un final a medias…y una novedad

“La situación para el mundo mágico se ha vuelto insostenible” declara el ministro de magia Rufus Scrimgeour(Bill Nighy) en una concurrida conferencia de prensa.

 

Ello, porque tras la muerte del respetado ex director del Colegio de Magia de Hogwarts, Albus Dumbledore, el malvado Lord Voldemort (Ralph Fiennes) ha aumentado su poder, influencia y adeptos, avanzando cada vez más fuerte y más rápido en su meta de convertirse en el señor supremo de la magia.

Esta situación obliga a Harry Potter (Daniel Radcliffe) a apurar los planes trazados, y reunirse con sus amigos Ron Weasley(Rupert Grint) y Hermione Granger (Emma Watson) para cumplir la misión que Dumbledore les encomendara antes de morir: encontrar y destruir los horrocrux, para así eliminar para siempre al despiadado Voldemort…

Llega por fin la primera parte de la séptima película de Harry Potter, y los comentarios no han sido para nada unánimes. Para los fans, la adaptación va desde pasable hasta una herejía, por la cantidad de elementos que deja fuera, pasando por los críticos que la han encontrado más o menos(más más que menos en todo caso)hasta los oportunistas que la han calificado de “la zorra” sin haber leído una página de las novelas.

Pero nadie tiene la verdad absoluta en la vida, y menos respecto a Harry Potter y las Reliquias de la Muerte parte I, considerando que la historia no ha quedado totalmente contada, y aún es muy temprano para sacar conclusiones, y complicado cuando no sabremos sino hasta julio si estamos ante un desastre o un triunfo de proporciones épicas.

Podemos decir en su defensa que se trata de una novela de casi 800 páginas donde se busca responder las dudas planteadas sobre todo desde el cuarto episodio de la serie, tarea nada de fácil para cualquier director que quiera llevar una obra así a la pantalla. Llevar tal cual como sale en el papel una obra como ésta al celuloide es una misión titánica e imposible para un ser humano común, que no garantiza que la película sea mejor. Coppola no lo hizo así con el Padrino, y no hay motivo para que lo haga un director mucho menor como David Yates.

No se trata de ser indulgente, pero si más criterioso. Hay que pensar que a éste HP7p1 no se le puede apreciar debidamente sin la anterior consideración.

Claro, se omiten muchas cosas: la despedida-reconciliación de Harry y su primo Dudley, la evolución del elfo Kreacher y especialmente, la difícil situación entre Harry y Ginny Weasley con ocasión del viaje, que gatilla en el joven una tremenda sensación de culpa y las cada vez más frecuentes peleas con su amigo Ron.

Pero estas omisiones no afectan la médula de la historia, como tampoco la inclusión de elementos como la escena del improvisado baile entre Harry y Hermione, como un recurso para bajar tensiones.

Insistimos: El espíritu de la historia sigue siendo el mismo: el niño que se convierte en hombre y, a su pesar, en héroe. Decimos a su pesar, porque a diferencia de un Superman, por ejemplo, Harry no escogió ser un el elegido, el salvador, el mesías, pero aún así se jugará la vida por salvar a los que ama.

Si bien el final de esta película no será el definitivo sino hasta julio de 2011, lo cierto es que las secuencias finales de este volumen 1, sin que esta frase pueda considerarse spoiler, cierran este capítulo dejando conforme al espectador común no fanboy, y hambriento por conocer el desenlace de la saga, que hasta el momento deja más dudas que respuestas, más inseguridades que certezas.

***3/4

HARRY POTTER AND THE DEATHLY HALLOWS PART I

Director;: David Yates

Intérpretes: Daniel Radcliffe, Rupert Grint, Emma Watson, Ralph Fiennes, Tom Felton, Alan Rickman, Bonnie Wright, Evanna Lynch, Helena Bonham-Carter, Bill Nighy, Timothy Spall, Robbie Coltrane, Brendan Gleeson, Michael Gambon

Fantasía-Aventuras

2010

P.S.: En nuestro continuo afán cinéfilo de innovar y dar oportunidades, nos dirigimos a una nueva cadena de cines, Pavillion, especialmente su primera multisala, ubicada en Espacio Urbano de San Miguel (Metro Ciudad del Niño, ex Cinemark Gran Avenida) La alegría que nos provoca contar con una nueva sala para los sanmiguelinos (me cuento entre ellos desde unas semanas más, L.C.), equipada con butacas con manilla alzable (las llamadas butacas para enamorados) en toda la sala, con una gran pantalla y muy buen audio. Todo bien, salvo el aire acondicionado que a ratos convertía la sala en un frigorífico. Recomendamos que la visiten, pero por si acaso, lleve un polerón.

fretamalt@hotmail.com pamp_2003@hotmail.com twitter.com/panchocinepata twitter.com/Alexa_Wolf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s