la siguiente escala

Aunque está de cumpleaños, Bella Swann(Kristen Stewart) no tiene ánimos de festejar. Bella se ha visto acosada por constantes pesadillas relacionadas con su novio, Edward Cullen(Robert Pattinson)y su eterna juventud, dada su condición de vampiro.

Y si bien la familia de Edward, todos vampiros, han conseguido superar su sed de sangre, un incidente ocurrido durante la celebración del cumpleaños de Bella, ahce pensar a Edward que su presencia pone en riesgo la vida de su amada, y resistiéndose a la idea de unirla a su estirpe, la familia Cullen opta por abandonar el frío pueblo de Forks, sin dejar indicio alguno de su paradero.

Atormentada por la falta de noticias de Edward, Bella cae en una profunda depresión, de la que comienza a salir con la ayuda de un viejo amigo suyo, Jacob Black(Taylor Lautner), miembro de una reservación india nativa del sector. Aunque tanta cercanía entre ambos, pronto complicará a Jacob…la reaparición de Victoria(Rachelle Lefevre), líder de una familia de vampiros cuya rivalidad con los Cullen es antigua, pondrá en peligro una vez más la vida de Bella u obligará a Jacob a revelar su verdadera naturaleza…

No voy a caer en el juego de la gran mayoría de los críticos que han dado como bombo en fiesta despostando este filme. Vale, puede ser una historia discutible por donde se la mire, que desvirtúa totalmente el subgénero de los vampiros, una narración llena de moralina concebida por una autora de aptitudes literarias apenas aceptables, creada para un público objetivo poco exigente. Digan lo que quieran. Hasta podrían tener razón en algunos casos. De hecho, la primera parte de la saga, Crepúsculo(2008) me cargó.

Pero Luna Nueva tiene varios puntos a su favor. Porque donde Crepúsculo fue una película de escaso presupuesto hecha con elenco y equipo desconocidos al mando de una directora, Catherine Hardwicke que sólo hizo el trabajo para el que la contrataron, New Moon aparece como una superproducción, más ambiciosa y esta vez entregada a un director, Chris Weitz que, sin ser un maestro, sabe sacar provecho del material que tiene, y convierte lo que bien pudo haber sido una historia color de rosa y con sabor a miel, no apta para diabéticos, en una película entretenida. Y hasta con momentos muy graciosos.

Por mi, OK, no le pido otra cosa.

No es la mejor película del año (esto pondrá un precio por mi cabeza, vivo o muerto), y más allá de los dólares recaudados por entradas o merchandising y filas de niñitas hiperventiladas con el vampirismo pero que en su vida han oído hablar de Bram Stoker o Anne Rice, poco va a dejar en la historia del cine,pero honestamente a mi no me interesa que lo deje.

Hay quienes buscan la quinta, la sexta y la décima pata del gato, y al no encontrarla, bueh…terminan criticando películas en LUN. Quien vaya con esa predisposición, mejor ni se acerque a la sala, que no lo va a soportar.

Claramente, las fans de los libros y la obra de Stephanie Meyer van a delirar cada vez que se vea tan sólo la sombra de Robert Pattinson.

Los demás, los término medio que simplemente quieren pasar un buen rato y en buena compañía (como fue mi caso particular) lo van a lograr. No hay que esperar otra cosa.

**3/4

se viene el post 300 y además, comenzando a preparar lo mejor del año en cine, tv, música, libros, lucha libre y el top 10 final. No serán muchas emociones para una quincena? en fin

 

 

viejo amarrete

Es Navidad, y un nevado Londres se llena de alegría, buenos sentimientos y luces…

Excepto en la oficina contable de Eben-Ezer Scrooge(Jim Carrey), un amargado y mezquino hombre de negocios, para quien Navidad no es sino la excusa de que algunos se valen para pedir limosnas y regalos. Y aun contando con la presencia de su sobrino Fred(Colin Firth), su único pariente conocido, y de su empleado Bob Cratchit(Gary Oldman), quien se mantiene optimista pese al miserable sueldo que le paga, Scrooge hace caso omiso y se dirige rumbo a su solitaria mansión, alejado de toda clase de festejos.

Pero entrada la noche, Scrooge es despertado por el fantasma de su ex socio Jacob Marley(Oldman) quien da testimonio a Scrooge de las culpas que en vida contrajo y que está pagando en el más allá, advirtiéndole además de la visita de tres espíritus esa misma noche…

¿Cuántas veces puede contarse una historia? Si la historia es buena, muchas. Cuento de Navidad, de Charles Dickens, ha sido llevado a la pantalla muchas veces, en formato liveaction(hay una versión muy buena protagonizada por George C. Scott, otra por los Muppets junto a Michael Caine como Scrooge) como en animación (Mr. Magoo, Los Picapiedras, una versión Disney con Tío Rico como Scrooge -hay que decir que el multimillonario plumífero es claramente un hijo bastardo del financista inglés, hasta Los Simpson han recurrido a esta historia alguna vez, y en canal 13 frecuentemente repetían en Navidad las versiones producidas por la Rankin-Bass en stopmotion y animación tradicional). Muchas versiones, todas de distinta tonalidad, trasfondo y calidad

Esta versión 2009, animada digitalmente a partir de actores reales, se enmarca dentro de las buenas adaptaciones y se nota la mano del director Robert Zemeckis(Volver al Futuro, Forrest Gump), un director con experiencia en el campo de los efectos especiales, pero que no ve supeditado el contenido en función de la forma. La historia se relata con dinamismo, agilidad y abundante emoción.

Y si bien estamos ante un filme animado, uno no puede sino estar de acuerdo con la elección de Jim Carrey en el rol del demacrado EbenEzer. Carrey, un experto a la hora de adoptar gestos y muecas da el ancho en el cuerpo de un personaje cuya evolución individual es manifiesta (viejo huraño y de ceño fruncido pasando por una experiencia religiosa que le cambia la vida y el caracho)

Aunque a ratos se va al chancho con los ambientes tenebrosos (que dejarían a Tim Burton con un síncope de envidia) y eso puede provocar más de un mal rato si ud. tiene niños muy pequeños, lo cierto es que es una buena opción para tener en cuenta en las últimas semanas del año y que respeta una historia imprescindible para las fiestas navideñas.

***1/4

LOS FANTASMAS DE SCROOGE

A Christmas Carol

Director: Charles Dickens

Interpretes: Jim Carrey, Gary Oldman, Colin Firth, Robin Wright Penn, Bob Hoskins

Fantasía

2009

fretamalt@hotmail.com  fjretamalt@hotmail.com