Sal de mi patio ahora (o como Clint Eastwood sigue haciendo peliculas tan jodidamente buenas)

Si, aunque se pegó un bajón en su nivel con el doblete Flags of our fathers/ Letters from Iwo Jima (que igual no eran para nada malas, pero que conociendo la filmografía de este compadre se notaba cierta diferencia) Clint Eastwood repitió la gracia a fines de 2008, estrenando por partida doble. Primero, la notable El Sustituto, drama basado en la historia real (me revienta esa frase, usada recurrentemente para vender porquerias) de Christine Collins, una madre soltera de Los Angeles que, tras perder a su hijo Walter, denuncia la corrupción y negligencia de la policía local cuando éstos, para limpiar un poco su ya maltratada imagen pública (tienen de caseros al LAPD para estos asuntos, parece) y sacarse el bulto de encima le devuelven a otro niño haciéndolo pasar por el suyo, creyendo que pasaría piola. Pero no. Da gusto ver películas como esta y a Angelina Jolie hacer noticia por una muy buena actuación y no por adoptar huérfanos tercermundistas para su colección. De hecho, la única nominación al Oscar para este filme corre por cuenta de Angelina. ¿Ganará? Depende como le vaya a Brad Pitt por Benjamin Button, no creo que los dos salgan premiados la misma noche.

changelingpic2

Sin embargo, lo que me hace pensar que Clint Eastwood hace películas más grandes que la vida misma, fue su segundo estreno del combo, un filme narrativa, estética y cronológicamente distinto del anterior(a diferencia de Flags/Letters que trataban sobre lo mismo). Hablo de Gran Torino, filme que simboliza su ultima actuación antes de dedicarse exclusivamente a dirigir.

Aqui, Eastwood interpreta a Walt Kowalski, un solitario ex militar veterano de la guerra de Corea, acaba de enviudar. Parco, amargado y lacónico, este anciano pasa sus dias en la única compañía de su perro, evitando a sus vecinos, en su mayoría inmigrantes coreanos, al cura del barrio, a quien su mujer solía acudir, y a sus hijos, quienes lo acusan de ignorar su permanente preocupación (aunque lo único que quieren es quedarse con los bienes del viejo, especialmente un antiguo pero bien cuidado auto Gran Torino de 1972).

Cierta noche, Walt baja a su garaje y sorprende a Thao(Bee Vang) el adolescente coreano de la casa vecina, tratando de abrir el auto, pero lo espanta a balazos. Algunos dias después, Thao es atacado por pandilleros de su misma nacionalidad por haber fracasado en el robo del auto(siendo ésta su prueba para entrar en la pandilla). Circunstancialmente aparece Walt, quien por sobre su xenofobia optará siempre por ayudar al más débil, defiende a Thao.

Tiempo después, Walt y la familia de Thao comienzan a frecuentar, cosa que al principio no le agrada mucho al anciano. Sin embargo, empieza a conocer mas de cerca al muchacho quien, al haber sido criado solo por mujeres, necesita imperiosamente un poco de consejo y orientación.

large_eastwd

Walt Kowalski es el personaje más le acomoda a Eastwood, de hecho tiene mucho del William Munny de Los Imperdonables y del Frankie Dunn de Million Dollar Baby: es decir, un viejo marcado por la desgracia, los errores y faltas del pasado y por la incapacidad de personarse a si mismos, pero que las circunstancias de la vida lo han puesto en la posibilidad de redimirse, salvando a otro y de paso, salvar su propia conciencia.

Parte del triangulo de oro del cine norteamericano de las últimas décadas (los otros dos son Scorsese y Allen)lo cierto es que Gran Torino no salio ni en las cómicas de las nominaciones al Oscar de este año. Por un tema de, la chiva vieja, plazos. Lo cual en ningún caso empaña el brillante desempeño de Eastwood delante y detrás de las cámaras.En todo caso, y teniendo presente lo logrado por las citadas Imperdonables/Million dollar, muy probablemente hubiera arrasado.

Es que Clint, al igual que en sus primeros años dado al western, sigue poniendo la bala donde pone el ojo.

 

fjretamalt@gmail.com fjretamalt@hotmail.com

 

2 comentarios en “Sal de mi patio ahora (o como Clint Eastwood sigue haciendo peliculas tan jodidamente buenas)”

  1. Creo que no es para tanto. Eastwood en gran Torino propone una secuencia de cliches, a esta altura, imperdonables. Y sobre eso de redimirse, no me parese que en ningun momento el personaje buscara eso, la pelicula nisiquiera lo propone…pero bueno, son diferentes maneras de persivir una historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s