algo que pasa de vez en cuando (y me siento bien)

Lo he dicho antes: hay blockbusters y blockbusters. No porque una película tenga como principal motivo vender entradas necesariamente tiene que ser para reventarla de mala. Y no porque un filme tenga motivaciones más artísticas, o más serias si se quiere, tiene que pasar lastimosamente por las salas en pocos días y con meses de desfase. Taquilla y calidad pueden perfectamente remar para el mismo lado.

Ello porque se conocieron las cifras de taquilla del último fin de semana en Chile, registrándose no sólo una baja en la asistencia a filmes para todo espectador (esperable, en todo caso, por el fin de las vacaciones de invierno, nada grave en todo caso) sino una soprendente asistencia de ¡¡29 mil espectadores!! para el primer fin de semana de Enemigos Públicos (ver reseña). Da gusto ver que una buena película no pasa desapercibida víctima de hamsters que hablan y robots haciendo propaganda imperialista encubierta.

deppPE

Esta noticia no marca para nada una tendencia, pero que un filme de Michael Mann, así como en su momento fue Tarantino, Eastwood o Scorsese ayuda a derribar ese mito que algunos pesimistas gritan a cuatro vientos. El cine no ha muerto. Puede estar un poco malito, enfermo, con licencia, grave o en coma, pero de morir…todavía no.

Aprovecho la columna de hoy para mandar un saludo a los editores de somosblogs.cl y disorder.cl, que han pasado por aqui y…bueh, agradecer la oportunidad de publicar en sus sitios.

SBrep

fjretamalt@gmail.com fretamalt@hotmail.com