volver a las pistas

Han pasado diez años desde la última aparición en público de Batman.

Desde entonces, Gotham City se ha convertido en la ciudad más azotada por el crimen, organizado o no, como nunca antes, con la organización conocida como los Mutantes encabezando las listas de los más peligrosos y buscados, mucho más salvajes que los villanos que la Ciudad antiguamente enfrentaba. De hecho, Harvey Dent está a punto de ser dado de alta y puesto en libertad, mientras el Joker permanece en estado catatónico desde hace años…

Entre tanto, Bruce Wayne se ha vuelto un individuo amargado y solitario, dedicado tanto al alcohol como a las carreras de alta velocidad. Pero vencido por recurrentes pesadillas, sentimientos de culpa y frustraciones varias, se da cuenta que ya ha pasado demasiado tiempo de dejarse estar…

Hay obras que son tan grandes en sí mismas, que lo dejan con sentimientos encontrados. Por un lado, las encuentras tan buenas que alucinas como quedaría una versión en vivo o adaptación de ésta, pero por otra parte temes que una adaptación haga pedazos la obra o no esté a la altura y le falte algo para llegar al mismo nivel. Hay de todo.

Versiones que superan las expectativas (El Señor de los Anillos), que respetan su fuente y cumplen lo que prometen, y hasta a ratos mejoran su matriz (varios episodios de Harry Potter) y otras que de frentón no merecen haber visto la luz del sol (muchas). El caso de Batman: El Regreso del Señor de la Noche, Parte I es uno de estos casos. No en vano, estamos hablando de la miniserie que Frank Miller y Klaus Janson en 1986 es, junto con Watchmen y Crisis en Tierras Infinitas, parte del tridente que le cambió la cara al cómic de superhéroes contemporáneo, y su visión de un Batman renacido de las cenizas en un mundo donde los personajes de capa y máscara ya no tienen cabida sentó un precedente que sigue marcando pauta (pregúntenle a Nolan).

El cuento es que después de la adaptación de Batman Año Uno, que si bien a muchos dejó con gusto a poco nadie pudo decir que era mala, la WB Animation y su alianza con DC Comics (que este año se ha anotado varios puntos buenos con series como Young Justice y Green Lantern) fue por más y se la jugó el todo por el todo con una adaptación que, hay que decirlo, sobrepasa notablemente las pantallas caseras.

Lo que quiero decir es que esta adaptación está tan lograda que uno realmente siente que debieron haberle dado su oportunidad en la gran pantalla, más que en los formatos caseros.

Con un diseño muy respetuoso del trabajo de Miller y Janson, la ambiciosa versión animada de esta obra fundamental (ambiciosa en cuanto para ser bien contada debió dividirse en dos largometrajes, el segundo a estrenarse en 2013) no sólo es respetuosa de su matriz en lo gráfico, sino también en lo narrativo: si pensamos en el contexto en que se desenvuelve la historia (una guerra fría que no parece terminar, Ronald Reagan de presidente prácticamente vitalicio de su país, con Superman como su arma secreta, corrupción policial y alta criminalidad a plena luz del día) dio para pensar que se tomarían licencias editoriales para depurar un poco la historia. Providencialmente, eso no ocurre y cualquier atisbo de censura en esta historia no existe. No más allá de lo estrictamente necesario.

Eso logra que la historia corra con fluidez y agilidad. El director Jay Oliva, en su primer filme como director, maneja con acierto los tiempos y ritmos del cuento, dosificando las emociones cuando corresponde hacerlo. Así, Oliva no se ve intimidado por una obra que pudo haberle puesto la carne de gallina a cualquier otro realizador, y sale más que airoso del desafío. La adaptación consigue de esta forma enganchar no sólo a su público objetivo, que no saldrá para nada defraudado, sino además al público general que no necesariamente conoce esta saga (y que no debería costarle mucho entender que esta es una historia alternativa, no necesariamente parte de la cronología oficial de Batman…al menos hasta el invento de los Nuevos 52).

Uno termina de ver  El Regreso… y concluye que esta obra es tan sólida que no puede sino quedar ansioso de más. De verla en un formato o pantalla más grande. De ver luego la segunda parte (sobre todo con la reaparición del Joker, cuya voz estará a cargo de Michael Emerson –Lost, Person of Interest). De tenerla en bluray. De esperar el combo con las dos películas en blu-ray. De releer la obra original. Si así de prendido te deja una adaptación, es porque las cosas se han hecho muy bien.

****

BATMAN: THE DARK KNIGHT RETURNS PART 1

Director: Jay Oliva

Voces de : Peter Weller; Ariel Winter; David Selby; Wade Williams

Animación

2012

 

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata

Anuncios

2 Respuestas a “volver a las pistas

  1. Buena tu critica. Pero no me queda claro tu opinio en este parrafo:
    “Versiones que superan las expectativas (El Señor de los Anillos), que respetan su fuente y cumplen lo que prometen, y hasta a ratos mejoran su matriz (varios episodios de Harry Potter) y otras que de frentón no merecen haber visto la luz del sol (muchas). El caso de Batman: El Regreso del Señor de la Noche, Parte I es uno de estos casos.”
    O sea, te refieres a que esta pelicula de Batman entra en el primer o segundo caso? A mi me fascinó esta adaptacion y la voz de Peter Weller como Batman y la banda sonora, geniales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s