la mansión siniestra (o por qué sigo creyendo en Tim Burton)

En 1752, la familia Collins se trasladó desde el puerto de Liverpool, Inglaterra, a Estados Unidos, en busca de mejor fortuna. Rápidamente, luego de llegar al nuevo mundo, fundan una próspera industria de productos del mar, y como consecuencia de ello la ciudad puerto de Collinsport.

Pero esta fortuna duraría poco: cuando el hijo único de la familia, Barnabas (Johnny Depp) rechazó a la hija de su criada, Angelique (Eva Green) obsesionada con él desde la primera vez que se vieron de niños.

Convertida a la brujería, Angelique maldijo a los Collins, provocando la muerte de los padres de Barnabas, el suicidio de Jossette, su prometida y la conversión de Barnabas en vampiro, encerrándolo en un ataúd y enterrándolo lejos de Collinsport.

En 1972, unos obreros accidentalmente desentierran a Barnabas Collins. Convertido en un ser sediento de sangre y venganza, descubre la decadencia de su familia, ahora encabezada por su tataranieta Elizabeth (Michelle Pfeiffer), de su empresa y de como Angelique ahora es la principal empresaria de Collinsport. Para Barrabas, ya ha sido demasiado tiempo sin hacer nada, y es tiempo de volver a las andadas.

Se ha vuelto un deporte popular en los círculos cinéfilos el despedazar a Tim Burton cada vez que se puede.

Vale. Últimamente ha adquirido la discutible costumbre de hacer películas buenas, pasables, cuando uno espera de él esas genialidades que sabemos (y él mismo lo sabe) es capaz de hacer. Por otro lado, no se hace mucho favor a su propia carrera limitarse a reciclar obras de otros. Pero ¿es motivo suficiente y válido para hacer pebre cada nuevo proyecto de Burton incluso antes de siquiera empezarse a filmar? En mi modesta opinión, no lo es. Menos cuando existen realizadores peores mejor auspiciados.

La última incursión de Burton a la fecha obedece a la segunda tendencia, el reciclaje. Sombras Tenebrosas se basa en la serie homónima de terror y vampiros que hizo furor en los ’70s y de la cual Burton era fan.

Serie a la que rinde un homenaje con esta adaptación, homenaje realmente respetuoso. Si bien Burton aborda la historia principalmente como una coemdia, es bastante fiel a lo medular de la historia. Bien pudo haber omitido muchas cosas y trasladar la acción al presente, pero opta por mantener el 1972 original. Y si bien Burton hace de Barnabas Collins un personaje de ribetes heroicos que no tenía el original. su maldad y sed de sangre se mantienen intactas.

Como siempre, el tener a Johnny Depp y a Helena Bonham-Carter dentro del casting dio pie para que los tarados de siempre acusaran tráfico de influencias. Y aún si lo fuere, ellos dos cumplen con lo que Burton pide y espera de ellos, como siempre. Depp se muestra muy cómodo en este personaje que tambalea entre el heroismo y la maldad, mientras que Bonham-Carter hace de su Doctora Hoffman una performance convincente.

El resto del casting genera impresiones generalmente positivas. Michelle Pfeiffer, ya pasados los cincuenta años de edad, sigue demostrando una presencia que ya se quisieran muchas veinteañeras de canal de tv para adolescentes. Y dentro de lo mismo, Chloe Moretz sigue demostrando porque en el universo de los actores sub18 es quien más está dando que hablar, y aunque nunca me convenció Eva Green como chica Bond, como la villana de turno sí que lo logra, pues nos deja claro que Barnabas Collins es malo, pero ella puede ser peor.

Burton quiere y disfruta mucho filmar a sus actrices, por eso da la sensacuión que Bella Heathcote pudo haber tenido un desmpeño menos plano para su personaje de Vicky/Jossette, interés romantico de Collins y uno de los elementos cruciales del filme. La misma sensación queda cuando se ve el desempeño, no bajo pero si insuficiente de Johnny Lee Miller y Jackie Earle Haley. De todo el elenco masculino del filme, aparte del gran Christopher Lee en un pequeño papel, es Gullver McGrath, encarnando al pequeño David Collins quien logra su mejor desempeño, o al menos a la altura de lo que su personaje supone para la historia.

Remake o reciclaje o lo que fuera ¿es Sombras Tenebrosas una buena película? Sí que lo es. ¿Está a la altura de lo mejor de Tim Burton, es decir Ed Wood, Manos de Tijera, Gran Pez o Batman? No. Mantiene la tendencia de hacer simplemente películas buenas. Pero ciertamente es un gran paso adelante y hacia arriba, por sobre las apenas cumplidoras Sweeney Todd o Alicia. Con Sombras Tenebrosas de hecho, enganché y me divertí más con la familia Collins que con los otros filmes. ¿Da para recuperar la fe en el cine de Burton? No, porque no hay nada que recuperar. La fe siempre ha estado ahi, del lado del espectador al menos. Es Burton el que debe de una vez por todas recuperar la fe en si mismo.

(Y por los avances que he visto de Frankenweenie, parece que lo está haciendo).

***1/2

DARK SHADOWS

Director: Tim Burton

Intérpretes: Johnny Depp; Michelle Pfeiffer; Eva Green; Helena Bonham-Carter; Johnny Lee Miller; Jackie Earle Haley; Chloe Grace Moretz; Gullver McGrath; Christopher Lee; Alice Cooper

Vampiros/Comedia

2012

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata.

Anuncios

Una respuesta a “la mansión siniestra (o por qué sigo creyendo en Tim Burton)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s