fiebre de domingo por la tarde

La clasificación de Chile a Sudáfrica va a poner en el tapete la fiebre del fútbol por muchos meses más, cosa que les duele en el alma a los trolls-odia-todo-especialmente-el-futbol-porque-los-futbolistas-ganan-más-dinero-y-se-comen-a-las-medias-minas. Sin embargo, tanta información puede terminar sofocando a quienes nos gusta el deporte rey pero que sólo tenemos el CDF básico porque no necesitamos más. Asi que, mientras el tema aún no es omnipresente, vale echar una repasada a un filme de aquellos que sólo encuentras por amazon o torrents, pero que tiene que ver mucho con el tema, Fever Pitch, película inglesa de 1997.
 
Fever Pitch es la adaptación al cine de Fiebre en las Gradas, ensayo publicado por Nick Hornby en 1992 y que puso a este periodista, escritor y académico en el mapamundi de la literatura. En Fiebre… Hornby relata una autobiografía en clave, en la que un narrador (que no estamos seguros si es el mismo Hornby o no) relaciona los principales hitos de su vida con los avatares que sufre a lo largo de los años el Arsenal, el equipo de sus amores.

 

 

  

 Fever02

En el cine, el director David Evans plantea la historia desde el punto de vista de Paul Ashworth(Colin Firth), un profesor de castellano de un colegio londinense de clase media, fanático del fútbol e hincha del Arsenal desde la infancia. Es 1989, y después de veinticinco años, el Arsenal está a punto de salir campeón nuevamente, mientras que Paul comienza a verse con una colega, Sarah Hughes(Ruth Gemmell), la primera chica en años que consigue soportar su devoción arsenalera, y está ad portas de ascender a un nuevo cargo dentro del cuerpo docente.

 La película resulta bastante amena y disfrutable, y a ratos hilarante. Y ya daba algunas señales respecto de los temas habituales del Hornbyverso: la adultez, la responsabilidad y la relación entre el hombre, la mujer y los hobbies…y una historia que le llega a más de uno. La espera vale la pena.

 (Y si no es posible, igual se puede ver su remake estadounidense de 2005, Amor en Juego, con Drew Barrymore y Jimmy Fallon, este último en el rol de un fanático de los Boston Red Sox, bajo la dirección de los hermanos Farrelly. No sé si es que me gustó más la versión inglesa, o si el humor inglés y el gringo o sus idiosincracias son realmente incompatibles o los Farrelly ya no son lo que solían ser, pero algo no me funcionó con este remake, pero para el que no vio ninguna de las dos versiones igual es buen punto de partida).

 Mañana: Depeche Mode en Chile por segunda vez, y desde luego que no nos quedaremos al margen.

fretamalt@hotmail.com fjretamalt@gmail.com

fever01

  
*podría venir por ahi algun posteo sobre la relación entre fútbol y cine, pero más adelante quizás, total para el Mundial todavía falta.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s