pega fuerte

 Micky Ward (Mark Whalberg) vive en el barrio obrero de Lowell, Massachussets, se gana la vida asfaltando las calles y como boxeador peso welter. Manejado por su madre, Alice (Melissa Leo) y entrenado por su medio hermano Dicky Eklund(Christian Bale) ex boxeador, suerte de leyenda local luego de “haber derribado una vez a Sugar Ray Leonard”. El enorme ego de Dicky, su adiccion al crack, y su enorme amor por ser el centro de atencion, ademas del fanatismo casi enfermizo por el de parte de su madre y de sus hermanas, han llevado la carrera de Micky por el camino de la mediocridad, convirtiendolo en un paquete facil de derribar por otros boxeadores.

Sin embargo, y pese a las enormes ofertas de otros managers, Micky opta por ser fiel a su familia, aunque esta siempre lo menosprecie en favor de Dicky, quien recorre las calles junto a un equipo que graba un documental sobre el (sobre su drogadiccion en realidad). Sin embargo, cuando Dicky cae arrestado por agredir a un policia, escaramuza en la que Micky sufre una fractura en la mano, y apoyado por su padre y su novia Charlene (Amy Adams), ex atleta universitaria, decide despedir a su madre y cambiar de manager.

Algo tiene el box. Puede que como deporte sea cuestionable y como negocio aun mas (Dios mio, han visto la cara de los tipos que rodean a Mike Tyson o a Floyd Meyweather?) pero cada vez que se le trata en el cine, ha dado buenos frutos: Toro Salvaje, Rocky, Hasta el ultimo round, Million Dollar Baby, Ali, When we were kings. Y El Vencedor no es la excepcion a la regla.

Basada en hechos reales, la cinta dirigida por David O’Russell, un tipo piola pero mas que correcto en el desempeño de sus funciones, de desarrolla de tal forma que, no obstante tratarse de una pelicula biografica, esta se pueda disfrutar por cualquier cristiano.

Y es que la medula de los filmes sobre deportes, en especial el box, va por el lado de obtener, sobre el ring (o la cancha, la arcilla, el rekortan, el parquet, en fin) de la vida lo que esta fuera del cuadrilatero no ofrece. Sea exitos, sea logros o simplemente revanchas. Y en este caso tenemos un personaje que busca una revancha de lo que le toco en la vida: un hermano mayor que siempre se ha encargado de opacarlo, aunque sea un pelmazo, una familia que no lo cotiza y un entorno que se burla de el. Y que como unico apoyo tiene a su padre y novia, tan perdedores y con los bonos tan bajos como el. Y es el ring donde nuestro heroe echa afuera su bronca con el destino.

El Vencedor aborda la historia por ese lado, pero sin despreciar la otra cara de la moneda, ese donde un cualquiera que tuvo un momento de cierta gloria y se convierte en intocable. Esa ligereza tan propia de ciertas comunidades, que se conforma con poco, que esta tan habituada a la mediocridad que termina con asumirla como parte de su ADN. Que ve en el que quiere surgir no en una esperanza, sino como una falla del sistema, sino como un enemigo.

O’Russell juega con esos dos factores. La urgencia por salir del hoyo de uno y la comodidad de quedarse en el mismo por el otro, aunque ambos tienen en comun el fin de querer hacer lo correcto en la vida. Solo que lo correcto no siempre es lo mismo para dos personas (tu adelante no es mi adelante, discutian Manolito y Felipe cuando Mafalda se preguntaba porque a la humanidad se le hace dificil ir hacia adelante, y cuanta razon tenia). Se siente comodo en este tipo de dicotomias, se nota (ya lo habia hecho antes cuando Mark Whalberg y otros soldados yanquis encontraban el oro de Hussein en Irak y dudaban si entregarlo a sus superiores o desaparecer con el en la notable Tres Reyes). Y lo disfruta. Lo disfrutamos.

Las actuaciones aportan lo suyo. Christian Bale logra que uno tenga a la vez rabia, verguenza ajena y lastima por su version de Dicky, que le valio varios premios, entre ellos un Oscar y un Golden Globe. Mark Whalberg logra ademas un gran desempeño como Micky Ward, asi como una enorme quimica con la gran Amy Adams (por cierto, como lo hace para verse asi de guapa incluso en un personaje tan deslavado y desproducido como Charlene?) quien se hubiera ido con premios a la casa de no ser por Melissa Leo y su notable interpretacion de una suerte de doña Florinda white trash.

Una de las grandes peliculas del año…pasado…que por suerte tuvo una pasada por los cines nacionales con motivo del Oscar.

***1/2

THE FIGHTER

Director: David O’Russell

Interpretes: Christian Bale; Mark Whalberg; Melissa Leo; Amy Adams

Drama/Deportes

2010

se viene la review de Thor, nuevamente junto a @Alexa_Wolf

fretamalt@hotmail.com fjretamalt@gmail.com twitter.com/panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s