duro por fuera…

No quiero que me hagas falta, porque sé que nunca podré tenerte.

No me molesta asumir que me gusta el cine romántico. He manifestado antes mi gusto por las comedias románticas y asumo sin problema alguno que me gusta el cine romántico propiamente tal. Mientras la película valga la pena, claro, todo género es respetable. Claro, dentro del género masculino (o lo que se suele entender como masculinidad, es decir, cerveza, fútbol, Morandé con Compañía y chistes de grueso calibre) una declaración así puede ser cuestionable, pero me importa un soberano rábano.

bridges_madison3

 

Le importo un rábano también a Clint Eastwood, hombre formado en el campo de la acción (principalmente gracias a personajes como El Pistolero Sin Nombre o Dirty Harry Callahan) que ya había descolocado a medio mundo cuando a fines de los 70, el duro por excelencia del cine comenzó a dirigir demostrando una sensibilidad que nadie creyó que sería capaz de tener, y en 1995 lo vuelve a hacer estrenando Los Puentes de Madison, que dirige y protagoniza junto a Meryl Streep.

Basada en el best seller de Robert James Waller (1992) The Bridges of Madison County, cuenta el breve pero apasionado romance entre una granjera de Iowa y un fotógrafo del National Geographic. Francesca Johnson (Streep), ex profesora, ama de casa que adora a su esposo Richard aunque éste, sin ser una mala persona, es un individuo indiferente y poco dado a expresar emociones. Una tarde de 1965, mientras su esposo e hijos viajan a una feria en un condado vecino, Francesca recibe la visita de Robert Kincaid (Eastwood) un fotógrafo del National Geographic comisionado para tomar fotos de los tradicionales puentes de la zona, ofreciéndose Francesca para guiarlo por los alrededores. La granjera pronto cae conquistada por Kincaid, un hombre de mundo, de gran acervo cultural y muy buen trato, que se convierte en una oportunidad para recuperar la pasión que, en pos de mantener un buen pero fome matrimonio, había perdido.

bridges_madison1

Historia narrada a través de la lectura que los hijos de Francesca hacen de su diario, poco después de su muerte, desde el punto de vista del conflicto que ésta debe enfrentar, entre mantener una vida conyugal con un hombre que hace rato se le olvidaron los sentimientos, o escaparse con un hombre que si la sabe hacer sentir mujer. Recuerdo no pocas cartas al director en diversos diarios, firmadas por vejetes de apellido “de ascendencia noble”, criticando la abierta apología a la infidelidad que representa el filme, pero bueno, sirve para comprobar que se acabará el mundo, pero no los TARADOS.

Idiotas más o menos (y recordando que C.Eastwood es manifiestamente republicano y conservador lo que hace más insólita la discusión)lo cierto es que la mano de Clint se deja ver, no sólo por la clara sensibilidad con que la historia ha sido contada, sino también por el muy buen provecho que Eastwood hace del gran paisaje natural en que ambienta su historia. Y qué decir de las actuaciones principales y la soberana química existente entre C.E. y Meryl Streep, quien despacha una actuación memorable que le valió una de sus muchas nominaciones al Oscar.

Lástima que tenga una edición en dvd tan piñufla (la zona 4 al menos, sólo subtítulos y selección de escena). Mal no está, pero no hace justicia a un filme tan bueno.

bridges_madison2

fretamalt@hotmail.com fjretamalt@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s