nada de penoso

¿Cuánto puede cambiar la vida en un año? Para Javier Fernández(Ariel Levy) eso es relativo. Si, por un lado se ha convertido en el publicista estrella de una importante agencia, lo que le ha permitido reducir, de a poco, su gigantesca deuda bancaria. Pero por otro lado, sigue viviendo con su madre, Patricia (Claudia Celedón) y el nuevo marido de ésta, Rafael (Ramón Llao), complicándose mutuamente la existencia.

Y aunque lleva varios meses de relación con su novia Angela (Andrea Velasco), ésta no va para ningún lado, principalmente por el nulo interés de Javier en tomarse más en serio las cosas.

Paralelamente, Javier recibe de su jefe una comisión muy especial: guiar a una alumna en práctica que es nada menos que su propia hija, Lucía (Lorena Izzo) quien de inmediato queda obsesionada con Javier, justo cuando las cosas con Angela comienzan a complicarse…

Pese a quien le pese, López la hizo de nuevo.

Un maestro del marketing fílmico como no hay otro en Chile, si el año pasado sacó provecho de una polémica artificial sobre sus chistes contra las minorías para hacer de Que Pena Tu Vida la película chilena más taquillera del 2010, hoy ha echado mano de una pataleta de niños chicos de un insignificante sector de la cinefilia (ver nota aparte) para lograr un muy buen fin de semana de estreno para su más reciente filme, Que Pena Tu Boda

(Al punto de hacer que @Alexa_Wolf y yo interrumpiéramos nuestras minivacaciones en Viña del Mar para correr al cine y verla).

Y, sinceramente, da gusto que le vaya bien, no sólo porque les calla la boca a algunos pelmazos, sino porque de veras agrada que sintonice bien esta historia con el público, revelando que tras ella hay un trabajo bien hecho, mejor incluso que el anterior.

Si Nicolás López fuese el director que sus detractores (detractroles?)dicen que es, le hubiera bastado con tomar QPTV, cambiar un par de audios, y ya. Pero no, en una movida inédita en la industria cinematográfica nacional reciente, presenta una secuela que comenzó a escribir y rodar ni bien la primera salió de cartelera. Troleen lo que quieran, los desafío, pero si algo sabe López mejor que nadie, es optimizar los recursos fílmicos, al punto de tener lista una película en menos de ocho meses. No es que no se pueda, pero no siempre funciona. Y digámoslo, QPTB funciona bien, superando en más de un aspecto a su predecesora.

QPTB es a todas luces un avance en la carrera de López como director. Si bien mantiene el humor de camarín que lo ha rodeado a lo largo de su filmografía, así como su premisa fundamental: chico conoce a chica y quiere quedarse junto a ella, propone una innovación: la irrupción de una situación dolorosa (que aquí no revelaremos, la idea es que vaya al cine), que sólo complica aún más la vida de sus protagonistas.

Pero no se asuste, la película en ningún minuto se convierte en una tragedia griega. QPTB nunca pierde su vocación de comedia (imposible cuando el tema principal de su soundtrack es Mueve Mueve), pero tratándose de una cinta donde tema principal es la madurez, la secuencia en cuestión resulta necesaria. Por lo demás, cualquier espectador con dos dedos de frente entiende que QPTB no pierde su vocación cómica.

Es esa capacidad de introducir elementos más bien profundos en una comedia sin que ésta pierda su calidad de tal, sino que por el contrario, poniéndole un valor agregado, es el mérito de López, clara señal de su madurez como realizador. Si, uno queda en standby por un buen tramo de la película, pero no se encogen las tripas ni dan ganas de salir de la sala y tirarte al vacío,sino de quedarte hasta el final. López no sólo es un gran vendedor que convence a cualquiera de comprar su producto, sino que además se asegura de que éste sea un producto de buena calidad, más allá del envase. Por cierto, la impecable fotografía hace que Santiago se vea como la ciudad increíble que puede y debe llegar a ser.

Tanto así que hasta sus mismos detractores han tenido que tragarse su orgullo y reconocer las virtudes de QPTB. Si hasta su argumento de que López es clasista ha quedado obsoleto. Sobre todo con sus chistes al sector ABC1, que no queda muy bien parado que digamos.

Bien parado queda, en cambio, el muy buen cásting, partiendo por el ya habitual Ariel Levy y Andrea Velasco, presentando una química evidente entre sí a la hora de dar vida a la dispareja pareja principal. Otro tanto logran Claudia Celedón y Ramón Llao, la disparatada pareja que forma la familia nuclear de Javier. La debutante Lorena Izzo supera su primera incursión en cine con creces, ya que al final del día su personaje termina por ser odiado, así que cumple lo que se le pide. Pero es el Barman, notablemente encarnado por otro habitual de López, Nicolás Martínez, quien se roba, con justicia, los mejores momentos del filme, haciendo gala de una comicidad enorme, pero a la vez despachando algunas claves para la resolución de la historia.

Y como buen filme lopeziano, son abundantes los cameos o easter-eggs. Por ahi encontramos personajes como Felipe Avello, Nicolás Copano, los Power Peralta, entre otros personajes y/o objetos que cada espectador debe saber encontrar, haciendo más entretenida la experiencia.

Curioso, en un año en que el cine chileno ha tenido menor presencia en salas, lo que ha llegado a ser exhibido en cines ha resultado ser, en la mayoría de los casos, títulos de buena factura y con muy buena taquilla, proporción que por inversa que sea, constituye señal de buena salud. Y nos da gusto que Que Pena Tu Boda sea parte de ello.

***3/4

QUE PENA TU BODA

Director: Nicolás López

Intérpretes: Ariel Levy; Andrea Velasco; Lorena Izzo; Claudia Celedón: Ramón Llao; Nicolás Martínez; Willy Semler; Paz Bascuñán; Ignacia Allamand; Liliana Ross; Julio Jung; José Martínez; Pablo Zúñiga; Alison Mandel; Felipe Avello

Comedia

2011

fretamalt@hotmail.com fjretamalt@gmail.com @panchocinepata @Alexa_Wolf

Anuncios

3 Respuestas a “nada de penoso


  1. ya y?
    Este blog respeta y publica todo tipo de opiniones, exceptuando las de algunos TARADOS que son incapaces de postear más que insultos, alusiones personales y argumentos dignos de un diputado Udi(especialmente cuando vienen del mismo pelotudo de siempre) El administrador se reserva la facultad de editarlos y/o borrarlos por desubicados. Así que si quiere aportar aqui, adelante, si quiere dar jugo, se equivocó de lugar.
    Atte. el editor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s