metales pesados

En el año 2020, las máquinas han desplazado al hombre, al menos en los campos de juego ya que el boxeo de robots se ha convertido en el más popular deporte en el mundo.

En este escenario, el ex boxeador Charlie Kenton (Hugh Jackman) intenta abrirse paso, sin embargo, sólo consigue eventos donde sus robots son despedazados en vivo por bestias de rodeo. Con una tremenda deuda sobre sí, y desesperado por adquirir un nuevo robot, Charlie se ve obligado a acoger a su hijo Max(Dakota Goyo) a quien apenas ha visto en su vida.

Tras una nueva y humillante derrota en el circuito independiente, Charlie y Max se ven obligados a entrar a escondidas a un depósito de chatarra buscando piezas para armar robots. Durante una torrencial lluvia, Max cae empujado por la corriente hasta un precipicio, siendo salvado por el brazo de un robot enterrado bajo tanto cachureo. Poco después, Max desentierra el humanoide, que resulta ser un robot de pruebas llamado Atom. Tras limpiarlo y hacerle algunos ajustes, Max descubre que Atom tiene algo especial, convenciendo a Charlie de prepararlo en el boxeo.

Hemos hablado antes de la extraña relación entre el boxeo y el cine. O como el deporte más cuestionable del mundo resulta ser fuente de muy buenas películas. Ya lo vimos este mismo año con El Vencedor, y ahora el boxeo vuelve en una historia que mezcla el género deportivo con la ciencia ficción, a partir de un relato corto de 1956.

Como buena historia de boxeo, Gigantes de Acero toca los tópicos habituales en la especialidad: la redención, la reivindicación, las segundas oportunidades. Charlie, muy bien interpretado por Hugh Jackman, es un tipo que tuvo todas las oportunidades de triunfar en la vida, pero que hizo a un lado, quizás por comodidad y por evitarse echarse compromisos sobre sus hombros, y que hoy lo tienen convertido en un perdedor. Por otro lado, está Atom, este destartalado humanoide, abandonado, oxidado, que nunca fue considerado más que como un juguete imitador, que vuelve a la vida para demostrar que se la puede. Y en medio de ambos está Max, quien no sólo tendrá la oportunidad de unir a estos dos personajes en busca de reivindicarse consigo mismos, sino que además podrá darse cuenta que su padre no es tan pelmazo como parece.

Historias como ésta se han contado muchas veces, por lo general con resultados lamentables y sensibleros. Y es aquí donde Gigantes.. luce por méritos propios. Porque tenemos esta historia esencialmente emotiva, pero que cuenta con abundantes escenas de acción que, no sólo resultan necesarias para el adecuado desarrollo de la historia, sino además no opacan al resto de la narración, cosa que suele suceder muy seguido, cada vez que se intenta dar contenido al cine de acción, más allá de los puñetazos, que terminan por hacer de una historia contada con muy buenas intenciones, convirtiéndola  en un guiso empalagoso y mareador.

Gigantes…, historia que nos recuerda a Rocky en detalles unos más evidentes que otros, se salva de eso porque desde un principio nos queda claro que la acción no va a ser un factor de distracción, sino que un complemento de una historia que, como también se encarga de dejar claro desde temprano, no por emotiva será además una babosada. Se agradece que eso quede claro lo antes posible, así se disfruta lo mejor de la película.

Mérito de ello está en la sorprendente dirección de Shawn Levy. Decimos sorprendente porque Levy es el responsable de una de las carreras más insípidas del cine hollywoodense, realizador normalmente por encargo de filmes olvidables como Más Barato por Docena, las sagas de La Pantera Rosa (la actual, con un muy mal aprovechado Steve Martin) o Una Noche en el Museo (donde tampoco es capaz de sacar provecho a Ben Stiller), entre otros títulos sólo agarrables a patadas. De ahí que resulte sorprendente y grato de ver como un director del montón se las arregla para despacharse uno de los grandes estrenos del año. Y no deja de ser interesante que esto se produzca precisamente en un filme sobre reivindicación.

Un papel más que digno respecto de la obra presentada cumplen los distintos intérpretes. Si bien es Hugh Jackman quien aparece como protagonista en las publicidades, logrando una interpretación superior a lo que nos suele mostrar (nunca hemos dudado de su capacidad actoral, pero nunca falta el que sí lo hace), demostrando gran química con sus coprotagonistas, especialmente con el debutante Dakota Goyo, quien a la larga termina por robarse el foco principal de la historia. Y si bien Atom no es sino un modelo animatronic, lo cierto es que uno le cree totalmente con lo que intenta transmitir. Atom perfectamente puede unirse al club de androides con sentimientos, fundado por C3PO y R2D2 casi cuarenta años atrás.

Mucho mejor de lo que esperábamos, esta historia sobre robots destructores tiene harto más fibra, corazón y seso que otros cuantos títulos con humanos. Va derechito al top 5 anual. Se lo merece.

****

REAL STEEL

Director: Shawn Levy

Intérpretes: Hugh Jackman; Dakota Goyo; Evangeline Lily; Hope Davis; James Rebhorn; Kevin Durand; Anthony Mackie

Ciencia Ficción

2011

fretamalt@hotmail.com  @panchocinepata  @Alexa_Wolf

Anuncios

2 Respuestas a “metales pesados

  1. Real steel es una película maravillosa me emociono y llore con ella hace mucho no salía de una sala de cine con esa sensación de tener el pecho lleno, se nota el amor con el que cada uno de sus responsables trabajo, un punto aparte son las maravillosas coreografías del maestro sugar ray Leonard..
    Hace mucho que no veía una sala de cine aplaudir con fuerza al final de una película y me quedo con la imagen de un niño con sus ojos llenos de ilusión salir de la sala tirando jabs tras su padre
    Solo lamento que mi Brunito (mi hijo)sea aun tan pequeño y no poder llevarlo conmigo al cine a ver Real steel pero ya voy a tener el bluray

    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s