de otro más a otro menos

Otro más. Quizás el último que iba quedando.

Fuerte es pasar, como lo hago casi todos los días, por Huérfanos con Morandé, y entrar a la galería Gran Palace, mirar a un lado el hotel del mismo nombre, un recinto muy piola pero muy respetado, y mirar al otro puertas de vidrio tapadas con papel de envolver, y hacia el interior, trabajadores removiendo muebles, mesones, estantes.

Si fuera cualquier otro negocio me importaría un rábano, pero no era así. Estaba ante lo que hasta hace unos pocos días era el cine Gran Palace, el último de los viejos cines del centro de Santiago.El único que había sobrevivido con dignidad, aunque no gratis, a la invasión de las multisalas. Digo, no gratis, porque a mediados de los ’90 debió sufrir una transformación, pasando de ser una gran sala para alrededor de 400 personas, a cuatro salas más pequeñas para 100 o 150.

Sala única o múltiple, lo cierto es que el Gran Palace, el mismo que además sirvió en el pasado para eventos, despedidas, graduaciones, conciertos de pequeña convocatoria, y que entre otros momentos históricos se anota haber sido escenario del debut de Charly García como solista en Chile, con G.I.T. como invitados, por allá por 1983.

Sé que estuve en este cine en mi infancia, aunque no recuerdo con qué película, pero recuerdo clarito las que vi cuando se reabrió dividido en cuatro: Star Wars edición especial, Batman y Robin, Hombres de Negro I, X Men, El Planeta de los Simios modelo Burton, Matrix Revoluciones, X Men 3, Batman Inicia…la última, creo que fue Los Simpsons, en 2007.

Para el 2008, la sala ya estaba quedando chica y poco podía hacer frente a las cada vez más grandes y cómodas multisalas, cada vez más cerca de uno, por obra y gracia de los malls y de internet, pudiendo comprar e imprimir entradas en la casa. Pues bien, poco podía hacer esta antigua sala frente a conglomerados que te permiten comprar entradas más baratas desde el celular.

Tal vez me estoy adelantando a los hechos, pero honestamente, y no es por ser pesimista, veo bien difícil que el Gran Palace sólo esté pasando por una enchulada. Triste, pero es más seguro que sus días como sala de cine y eventos hayan terminado y llegase la hora de bajar el telón.

(pero mientras no termine de templo evangélico, dormiré más tranquilo)

fretamalt@hotmail.com fjretamalt@gmail.com twitter.com/panchocinepata

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s