el hombre más poderoso

Sentado en su oficina como director del FBI, J. Edgar Hoover (Leonardo Di Caprio) relata a un periodista la historia de la Agencia, desde que en 1919, siendo él un joven asistente del Departamento de Justicia, la formación de la organización y los grandes logros que tuvo bajo su mando, llevando a la misma a convertirse en uno de los pilares fundamentales de la seguridad estadounidense.

Pero mientras va recordando todo eso, Hoover además se ve enfrentado a sus obsesiones personales, a su devoción casi enfermiza por la seguridad de su país. Recuerda una vida marcada por la exagerada dependencia hacia su madre (Judi Dench) y sus complejas relaciones con sus más cercanos, como su secretaria Helen Gandy(Naomi Watts) o su brazo derecho en la agencia, Clyde Tholson (Arnie Hammer), sumado a los constantes roces con el poder político de turno…

Algo está pasando, no sé si es a mi o a Clint Eastwood, pero todo lo que ha realizado después de Gran Torino (2008) me ha dejado con una sensación agridulce. Invictus, Más Allá de la Vida y la reciente J. Edgar, en ningún caso son malas películas, pero…¿qué se puede decir cuando un director acostumbrado a entregarnos grandes obras pasa de un filme a otro a realizar filmes buenos y cumplidores?.

J. Edgar es una buena película, pero no es ni la mitad de buena que Gran Torino, Million Dollar Baby o Los Imperdonables.

J. Edgar es un buen filme biográfico, y con una premisa interesante por lo demás, por cuanto investiga los hechos que marcaron la vida de J. Edgar Hoover, el primer director del FBI y su complejo mundo personal. Casado con su trabajo y una confusa vida personal, Hoover llegó a ser el hombre más poderoso de su época. No sólo al profesionalizar la investigación policial y la seguridad pública (los laboratorios de criminalística y las ciencias ligadas a la tarea policial sólo explotaron luego de la aparición de Hoover) sino por tener los medios para conocer hasta los más íntimos secretos de las figuras influyentes de su época.

Las actuaciones y caracterizaciones en general logran un muy buen nivel, donde el dúo central que integra Leonardo Di Caprio (que sí, es un muy buen actor y aquí se nota…¿hasta cuándo le siguen enrostrando su pasado como ídolo adolescente?) y Arnie Hammer, haciendose cargo de la tensión homosexual que Hoover y Tholson quienes se llevan el mayor peso dramático del cuento. Y claro, las siempre notables Judi Dench y Naomi Watts aportan lo suyo en personajes y momentos importantes de la trama.

Y Clint Eastwood, claro, un tipo que sabe narrar historias de hombres peleados con su propia existencia. Con un par de salvedades: la mayoria de personajes de Eastwood logran en algún minuto la redención: el cuatrero retirado de Los Imperdonables; el ex entrenador de Million Dollar Baby; el militar retirado de Gran Torino. Tanto el sheriff como el fugitivo de Un Mundo Perfecto; la dueña de casa de Los Puentes de Madison en cierto modo. La diferencia es que Hoover no quiere redimirse. Es un tipo tan obsesionado que morirá creyendo que está en lo correcto y nadie, ni sus más cercanos, logrará hacerle ver las cosas de otro punto de vista.

La otra salvedad ocurre por un tema más cinematográfico: los últimos diez o quince minutos de la película, ésta, que llevaba un buen ritmo, se ralentiza y se desinfla, severa e irremediablemente.

¿Qué pasa, Clint? ¿A qué viene este bajón? Tres películas seguidas donde bajas el nivel de sobresaliente a bueno. ¿Es la edad?¿Tienes la sensación que no te queda mucho y tienes tantas cosas que contar que te has puesto a estrenar una vez al año, quede como quede la cosa?Vamos, Clint, a Woody Allen eso ya no le sale. Y las cosas que te han salido mejor son esas que te has tomado tu tiempo para rodar.

A lo que voy es que todo en la película está bien: las actuaciones, el guión, la fotografía, el montaje. Todo en orden. ¿Donde está la falla? En que J. Edgar (así como sus dos filmes antecesores) carece de algo habitual en el cine de Eastwood: alma, corazón, cojones. No sé si es la historia, el personaje o lo que sea. J. Edgar anda bien…pero la frustración de que pudo haber sido mucho mejor es la que queda.

***

J. EDGAR

Director: Clint Eastwood

Intérpretes: Leonardo Di Caprio; Judi Dench; Arnie Hammer; Naomi Watts; Josh Lucas

Drama biográfico

2011

fretamalt@hotmail.com @panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s