunque no tengan idea de qué y cómo lo van a hacer…

3Chif02

El slapstick es uno de los estilos de humor más populares de todos los tiempos y es casi tan antiguo como el teatro mismo. Nació como comedia dell’arte en la Italia post renacentista y versaba principalmente sobre malos entendidos, caídas, tropezones y accidentes que desafiaban las leyes físicas. Mucho de este estilo fue tomado por los payasos de circo hasta llegar a la primera gran época del cine cómico, con exponentes como Laurel y Hardy, Buster Keaton, Harold Lloyd, por supuesto Charles Chaplin y, no menos importantes, Los Tres Chiflados¸ trío surgido en el vaudeville y que alcanzó fama mundial gracias a sus cortos cinematográficos, cuya formación más conocida fue con Larry Fine y los hermanos Moses (Moe) y Jerome Horowitz(Curly).

Influyentes hasta decir basta (desde Chespirito hasta la pandilla de Jackass han tomado muchos elementos de estos personajes), Los Tres Chiflados llevaron a lo largo de su carrera, al género del slapstick a su máxima expresión. Y aunque cada uno de ellos terminó sus días tristes, solitarios y alejados de la fama que alguna vez tuvieron, lo cierto es que sus películas y cortos no por repetitivos y básicos han dejado de ser celebrados.

Dentro de estos seguidores están los hermanos Peter Y Bobby Farrelly, dos de los más célebres directores de comedias de la actualidad, quienes desde que se ganaron a la industria con sus comedias, que de slapstick tienen de sobra, que quisieron llevar a los Tres Chiflados de vuelta a la pantalla. Primero como biopic, luego como remake. Se habló de Jim Carrey en el rol principal, en su momento de Ben Stiller, hasta de Johnny Knoxville. Y tras casi una década de darle vueltas al tema, finalmente este filme vio la luz, protagonizado por un trío de prácticamente unos desconocidos, y optando por trasladar a los personajes a la época actual, en vez de hacer un simple remake.

Debo decir que tenía mis dudas. Los hermanos Farrelly, alguna vez los reyes de la comedia fílmica estadounidense con joyas como Una Pareja de Idiotas, Loco Por Mary o Irene y Yo y mi Otro Yo, estaban de capa bastante caída. Sus últimas películas (La Mujer de Mis Pesadillas o Pase Libre) estaban muy lejos del nivel alcanzado en sus producciones anteriores, cayendo en el mismo saco del humor de grueso calibre y de doble sentido que a los gringos los vuelve locos, pero que al poco rato termina saturando, aburriendo y hasta molestando.

3Chif04

Por eso, de este update chiflado uno podía esperar lo peor.

Sin embargo, al realizar esta película, pesaron más los sentimientos y los Farrelly ruedan no sólo un filme para reír de buena gana, como hace mucho no lo hacían, construyen una comedia a medio camino entre el update y el homenaje. Narrada en base a tres actos que imitan el estilo de los cortos protagonizados por el trío original, tenemos una historia muy simple en su gestación y desarrollo, funcional al estilo de humor de los chiflados. Es decir, una historia donde las caídas, tropezones, martillazos, piquetes de ojos, apretones, están a la orden del día. La película es respetuosa incluso de los sonidos producidos para cada golpe y no duda en replicar el uso descarado y evidente de maniquíes para simular las caídas desde gran altura, entre otros rudimentarios efectos. Y retomando el humor políticamente incorrecto del que solían hacer gala en el pasado (grupos conservadores católicos reclamaron contra la película, por la mala imagen que se le da a su sector. Partamos de la base que una de las monjas se llama igual que uno de los principales científicos del Tercer Reich)

El trío protagónico (Hayes, Sasso y Diamantopolous) logra una muy buena química y transmite fielmente el espíritu de los Tres Chiflados a nuestros días y se ve que se sentían muy cómodos en sus papeles. Enfrentados a la tarea de encarnar a uno de los íconos más reconocibles del cine de todos los tiempos, lo cierto es que ninguno de los tres se vio temeroso de aceptar semejante desafío en su primer gran rol en la pantalla. El resto del casting pone lo suyo, por mucho que no sea un filme muy exigente. Larry David se roba varios de los mejores momentos de la cinta como la irascible hermana Mengele y Sofia Vergara confirma su buen momento como la sexy villana de la historia. Y hasta los parásitos de Jersey Shore parecieran menos asesinables en su breve aparición.

3Chif01

Este regreso de Los Tres Chiflados a la pantalla no implica una revolución en el género. Es una película más de muchas que se estrenen cada año, que seguramente usted verá y mañana habrá olvidado, a menos que sea fan de los Chiflados, en ese caso, lo disfrutará y hasta querrá repetírsela (y de paso se arrepentirá de haber pedido la muerte de los Farrelly en cuanto supo que se estaban metiendo con sus “intocables”). Pero, por del montón que sea, está en la parte de arriba del montón, y sirve para pensar que los Farrelly están de vuelta, haciendo lo que nunca debieron haber dejado de hacer.

**3/4

THE THREE STOOGES

Director: Peter & Bobby Farrelly

Intérpretes: Chris Diamantopolous; Will Sasso; Sean Hayes; Sofia Vergara; Jane Lynch; Larry David; Jennifer Hudson; Craig Berko

Comedia

2012

3ChifBR

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata