viejo capo

latercera.com publicó esta nota de Emma Brockes, para el periódico The Guardian, donde Clint Eastwood habla de sus próximos proyectos, sus últimos filmes y otras yerbas más…nah, que diablos, leanla entera, para eso la reproduzco aqui:Las personas que han trabajado con Clint Eastwood invariablemente se refieren a la primera vez que les habló y el efecto que causó en sus sistemas nerviosos su voz rasposa y susurrante. Eastwood entra al estudio de Warner Brothers con un paso relajado y extraño, como de otra era. Ha hecho todo tipo de películas en los últimos 10 años, pero para muchos sigue siendo un solo hombre: el que incita una pelea en el salón, el que defiende el honor de una dama, el que es uno de los últimos héroes americanos. O, como él dice, mirando a través de sus ojos verdes, “el idiota de las planicies”.

Hoy se acomoda en la silla de director en forma relajada y cortés. Está a punto de elegir el elenco para un filme sobre Nelson Mandela que se debiera estrenar a fin de año. Cuando le pregunto quién lo va a interpetar, me mira con picardía y dice: “Yo lo haré. Te mostraré mi versatilidad” (en realidad, será Morgan Freeman). “El casting perfecto para Mandela”, precisa.

gran-torino_l

De una manera u otra, los intereses de Eastwood siempre parecen volver al tema del heroísmo, particularmente al héroe incorrecto. En su nueva cinta, Gran Torino (que se estrena la próxima semana en Chile), encarna a Walt Kowalski, un anciano quejumbroso e intolerante que aprende a amar a sus vecinos de origen Hmong (sudeste asiático) más que a su petulante familia y hace un gran sacrificio por ellos.

¿Quería interpretar a Kowalski desde el principio?

Clint Eastwood no le da importancia a haber sido ignorado en los Premios Oscar. Gran Torino fue número uno en la taquilla de EEUU, pero no consiguió ninguna nominación. “He tenido tres películas nominadas, de los últimas cinco que filmé. Simplemente hago la mejor cinta que puedo. El resto son cuestiones que tienen que ver con la política y posturas determinadas. No soy muy bueno en eso. Creo que nuestro mensaje era tan bueno como cualquier otro que haya entregado alguna película este año. Ahí es donde estamos”.

En algún momento, la reticencia de los protagonistas del policial Harry el sucio y el western Joe Kidd se convirtió en la misantropía de la tercera edad de Walt Kowalski en Gran Torino y Frankie Dunn en Million Dollar Baby. A los 78 años, aún se ve delgado y fuerte, pero su famoso susurro suena a veces frágil. “¿Ochenta? Es sólo un número”, dice. “Muchas personas son viejas a los 40”.

¿No tiene arrebatos de vanidad cuando se ve en pantalla?


“Es muy tarde para la vanidad. Si tuviera 30, quizás diría ‘oye, ese no es un buen ángulo’. Ahora no hay buen ángulo. Así que sólo tienes que aceptarlo y seguir adelante”.
Sí. Me gustaban los dilemas por los que tenía que pasar. Me gustaba el mensaje de una antigua América que quizá está obsoleta. Walt podrá estar obsoleto, pero aprende cosas nuevas. Y eso es lo que lo hace interesante. Es un tipo extremadamente hablador y cascarrabias, casi insultante para el sistema de la igualdad de oportunidades. De repente, se mira al espejo y dice: ‘Tengo más en común con esta gente que con mi insoportable familia’. Walt Kowalski se da cuenta de que esta gente le tiene afecto, aunque a primera vista no sea un hombre muy querible.

gran-torino-trailer

LA POLITICA DE CLINT

“La única cosa en la que John McCain y yo realmente estábamos de acuerdo era en que los repúblicanos habían perdido el rumbo porque habían extraviado su filosofía”. El centro de esa filosofía es que “las personas deben ser responsables por sí mismas y la responsabilidad fiscal es muy, muy importante”. Sobre la actual crisis económica afirma: “La gran moraleja de que si no le haces caso a la historia estás condenado a repetirla, tiene bastante sentido en estos momentos. Ahora estamos reviviendo la historia. Sólo recibes lo que mereces”.

Para las elecciones, su esposa se inscribió como independiente, aunque los dos pensaban que “Obama parecía un buen tipo”. ¿Y qué pasó con Eastwood? “Yo me inscribí”, dice sonriendo. “Libertario. Me gusta la filosofía de ellos. El Partido Libertario no es nada y no tienen candidatos. Pero creo que si tan sólo dejáramos a la gente tranquila y no pensáramos más en cómo controlar su vidas, quizás estaríamos mejor. Tal vez este tipo de pensamiento puede ser poco práctico u obsoleto”, dice. “Pero es un poco la manera en que me crié”, agrega.

La carrera de Clint Eastwood ha sido inusual, tanto por su detallismo como por su tenacidad. En los 70 comprendió que si seguía haciendo westerns, estos sólo empeorarían y rápidamente pasaría de moda. La manera de salvarse era diversificándose. Eastwood es pianista y ha compuesto la música de muchas de sus películas, aunque finalmente decidió dedicarse a la dirección. Todo partió en 1971, cuando le encargaron hacerse cargo de Obsesión mortal, un filme de bajo presupuesto sobre una mujer desequilibrada que perseguía a una estrella de radio local. Dirigir, dice, es su mayor alegría. “Eres un contador de historias. Como actor, eres sólo parte de la gran estructura. Prefiero dirigir. Tengo que hacerlo y estoy en una edad en que siempre debiera hacerlo”.

GENTIL

Su altercado con Spike Lee el año pasado se produjo cuando éste lo criticó por no incluir a soldados negros en su filme La conquista del honor, que trataba sobre los hombres que izaron la bandera estadounidense en la batalla de Iwo Jima, en la Segunda Guerra Mundial. El respondió que Lee debía “callarse la boca” y que el filme era históricamente correcto. Ahora dice que “no fue realmente una riña. Estaba en Cannes y alguien dijo que Spike Lee había dicho esto y lo otro. Algún periodista. Y dije: ‘bueno, si dijo eso…’ y me lancé a hablar. Pero Lee es un tipo simpático. Creo que intentaba promocionar su propio filme bélico con actores negros. Y entiendo el juego. Sólo pensé que no podía dejarlo escapar como si no hubiera pasado nada”.

Eastwood no grita en el set. Es una autoridad silenciosa. Excepto por Spike Lee, nadie en la industria habla mal de él. Dicen que es excesivamente caballero, profesional y profundamente comprometido. También evita autocensurarse. Habitualmente, cuando se hace una película basada en una novela, nadie critica el material original. Pero en 1995, cuando filmó Los puentes de Madison, él llamó la novela de Robert James Waller un texto “rebuscado y pretencioso”, contra el que debió “luchar” para seguir adelante.
Eastwood se registró como republicano en 1951 para apoyar a Eisenhower, a quien admiraba por su heroísmo durante la Segunda Guerra Mundial y por su promesa electoral de terminar la guerra en Corea. Desde entonces, dice, el Partido Republicano ha perdido el norte y el actor y director deja claro que él no estaba a favor de la guerra con Irak y que el lado evangélico del partido le molesta.

clint_eastwood_gran_torino

Clint Eastwood no gusta de alardear sobre cómo ha influido al cine, o a quiénes considera los herederos de Harry, el sucio. El actor y director jamás ha dejado que alguien públicamente descifre su vida interior, más allá de hacerse una vaga idea de una tristeza escondida. Para encontrar su inspiración, dice, miraba a John Wayne y Gary Cooper.

“Los actores de los viejos tiempos. Estaba muy influido por James Cagney. Me gustaba su vitalidad interior. No tenía miedo de hacer cosas disparatadas. Siempre he sentido que eso también se puede ajustar a mí”.

¿Es no tener miedo a fallar? “Creo que es simplemente… no tener miedo”. Y luego cita a Franklin Delano Roosevelt: “Lo único a lo que hay que temer es al temor mismo”. “Como sea, esa era la mentalidad que me gustaba. Sí, simplemente me arriesgaré, me comprometeré con esto, iré por ello. De otra forma, perderás grandes oportunidades de pasarla bien, de entretenerte y crear personajes que son interesantes”.

 

Dada su fama, Eastwood tiene una actitud inusualmente sensata. No se ha desgastado, ni transformado en adicto a las actuaciones, ni se ha emparejado en sus filmes con mujeres de la mitad de su edad. No tiene gran misterio, dice. “Es simplemente acumular información. No olvidarla”. Baja la voz aún más que su susurro habitual y se acerca: “No olvidar”.

fjretamalt@gmail.com fretamalt@hotmail.com

 

 

Entre nadie y ninguno

De seguro a usted el nombre de Mario Girotti no le dice nada. Si le digo que fue un popular actor de spaghetti western italiano, puede que le suene, pero ni tanto. Si le menciono que fue parte de un memorable duo dedicado a las comedias de acción de los setentas, el recuerdo será algo más claro…ahora, si le digo que su nombre artístico fue Terence Hill, lo más probable es que usted se ponga de pie, se emocione, traiga a su mente muy buenos recuerdos y corra al videoclub más cercano en busca de sus recordadas comedias junto al también italiano Bud Spencer.

untitled

Terence Hill, actualmente dedicado a protagonizar y producir series para la tv peninsular, y que se inició en pequeños papeles de cine antes de los 15 años, dejó una marca indeleble en el inconsciente colectivo cuando se une a Carlo Pedersoli, a.k.a. Bud Spencer y comienzan a protagonizar una serie de comedias de acción, primero en España e Italia y luego en Estados Unidos, aunque siempre con colaboradores italianos o ítaloamericanos, como su habitual director Sergio Corbucci y las canciones del dúo Oliver Onions, integrado por los hermanos Guido & Maurizio De Angelis. Estas colaboraciones partieron en los ’60, cuando estaba en pleno apogeo el spaghetti western, ya saben, películas de vaqueros rodadas mayormente en suelo italiano o español, que llegaron a constituirse en un estilo propio, desmarcándose del western americano tradicional, que tuvo su punto más alto con El Bueno, El Malo y El Feo (Sergio Leone, 1964). Nombres como Clint Eastwood, Lee Van Cleef, Gian Maria Volonte, Eli Wallach, Klaus Maria Brandauer, Franco Nero, Giuliano Gemma se hicieron habituales en las carteleras, con Hill y Spencer entre todos ellos, por filmes como Le llaman Trinity, Dios perdona, yo no y otros semejantes.

Lo que resulta difícil de creer (hay poco registro a este lado del mundo de ello) fue que Terence Hill comenzó su carrera en filmes épicos, históricos y dramas, y con los años se fue dando cuenta que se le daban más los papeles graciosos y las escenas de acción. Asi, llegamos a 1973, cuando protagoniza un filme, que sin la grandeza de un Bueno-Malo-Feo, no obstante Sergio Leone haber sido su productor: Mi Nombre es Nadie (My name is nobody a.k.a. Il mio nome e’ Nessuno), junto a Henry Fonda.

mynameisnobodyfront

La historia transcurre a fines del siglo XIX y trata los últimos días en América del legendario pistolero Jack Beauregard(Fonda), conocido por su rapidez y precisión a la hora de desenfundar, quien ha decidido partir a Europa y retirarse de una vida dedicada a los balazos. Para viajar, pasa sus últimos días buscando a un tal Nevada Kid, otro pistolero con quien mantiene una vieja deuda.

Hay quienes piensan que nadie podrá igualar la eficiencia de Beauregard con la pistola. Y es así literalmente, pues ha comenzado a hacerse notar un joven pistolero, que se hace llamar, precisamente, Nadie (Terence Hill), un vago sin oficio ni beneficio, cuya imaginación es tan o más ágil que su revólver, cuyo modelo a seguir es el propio Bearuegard. Cierto día, al llegar a un pueblo, un pequeño empresario minero, que tuvo en el pasado tratos con Beauregard contrata a “Nadie” para que ejecute al mítico pistolero…

Símbolo de la última época del spaghetti western, y del cine de vaqueros en general antes que cayera en un prolongado letargo, Mi nombre…fue el empujón necesario para que Terence Hill se diera el salto a los EEUU con su compadre Bud Spencer y protagonizara un puñado de filmes que, con todos los defectos que pudiesen tener, se convirtieron en uno de los grandes hitos de la cultura pop.

2583

fjretamalt@gmail.com fretamalt@hotmail.com

 

Watchmen: créditos iniciales

Se ha discutido bastante si Watchmen es o no una buena película. Matices más o menos, lo cierto es que la recepción del filme ha sido bastante satisfactoria y aunque quizas no genere revolución alguna, el recuerdo que deje será bastante grato.

Uno de los aspectos que más unanimidad ha generado es lo increíblemente buena que es su secuencia de créditos. Como las cosas buenas hay que destacarlas, aqui va, la intro de Watchmen.

si ya la vio, repítasela…si no la ha visto, satisfaga sus ansias con este aperitivo. Que les guste

fretamalt@hotmail.com  fjretamalt@gmail.com

vigilando a los vigilantes

EEUU. 1985. Una noche común. Tropas de la U.R.S.S. penetran en Afganistán buscando provocar una reacción de los Estados Unidos, en plena carrera armamentista. El Presidente Richard Nixon, recientemente reelecto para un quinto mandato seguido, lanza un ultimátum: de persistir las acciones soviéticas, la respuesta nuclear será inmediata.

A esa misma hora, mientras mira las noticias, el militar retirado Edward Blake (no, no es Robert Downey Jr. ni Javier Bardem…es Jeffrey Dean Morgan) es atacado en su departamento por un desconocido, quien lo arroja al vacío a través de un ventanal. Pocas horas después, un investigador enmascarado llamado Roscharch (Jackie Earley Haley) visita el departamento del malogrado militar buscando respuestas a este crimen, toda vez que en el pasado conoció a Blake, antes conocido como El Comediante, formaba parte del último grupo de vigilantes enmascarados que existió antes de su prohibición, los Watchmen. Temiendo una conspiración, Roscharch visita a sus antiguos compañeros, hoy amparados en el anonimato: Dan Dreiberg, antes llamado Nite Owl II (Patrick Wilson); Adrian Veidt, u Ozymandias (Mathew Goode) hoy un próspero e influyente empresario; Laurie Jupiter, antes Silk Spectre II(Malin Ackerman), refugiada en un recinto militar, y Jon Osterman, o Dr. Manhattan(Billy Crudup) ex científico convertido en un campo de energía en si mismo, el arma suprema de los EEUU, que llevó al país a vencer en la guerra de Vietnam.

watchmen-rorschach-1

Las circunstancias ponen a estos personajes a reflexionar acerca de su papel en la sociedad que les ha tocado vivir…con una guerra nuclear inminente, algunos de ellos llegan a la conclusión que ha llegado el momento de volver…

La reputación precede a esta novela gráfica de 1986, dibujada por Dave Gibbons y escrita por Alan Moore (quien, reacio a permitir la adaptación de sus obras al cine, nuevamente logró que su nombre no apareciera en los créditos) y que suele ser identificada como la historia que cambió para siempre la cara del cómic a nivel mundial, tanto que suele ser la única historieta considerada en los rankings de grandes narraciones de todos los tiempos. Pero debo ser sincero, nunca la he leído. Lo que tiene su ventaja, pues mis expectativas no eran tan altas (y el riesgo de ser desilusionado, mucho más bajo). Menos todavía si el director era Zack Snyder, perpetrador de esa soberana lata que fue 300.

Pero no, de desilusionado, para nada. Sé que hay puristas que han rasgado vestiduras por la visión de Snyder respecto a la que es considerada la Biblia del cómic, pero, por suerte, no es mi caso y me divertí bastante al verla. Y hasta la encontré buena. Claro, quizás no tan grandiosa como un The Dark Knight, pero que puede pararse ante otras películas notables del género de las adaptaciones (X Men,2000; Spiderman,2002;IronMan2008, los Batman de Tim Burton) y salir bien parada del reto.

watchnt_ss

La cosa parte y se desenvuelve bastante bien (la secuencia de créditos con Bob Dylan de fondo está entre las mejores intros que he visto) y se nota que Snyder tuvo más cuidado en esta adaptación que para su anterior trabajo. Y respetuosa. Quizás demasiado. Está bien que una adaptación de un comic a la pantalla sea lo más leal posible, pero cuando es una copia literal, tenemos un problema. Y en Watchmen este problema consiste en el uso abusivo de cámaras lentas, escenas que se prolongan demasiado, y monólogos que pudieron haber sido más breves. Otra cosa que cabe agregar corre por cuenta de las interpretaciones, en especial de personajes secundarios. Está bien, nadie quiere recordar gratamente a Nixon o a Kissinger..pero no era necesario hacerlos tan caricaturescos.

Con todo, estos defectos no empañan al resto de la obra, que consigue llegar a buen puerto, en cuanto resulta clara de entender incluso para los que no han tomado nunca un cómic más allá de Condorito, y atractiva como para quedarse en el asiento hasta el final.

Sin ser una obra revolucionaria o fundacional, ni pretender cambiar la historia de las adaptaciones de cómics, Watchmen reune más aciertos que desperfectos, y en una época en que a falta de ideas originales abundan las adaptaciones, especialmente las malas, ésta tiene méritos suficientes para quedarse en el exclusivo grupo de las que valen la pena. 3,5/5.

watchsmile

WATCHMEN, LOS VIGILANTES Director: Zack Snyder Intérpretes: Billy Crudup; Malin Ackerman; Patrick Wilson; James Early Haley; Matthew Goode; Jeffrey Dean Morgan; Carla Gugino. Superhéroes 2009

donde dice No Entrar…es porque no se puede entrar!

Los Jones acaban de mudarse a una pequeña comunidad a los pies de las montañas, lugar al que han llegado para abocarse a la escritura de una serie de artículos sobre jardineria y vegetación. Esta nueva situación no parece agradar a su hija Coraline, quien se aburre recorriendo la vieja casona en que vive y sus alrededores, donde sus pocos vecinos son un excentrico acróbata, un dúo de actrices retiradas y un freak llamado Wybie, quien tratando de agradarle, regala a Coraline una antigua muñeca que, increiblemente, se parece mucho a la chica.

Aburrida de la nula atencion recibida, Coraline descubre una tarde una puerta escondida en el salón de la casa. Al anochecer, registra dicha puerta y encuentra un túnel que desemboca en un lugar idéntico a su casa donde se encuentra a ciertos personajes exactamente iguales a sus padres, pero que se preocupan por ella, de atenderla y de regalarle cosas…con botones en vez de ojos.

Sabiendo lo ventajosa que es su situación en ese lugar, cada noche Coraline decide volver a entrar. Sin embargo, en una ocasión la sigue el gato de Wybie, quien siendo capaz de hablar en esta dimensión paralela, advierte que las cosas en este mundo no son tan divertidas como parecen…

coraline_1

Los próceres del cómic actual se han tomado la pantalla. Primero Frank Miller, con su desastrosa versión de The Spirit -filmada-a-lo-Sin-City (y de paso confirmando que sus mejores tiempos pasaron que rato!) Y se acaba de estrenar Watchmen, que aunque no hay acuerdo entre los criticos acerca de que si es una obra maestra o una reverenda porqueria, lo cierto es que su autor, Alan Moore, hizo que quitaran su nombre de los créditos (como hace con cada cómic suyo que termina en cine). Entre medio, Neil Gaiman se hizo presente con esta buena adaptación de una novela fantástica realizada por el director Henry Zelick.

Y la historia funciona. Funciona no sólo por la notable mano de Gaiman para contar y crear historias fantásticas sino también por el buen tratamiento de Zelick a la historia. No es para menos, la responsabilidad de convertir a A Nightmare Before Christmas en un clásico de culto fue tanto de su autor, Tim Burton, como de su director, que repite en este filme la misma técnica, esto es animación stop motion.

No es la única semejanza,pues al igual que en el caso del rey de Halloween, Coraline tiene que tener cuidado con lo que desea. Ni Jack ni Coraline están a gusto en sus respectivos entornos. Jack y Coraline descubren que pueden cambiar de entorno. Pero ni Jack ni Coraline suponen las las reales consecuencias de su ambición.

coraline

Estamos, claramente ante un cuento con mucho de fábula (y mucho de imaginería gótica que podría en algunos casos marear a niños muy pequeños dentro de un cine, razón por la cual ha sido calificada T.E. +7). Pero por mucho que quieran dejar una enseñanza, Gaiman y Selick son bastante atinados como para darse cuenta que el espectador, de cualquier edad, no es tonto, y no va a buscar en su obra la misma moraleja simplona que dejaría cualquier personaje mamón de tv. Es por eso que la historia de Coraline se plantea en forma atractiva, con una estética bastante original (aunque lo más probable es que antes de que la película salga en dvd todos los emos ya la van a haber imitado 😦 ) y una narración entretenida, eficaz y ágil.

Insisto, aunque en lo gráfico puede resultar chocante para niños muy pequeños, Coraline y la puerta secreta es una de las grandes opciones de la cartelera actual. Entretiene sin caer en la oligofrenia, enseña sin caer en la moralina, es uno de los aciertos de una temporada veraniega que ya se va, pero que ha dejado un saldo positivo (por poquito, pero positivo al fin). 3,8/5

CORALINE Y LA PUERTA SECRETA

Director:Henry Selick  a partir de una novela de Neil Gaiman

Voces: Dakota Fanning, Teri Hatcher, Ian McShane

Animación. 2008

coraline_3

fjretamalt@gmail.com fretamalt@hotmail.com

 

volver a casa

Termina el periplo londinense e hispano de Woody Allen y vuelve a Nueva York en su nuevo filme, Whatever Works, el cual ya tiene noticias respecto de su fecha de debut…lea aqui:

La última cinta del director estadounidense Woody Allen, Whatever works,  y la que supone su regreso a Nueva York tras cuatro años de rodajes en el extranjero, se estrenará el próximo 22 de abril para inaugurar el Festival de Cine de Tribeca.

4846

Es una idea adorable mostrar mi película en un festival de cine en mi ciudad. Es muy emocionante”, aseguró Allen en un comunicado de prensa difundido hoy por la organización del festival, fundado por el actor Robert De Niro y que en esta edición se prolongará hasta el próximo 3 de mayo.

La película cuenta con el trabajo de actores como Larry David, Evan Rachel Word y Patricia Clarkson y supone el regreso del director a su ciudad, con la que siempre se ha identificado su trabajo.

Desde 2004, Allen no rodaba en Nueva York, ya que viajó fuera para hacer Match Point, Scoop, Cassandra’s Dream y Vicky Cristina Barcelona, rodada en España y por la que la española Penélope Cruz ganó el pasado 23 de febrero un Óscar como mejor actriz secundaria.

Escrita y dirigida por Allen, Whatever works ha sido descrita por él mismo como “una historia romántica entre gente excéntrica que al encontrarse crea muchos conflictos y problemas”.

“Yo me enamoré de Nueva York a través de las películas de Woody Allen y estoy entusiasmada con que este año la apertura del festival sea con el estreno de Whatever Works, ya que es una pieza excepcionalmente divertida que se suma a todo su trabajo”, apuntó la cofundadora del festival Jane Rosenthal.

4847
me tinca mucho este filme,  Evan Rachel Wood tiene de talentosa lo que tiene  de guapa y Larry David es lo más alleniano que se ha podido ver en TV los últimos años, tanto como guionista de Seinfeld como protagonizando la autoreferente y de culto Curb your enthusiasm.  Considerando que Vicky, Cristina, Barcelona se estrenará en Chile por la misma época…estamos próximos a un “mes de Allen”? mal no suena.

fjretamalt@gmail.com  fretamalt@hotmail.com

prodigiosa y subvalorada

Vale, el que no llora no mama, pero cuando el llorón es el culpable de sus propios males…¿es legitimo que siga chillando?
La industria del video y dvd es muy caradura. Veamos a los distribuidores como ese niño que le tira una piedra a un vecino. El vecino golpeado se molesta y va y le pone un coscorrón. Luego, el niño agresor va llorando a acusar el vecino con su papá…traducción: la industria llora abogando por el fin de la descarga de peliculas desde la red, pero puede hacerlo cuando es ella misma la que niega el acceso a las películas?
Eso se me viene a la mente cuando luego de haberla buscado por años en el medio formal, sin éxito, no me quedó más que descargar uno de los mejores filmes que he visto esta década.

wonderb2

 

 

Fin de Semana de Locos a.k,a,Wonder Boys a.k.a. Jóvenes Prodigiosos tiene todo: un muy buen argumento, adaptado de la novela del mismo nombre del prestigioso Michael Chabon, uno de los escritores más celebrados de la actualidad. Un muy buen manejo por su director Curtis Hanson. Un elenco de primera línea: Michael Douglas, Frances McDormand, Robert Downey Jr…Su soundtrack contiene la canción ganadora del Oscar Things Have Changed, una de las mejores canciones de Bob Dylan…y sin embargo, no es posible encontrarla por estos lados si no es mediante amazon o por encargo, y solo en Zona 1.¿Es justo? Para el filme, para el espectador y para sus realizadores, claramente no.
Fin de Semana..transcurre durante tres días en la vida del escritor Grady Tripp(Michael Douglas en, lejos su mejor interpretación) un profesor de literatura cuya vida se dará vuelta en 180º durante la celebración del Festival de las Letras que su universidad organiza anualmente. En primera, su mujer lo ha dejado. Luego, recibe la visita de su editor Terry Cratbee(Robert Downey Jr.) quien viene a apurarlo ya que su nueva novela ha tardado más de la cuenta (Grady lleva años trabajando en ella y no obstante superar las dos mil páginas aún no sabe como terminarla). Sarah Gaskell (Frances McDormand),rectora de la facultad y amante de Grady le anuncia que está embarazada de él. Y su mejor alumna, Hannah (Katie Holmes) no deja de insinuársele. Durante este tiempo, Grady se hace acompañar por una bolsita de marihuana y de un talentoso alumno, James Leer (Tobey Maguire), un joven tan dotado para las letras como dado a la autodestrucción y a la depresión. Todos estos estímulos coexistiendo al mismo tiempo pondran contra las cuerdas a alguien con las inseguridades de Grady, y no le será fácil ni garantizado que sea capaz de salir airoso de este lío.

Una notable película de aprendizaje, pero no tanto de maestro a discípulo (Grady está tan lleno de rollos personales como James) sino que sobre ser capaz de aprender de uno mismo, de ser capaz de encontrar en el interior del propio ser el valor y la claridad para salvarse. Grady lo sabe, esta a casi nada de tocar fondo, pero nadie más en el mundo va a darle el empujón que necesita.

wonder-boys-1-1024

Con abundantes nominaciones tanto al oscar, al goldeb globe y al Bafta, me pregunto si habiendo ganado algunas cuantas de ellas (al margen de los merecidos premios obtenidos por Dylan, desde luego) hubiera corrido mejor suerte en su distribución en dvd. Pero cuando pienso que estos mismos distribuidores al mismo tiempo que nos niegan ver pequeñas joyas como ésta distribuyen los conciertos de los Jonas Brothers, me respondo que no vale la pena el esfuerzo.
El esfuerzo de esperar que traigan la película en forma legal. Porque la experiencia de filmes como Fin de Semana de Locos es invaluable.
fretamalt@hotmail.com  fjretamalt@gmail.com