anacrónicas

Algo hay en Brittany Murphy que hace a uno tenerle cierto afecto. No es fea, para nada, pero no es Megan Fox. No protagoniza blockbusters. Ni siquiera se le ve muy seguido en canales de farándula. Y ciertamente tampoco es la mejor actriz de su generación. Ahora, no por eso es para hacerle la cruz, pues aunque presenta estas carencias, lo cierto es que méritos tiene para tener presencia en el incosciente colectivo.
Y ya que hace unos días conversábamos acerca de las chick flicks, no viene mal revisar este filme de 2003, que pasa a formar parte de los buenos ejemplos de este subgénero.

En Pequeñas grandes amigas, Brittanny encarna a Molly Gunn, una chica neoyorkina de 22 años, habituada al lujo y la comodidad, producto de la herencia adquirida al morir su padre, un legendario rockero, hace ya varios años. Con la mente en las nubes y en las páginas sociales, cierto dia se encuentra con que su contador se mandó cambiar con todo su dinero y que le debe hasta la risa a medio mundo, por lo que por primera vez en su vida, debe conseguir un trabajo, lo que es una tarea difícil, ya que prácticamente no sabe hacer nada, ni siquiera un currículum.

uptown girls dakota

Desesperada, Molly acepta la oferta de un amigo suyo, y consigue empleo como niñera de Ray (Dakota Fanning, en su mejor papel…soy el único que piensa que actuaba mejor en el kindergarden y que ahora de adolescente se ha dejado estar?), hija de una trabajólica empresaria musical (Heather Locklear) y un hueso duro de roer que en un mes ya ha espantado a tres nanas por su difícil carácter: Ray es estricta, organizada, calculadora enormemente hipocondríaca y, sobre todo, fría e inmune a las emociones.

Como es de esperar, Molly y Ray parten mal su relación, pero con los días y por necesidad comienzan a conocerse y llevarse mejor, y, como dice el tagline del filme, aprender cada una a vivir a su edad.

En buenos términos, ambas terminan superando las máscaras que llevan. Aunque son polos opuestos como agua y aceite, tienen mucho en común. Donde Molly es despreocupada, Ray es severa, pero esos son las defensas que han desarrollado para enfrentar la tremenda soledad que las aqueja a ambas. Molly perdió a sus padres a muy temprana edad, a Ray su madre la ignora por completo, mientras que su padre lleva años en estado vegetal. En el fondo nuestras heroínas enfrentan cada una a su manera la soledad y el miedo a quedar aún peor. Y cada una encontrará en la otra eso que necesitan para sobreponerse a sus debilidades.

Aunque cae en más de un lugar común y sobre todo hacia el final en algunos vacíos, lo que parte como una comedia para preadolescentes en pijama party, Pequeñas grandes amigas (o mejor dicho Chicas del barrio alto, su nombre correcto) viene a ser una sorpresa para la cual el espectador podría no estar preparado. ¿Descoloca? Mucho. Aunque por vacíos que tenga la narración en sus momentos clave, la película puede caminar con la frente muy en alto. Reivindica. Rehabilita.

(sobre todo después de ver bodrios como Todo sobre las Mujeres o Simplemente ya no te quiere, filmes que me hicieron retomar la costumbre de sacarlos del reproductor antes de media hora y ponerlos lo más lejos posible de mi alcance)

uptowngirls1

UPTOWN GIRLS
 

 

Director: Boaz Yakin
Intérpretes:Brittanny Murphy; Dakota Fanning; Heather Locklear.

Comedia, 2003

fretamalt@hotmail.com; fjretamalt@gmail.com