el juego terminó

Hubo una vez un niño llamado Andy. Dueño de una gran imaginación, Andy hacía que sus juguetes favoritos, un vaquero de trapo llamado Woody (voz de Tom Hanks) y una moderna figura de acción llamada Buzz Lightyear(voz de Tim Allen) entre otros, vivieran las más increíbles aventuras, convirtiendo una simple tarde en una jornada inolvidable…

Digo Hubo una vez, porque hoy Andy tiene 17 años, ya es un adolescente y está a punto de partir a la universidad…y sus juguetes están amontonados en un baúl, esperando el momento de ser recordados por su dueño. Ello no ocurre, y a poco de mudarse, Andy decide guardar la mayoría de ellos en el desván de la casa. Un error en los empaquetados deja a estos muñecos al borde de ser tirados a la basura.

Y si bien salvan providencialmente de ir a los desechos, ello no impide que terminen siendo donados como juguetes en desuso a una guardería cercana, donde son recibidos por Lotso (voz de Ned Beatty) un amable y anciano oso que hace las veces de líder del grupo de juguetes del jardín, que les enseña a los juguetes de Andy una vida perfecta donde siempre hay niños para jugar con ellos. Pese a este alentador panorama, Woody intuye que las cosas no están tan claras ni tan limpias y decide abandonar a su grupo..

Lo necesitaba. Entre tanto estreno sin mucho brillo o meramente cumplidor, tenía que ver algo que me hiciera gritar EPIC WIN!, y al igual que el año pasado, se trata de un filme de Pixar, relacionado con el crecimiento, la madurez y el cierre de etapas.

Pues Toy Story 3 así ha sido concebida, como una manera de ilustrar, a través del prisma de estos juguetes vivientes, las viscisitudes del paso del tiempo. Iniciada en 1995, Toy Story y Pixar reinventaron el método de hacer filmes animados lo bastante entretenidos para el niño, lo bastante inteligente para no espantar al adulto que paga la entrada. Quince años después viene a cerrar el círculo, con una historia donde adrenalina, humor (varios de los mejores chistes del filme vienen desde la pareja ideal de los juguetes actuales, Barbie y Ken) y emociones vienen combinadas y en perfecto equilibrio.

Estamos en presencia de una saga que creció junto a su público objetivo: los que eran niños en 1995 hoy pasan por un fenómeno similar al de Andy, así que se seguirán sintiendo identificados…y los que hemos pasado por el duro trance de dejar la niñez atrás, también, porque negarlo. No emocionarse con la historia (mi novia Alexa Wolf lloró durante las últimas secuencias, yo lo hice los primeros 10 minutos y los últimos 15) es ser de piedra, de acero o simplemente un troll amargado de aquellos que infestan las redes sociales. Todo ello sin descuidar a los que hoy tienen menos de diez años de edad que, por obra y gracia de los formatos caseros, seguro que ya heredaron de sus padres y hermanos mayores el gusto por las aventuras de estos juguetes parlantes.

Temas como la unidad, la amistad y como ésta sobrevive no obstante los cambios personales en el tiempo, son los motivos principales de una obra que, junto al trabajo de Gibhli Studio, le cambiaron la cara al cine animado…y de paso, a sus espectadores, haciéndonos mucho más felices con tópicos comunes a todos. Un año más, un filme animado se lleva las principales posibilidades de ser mi top 1 anual. Al infinito, y más allá.

*****

TOY STORY 3

Director: Lee Unkrich

Voces: Tom Hanks, Tim Allen, Joan Cusack, Ned Beatty, Michael Keaton

Animación

2010

PD: Ojo con Dia y Noche, el corto que antecede a TS 3, como siempre otro gran trabajo de Pixar.

BONUS TRACK: El clásico Yo soy tu amigo fiel, para todos uds.

fretamalt@hotmail.com fjretamalt@gmail.com twitter.com/panchocinepata

Anuncios

se hace lo que se puede

Han pasado algunos meses desde los incidentes en Volterra, Italia, y se acerca el plazo para que Edward Cullen (Robert Pattinson) cumpla su parte del acuerdo con el poderoso clan Vulturi, y convierta a Isabella Swann(Kristen Stewart) en vampiro. Y aunque como efectos secundarios de este acuerdo, Bella ha visto alteradas las relaciones con su padre, Charlie (Billy Burke) y con su amigo Jacob Black(Taylor Laurent), lo cierto es que los días han transcurrido con relativa tranqulidad en el gélido pueblo de Forks.
O al menos hasta que a la oficina de Charlie, comisario del pueblo, una pareja en busca de su hijo perdido, Riley (Xavier Samuel). La familia de Edward, todos vampiros dotados de grandes poderes sobrehumanos, intuye que hay gato encerrado en este asunto.

Y no están tan equivocados…luego de sufrir un sangriento ataque en el puerto de Seattle, Riley ha asumido una identidad nueva, convertido en un vampiro sediento de sangre, conformando un ejército de no muertos, que ha fijado como meta llegar a Forks…

Se discutirá siempre el real aporte de la saga creada por Stephanie Meyer a la cultura popular en general, y al género vampírico en particular, a partir de su visión del mito sujeta al prisma conservador y temeroso de Dios al que suscribe. Mucho se ha cuestionado el mérito de Meyer como autora (que su narrativa es melosa, que hizo pebre el género de los vampiros, que se ha forrado en plata con una historia simplona y que juega sobre seguro, en fin), pero como ésta no es una web literaria (aunque a veces hablemos de escritores y libros) no entraremos en polémicas infinitas y a la vez estériles.

No, hablaremos de Eclipse, la adaptación del tercer capítulo de la saga Crepúsculo, que si bien puede legítimamente cargarle a más de alguien, y por muy cuestionable que sea en su origen escrito, hay que admitir que un espectador que no ha leído los libros ni tiene empapelada su pared con fotos de Robert Pattinson ni se hiperventila cuando oye mencionar su nombre (y no tiene prejuicios, además) mal no lo pasa. Y por lo que sé, esa sigue siendo la función principal del cine.

Veamos, Crepúsculo (2008) era algo así como un borrador a mina, que funcionó en taquilla, lo que permitió que Luna Nueva (2009) contara con un presupuesto mayor, efectos especiales mejorados y lo que en la primera película fue una lata, aqui al menos tenía algunos momentos de diversión. Eclipse sigue la misma tendencia, y sin subir el nivel de la película anterior, lo cierto es que tampoco los baja.

Y si bien tenemos que tener siempre presente que esta saga es ante todo una historia romántica, sazonada por la suigeneris visión del género vampírico de S.M., su director DavID Slade, que antes firmó un par de celebrados filmes low profile (Hard Candy y la notable 30 Días de Noche) saca adelante una historia bien entretenida, con escenas de acción más que aceptables y hasta por ahi un par de carcajadas con la relación tipo Popeye-Brutus que se da entre Edward y Jacob.

Esto no quiere decir necesariamente que estemos ante la mejor película del año, ni de cerca (aunque las twilighter fans que opinen lo contrario van a pedir mi cabeza), pero considerando que parte de una base cuya calidad está en permanente entredicho, la cosa anda bien. Tampoco es que se pueda exigir más.

Con que la novia de uno salga contenta y agradecida de la sala, yo OK

**3/4

THE TWILIGHT SAGA: ECLIPSE
Director: David Slade

Intérpretes: Kristen Stewart; Robert Pattinson; Taylor Laurent; Bryce Dallas Howard; Billy Burke; Xavier Samuel; Peter Facinelli; Ashley Greene; Dakota Fanning

Romance/Fantasía

2010

PD: Ojo, viene el trailer de Que Pena Tu Vida, la nueva cinta de Nicolás López. Promete harto..

fretamalt@hotmail.com fjretamalt@gmail.com twitter.com/panchocinepata