dos de tres

¿Es posible publicar tres libros en un mismo año? ¿Tres libros de diferente temática? ¿Y que los tres sean muy bien recibidos?
 
 Es lo que hizo Patricio Jara (Antofagasta,1974) quien en un año lanza la novela juvenil Las Zapatillas de Drácula, la investigación Prat y la novela de época Quemar un Pueblo.

Pero a no confundir, que Jara haya lanzado tres novelas en un año no quiere decir que las hubiese armado de un día para otro. Eso es para los autores de autoayuda, y algunos autores de best sellers. Patricio Jara, por el contrario, es un autor muy serio y detrás de cada uno de sus trabajos, centrados al menos dos de ellos en la situación chilena del siglo XIX, especialmente hacia el norte grande, hay un largo proceso de investigación cuyos resultados se aprecian en el resultado final. Que sus tres libros hayan sido publicados el mismo año no es sino una (feliz) coincidencia.

.
Prat nos plantea la biografía de nuestro principal héroe naval, concentrándose en los meses previos al 21 de mayo de 1789, poco después del retorno de Arturo Prat Chacón desde el Uruguay, en misión de espionaje, y dejando constancia de los no pocos roces entre Prat y la alta jefatura naval, e incluso con varios de sus compañeros de armas, dada la formación universitaria del futuro capitán de la Esmeralda. Considerando el contexto familiar y social en que Prat se encontraba, y considerando datos normalmente pasados por alto como su profesión de abogado, ejecutor de piano, conocedor de diversos idiomas que hablaba con fluidez, lector habitual sobre todo de filosofía y ocasional pianista, la visión que Jara ofrece de Prat dista totalmente de lo que habitualmente nos muestran los textos académicos, construyendo la biografía de un héroe romántico y virtuoso, que pese a las dificultades que debió enfrentar a la hora del combate, se mantuvo de pie. Personajes que en nuestra literatura no son precisamente abundantes.
Ya hubiese conocido Alan Moore a Prat en la versión que ofrece Jara, seguro que lo agregaba a su Liga de Extraordinarios Caballeros.
 
 Quemar un Pueblo sigue un leitmotiv distinto: cuenta la historia de Lucio Carbonera, ex contrabandista devenido en empresario, que luego de rescatar de las ruinas de un sanatorio a un hombre de dos cabezas oculto en una bodega de herramientas, reúne un pequeño grupo de individuos con deformidad física y arma un pequeño circo ambulante de fenómenos, con el que recorre parte del cono sur, logrando un relativo éxito pese a las reticencias de la sociedad de su época.
 En ambos trabajos notamos algunas caracteristicas que ya veníamos viendo en anteriores libros de Jara. En primera, una rigurosa investigación previa. Pero sin asfixiar al lector con múltiples datos, pero si darle la info suficiente como para que éste pueda ubicarse en el contexto histórico social del cuento que lee.En segundo, el autor nos deja claro cuanto conoce y cuanto quiere su lugar de nacimiento. Y tercero, los libros de Jara no suelen superar las 150 páginas de relato ameno y de buen ritmo, de manera que la lectura de sus obras se va rapidito y se disfruta mucho.
 (más que el 90% de todas esas “obras literarias” que a dos días de su lanzamiento ya están en todas las veredas del país)

Dos razones más para pensar que 2009 ha sido un buen año para las letras nacionales. Signos de que su buena salud no pasa tanto por bajar precios o perseguir cuneteros, sino que por saber transformar las buenas ideas en papel.

 

fretamalt@hotmail.com fjretamalt@gmail.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s