chocman


Hay películas que envejecen mejor de lo que uno cree, y que a la segunda, tercera o cuarta vista se pueden apreciar de mejor manera. Charlie y la fábrica de chocolates la adaptación que Tim Burton hizo de la novela de Roald Dahl, y que ya había sido llevada al cine anteriormente, en 1971, en una memorable versión protagonizada por Gene Wilder, uno de los grandes clásicos del cine infantil, y fue eso lo que me llevó a calificarla como regular al comentarla para el recordado foro Raw Is Chile.
Digo, la versión de 1971 es simplemente insuperable, y en su momento confirmó mi hipótesis de ese minuto: la mala costumbre de Burton de hacer remakes que simplemente no se pueden hacer. Pero varios años después, y sobre todo considerando lo inestable que se ha vuelto el cine de Tim Burton, Charlie… resulta ser una grata sorpresa si uno se la encuentra haciendo zapping.
Aun cuando los flashbacks hacia la infancia de Willy Wonka (Johnny Depp, muy cómodo en el papel) y su tensa relación con su padre dentista -digo, hay algo peor para un fanático de los dulces que un papá dentista?, espero respuestas- puedan sofocar a más de alguno y causar la sensación de que la historia se está yendo para otro lado.
Hay que entenderlo así: Burton es un pegado con el tema de la relación padre-hijo, y no era de extrañar que incorporara el tema a un filme suyo. Por lo demás el último en que hace alusión al asunto. Directa, al menos.
Conociendo la trama de la historia y su estética (escenario surreal, personajes fantásticos, situaciones absurdas, locaciones que pasan de lo extremadamente colorinche a lo más apagado posible) hay que reconocer que el único que podía llevar a cabo un proyecto de esta naturaleza era Burton. Otro director habría llenado de clichés, luces de colores y exageraciones (los Wachowski hicieron algo así con Meteoro, filme que fue entretenido pero a la semana ya estaba olvidado) o simplemente habría perdido el control de la película (como le pasó a Zack Snyder con Sucker Punch)
Haga como yo, déle otra oportunidad. Le va a gustar…pero si quiere ir a la segura, vea la original de 1971, especialmente ahora que celebra su aniversario 40 con una más que digna reedición en bluray.

fretamalt@hotmail.com fjretamalt@gmail.com twitter.com/panchocinepata

Anuncios

Una respuesta a “chocman

  1. La versión original, con esos oompa loompas post-hippies, es más cocainómana, más propia de los 70. La versión de Tim Burton tiene más que ver con la cita visual, y el pegoteo. Es interesante eso que Charlie vivía en una pobreza decimonónica, tipo Charles Dickens, mientras que Willy Wonka manejaba tecnología futurista, a pocas cuadras de distancia. Las referencias quizás se manejan en forma un poco gruesa, pero logran armar visualmente una historia que sustenta un discurso bien duro contra el libre mercado, pero desde el mismo libre mercado. Como Wall-e o Syriana, por ejemplo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s