donde dice No Entrar…es porque no se puede entrar!

Los Jones acaban de mudarse a una pequeña comunidad a los pies de las montañas, lugar al que han llegado para abocarse a la escritura de una serie de artículos sobre jardineria y vegetación. Esta nueva situación no parece agradar a su hija Coraline, quien se aburre recorriendo la vieja casona en que vive y sus alrededores, donde sus pocos vecinos son un excentrico acróbata, un dúo de actrices retiradas y un freak llamado Wybie, quien tratando de agradarle, regala a Coraline una antigua muñeca que, increiblemente, se parece mucho a la chica.

Aburrida de la nula atencion recibida, Coraline descubre una tarde una puerta escondida en el salón de la casa. Al anochecer, registra dicha puerta y encuentra un túnel que desemboca en un lugar idéntico a su casa donde se encuentra a ciertos personajes exactamente iguales a sus padres, pero que se preocupan por ella, de atenderla y de regalarle cosas…con botones en vez de ojos.

Sabiendo lo ventajosa que es su situación en ese lugar, cada noche Coraline decide volver a entrar. Sin embargo, en una ocasión la sigue el gato de Wybie, quien siendo capaz de hablar en esta dimensión paralela, advierte que las cosas en este mundo no son tan divertidas como parecen…

coraline_1

Los próceres del cómic actual se han tomado la pantalla. Primero Frank Miller, con su desastrosa versión de The Spirit -filmada-a-lo-Sin-City (y de paso confirmando que sus mejores tiempos pasaron que rato!) Y se acaba de estrenar Watchmen, que aunque no hay acuerdo entre los criticos acerca de que si es una obra maestra o una reverenda porqueria, lo cierto es que su autor, Alan Moore, hizo que quitaran su nombre de los créditos (como hace con cada cómic suyo que termina en cine). Entre medio, Neil Gaiman se hizo presente con esta buena adaptación de una novela fantástica realizada por el director Henry Zelick.

Y la historia funciona. Funciona no sólo por la notable mano de Gaiman para contar y crear historias fantásticas sino también por el buen tratamiento de Zelick a la historia. No es para menos, la responsabilidad de convertir a A Nightmare Before Christmas en un clásico de culto fue tanto de su autor, Tim Burton, como de su director, que repite en este filme la misma técnica, esto es animación stop motion.

No es la única semejanza,pues al igual que en el caso del rey de Halloween, Coraline tiene que tener cuidado con lo que desea. Ni Jack ni Coraline están a gusto en sus respectivos entornos. Jack y Coraline descubren que pueden cambiar de entorno. Pero ni Jack ni Coraline suponen las las reales consecuencias de su ambición.

coraline

Estamos, claramente ante un cuento con mucho de fábula (y mucho de imaginería gótica que podría en algunos casos marear a niños muy pequeños dentro de un cine, razón por la cual ha sido calificada T.E. +7). Pero por mucho que quieran dejar una enseñanza, Gaiman y Selick son bastante atinados como para darse cuenta que el espectador, de cualquier edad, no es tonto, y no va a buscar en su obra la misma moraleja simplona que dejaría cualquier personaje mamón de tv. Es por eso que la historia de Coraline se plantea en forma atractiva, con una estética bastante original (aunque lo más probable es que antes de que la película salga en dvd todos los emos ya la van a haber imitado 😦 ) y una narración entretenida, eficaz y ágil.

Insisto, aunque en lo gráfico puede resultar chocante para niños muy pequeños, Coraline y la puerta secreta es una de las grandes opciones de la cartelera actual. Entretiene sin caer en la oligofrenia, enseña sin caer en la moralina, es uno de los aciertos de una temporada veraniega que ya se va, pero que ha dejado un saldo positivo (por poquito, pero positivo al fin). 3,8/5

CORALINE Y LA PUERTA SECRETA

Director:Henry Selick  a partir de una novela de Neil Gaiman

Voces: Dakota Fanning, Teri Hatcher, Ian McShane

Animación. 2008

coraline_3

fjretamalt@gmail.com fretamalt@hotmail.com